Los proyectos internacionales y las inversiones, partes clave de los resultados de Iberdrola

El beneficio neto de Iberdrola alcanza los 1.058 millones de euros en el primer trimestre, un 3% más, gracias a Estados Unidos, Brasil y otras áreas internacionales.

The Luxonomist. 28/04/2022
(Foto: Iberdrola)

Iberdrola continúa con su estrategia de apuesta por las energías limpias para acelerar la transición energética y la descarbonización del planeta. Para ello, la compañía ha invertido casi 10.000 millones de euros en los últimos 12 meses. Con más de 2.100 millones de euros en el primer trimestre del año, el grupo ha dedicado más del 90 % de este importe al negocio de redes inteligentes y a renovables. Un 80 % de la inversión se ha destinado a mercados internacionales, destacando el 32 % de Estados Unidos, el 18 % de Brasil, el 15 % de Reino Unido y el 14 % de otras áreas geográficas internacionales.

Gracias a las inversiones y a la aportación internacional, el beneficio neto ha crecido hasta los 1.058 millones de euros en el primer trimestre de 2022, lo que supone un incremento del 3 % respecto al mismo periodo de 2021.

Avangrid y Neoenergía compensan el resultado adverso de Iberdrola España (Infografía: Iberdrola)

España supone menos de un tercio del beneficio total del grupo

El crecimiento en los negocios internacionales -un 33 % Avangrid y un 20 % Neoenergía– compensa el resultado adverso de Iberdrola España, que registra una caída del 29 % en su beneficio neto, hasta los 337 millones de euros. Debido a los altos precios de la energía que no ha traspasado a sus clientes, a los que ha vendido la energía a precios fijos acordados previamente. España ya supone menos de un tercio del beneficio total del grupo. El 80 % de la energía vendida a los clientes de mercado libre de Iberdrola está a precios que se sitúan entre la mitad y un tercio inferior a los precios de la tarifa regulada.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) ha aumentado un 5 % en el primer trimestre de 2022, hasta los 2.951 millones de euros gracias al buen comportamiento de Estados Unidos, Brasil y el área internacional. Respecto al contexto actual, el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha asegurado: “La actual crisis en el mercado energético demuestra la necesidad de acelerar la transición energética para alcanzar la autonomía energética en Europa y descarbonizar nuestra economía. Para ello, se necesitan soluciones basadas en el marco europeo y en un diálogo continuo entre los agentes y las administraciones”.

(Infografía: Iberdrola)
La cartera de proyectos renovables de Iberdrola asciende a 90.000 MW (Infografía: Iberdrola)

Iberdrola prosigue su inversión en renovables

La compañía ha destinado más de 1.121 millones de euros de las inversiones en renovables en el primer trimestre de 2022. Este impulso inversor ha permitido que el grupo instale 3.500 nuevos megavatios (MW) renovables en los últimos 12 meses – 1.218 fotovoltaicos, 1.136 MW eólicos terrestres, 998 hidroeléctricos y 111 MW de baterías- y alcanzar los 38.300 MW de capacidad renovable en todo el mundo.

En la actualidad, Iberdrola cuenta con 7.500 MW en construcción y una cartera de proyectos que asciende a 90.000 MW. Por países, la compañía ha acelerado el desarrollo en las regiones con más ambición climática y marcos regulatorios más estables, como Estados Unidos -con más de 22.100 MW en cartera-, Reino Unido -15.400 MW- y otras áreas geográficas internacionales -con 24.800 MW- entre las que se incluyen países como Suecia, Alemania, Australia, Polonia o Japón.

Ignacio Galán (Foto: Iberdrola)
(Foto: Iberdrola)

Ignacio Galán reafirma las previsiones de crecimiento de Iberdrola

A pesar de la incertidumbre regulatoria en España, Galán ha reafirmado las previsiones de crecimiento de beneficio para 2022, gracias a estos factores:  los más de 3.800 MW de capacidad instalada adicional prevista para este año y los 4.000 millones de euros de inversión en redes que contribuirán al resultado de este ejercicio; el crecimiento adicional de Estados Unidos y Brasil por las inversiones; el positivo impacto de las divisas y la mejora de los márgenes del negocio minorista en Reino Unido.

Con estos elementos, Iberdrola espera alcanzar un beneficio neto de entre 4.000 y 4.200 millones de euros, que permitirá una distribución de dividendo para 2022 en línea con el mismo, fijando un suelo de 0,44 euros por acción. Por otra parte, el Consejo de Administración propondrá en Junta de Accionistas la aprobación de un reparto de dividendo complementario correspondiente a 2021, de, al menos, 0,27 euros por acción, que se sumarán a los 0,17 euros por título abonados en concepto de dividendo a cuenta en febrero.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba
Versión Escritorio