Este es el ABC de las piernas perfectas

Di adiós a la piel de naranja y a las varices que acechan a tus piernas.

Lucir unas piernas bonitas es uno de los anhelos estéticos de muchas mujeres, especialmente en verano, que es cuando más tiempo pasan al descubierto. Pero esta zona del cuerpo es complicada de cuidar al ser la que aguanta todo el peso del cuerpo. Y no hablamos solo a nivel de tejidos, también a nivel vascular. En las mujeres, es en las extremidades inferiores donde se acumula la grasa como consecuencia de los estrógenos (hormonas femeninas), donde ataca la celulitis, las varices y las arañas vasculares, el descolgamiento de la piel (especialmente en los muslos), la pesadez, la hinchazón…

Un problema complejo que requiere de diferentes tratamientos, pero en el que la mejor baza es, sin duda, la prevención a través de la alimentación, el deporte y los hábitos saludables como reducir al máximo el consumo de tabaco y la protección ante el sol. Si además de todo ello, le añadimos tratamientos para mejorar el retorno venosos y la tonificación de la piel, dispondremos de una gran arma tanto para prevenir, como para luchar una vez han aparecido.

Es vital la prevención a través de la alimentación y el deporte

Varices, primer enemigo
El tratamiento de las venas antiestéticas o arañas vasculares de las piernas es uno de los tratamientos más solicitados. Sin embargo, se recomienda llevarlo a cabo cuando el cálido verano queda atrás, es decir, entre octubre y mayo. De hecho, las varices (venas inflamadas y retorcidas) afectan en mayor o menor medida a casi la mitad de la población adulta, especialmente a las mujeres. Existen diversos tratamientos que van desde la cirugía, a la escleroterapia (lo que habitualmente conocemos como pinchar las varices), a espuma ecogiada, el láser… Este último es el preferido por las pacientes, aunque siempre será el médico quien aconseje el tratamiento, pues depende de diversos factores la elección de uno u otro.

La plataforma láser permite tratar vasos sanguíneos de diferentes profundidades, diámetros y presiones, por lo que resulta ideal para dar solución tanto a telangiectasias superficiales como profundas, tanto arañas telangiectasias como manchas por hemosiderosis, sin afectar el tejido sano que las rodea. Es un tratamiento eficaz y seguro que necesita de más de una sesión.

Existen tratamientos clínicos para eliminar las varices

Y si bien las varices eliminadas no volverán a salir, las personas que tienen tendencia a sufrir este tipo de problemas son propensas a volverlas a sufrir a lo largo de su vida, de ahí la importancia de la prevención. Es por ello que además de los tratamientos se recomiendan otros procedimientos complementarios que van desde la alimentación, al ejercicio adecuado y hábitos saludables de vida, a tratamientos que mejoren el retorno venoso y la circulación como el drenaje linfático, masaje circulatorio, tratamientos en cabina específicos, etc.

Flacidez y piel de naranja, siempre al acecho
Son los otros dos caballos de batalla de las piernas de las mujeres. La piel de naranja (que habitualmente también llamamos celulitis), por ejemplo, se calcula que afecta, en diferentes grados, al 90% de las españolas. Y aunque suele ser más evidente cuando existe sobrepeso, las mujeres delgadas tampoco se salvan. Suele aparecer ya en la adolescencia y es muy complicado deshacerse de ella. Muchos creen que la solución pasa por quirófano y una lipoescultura, pero no es así. Si bien es cierto que esta cirugía que elimina los cúmulos de grasa puede mejorarla, no está indicada para acabar con ella.

Existen tratamientos eficaces para eliminar la celulitis

Aquí el secreto, tanto para la flacidez como para la piel de naranja, vuelven a ser unos buenos hábitos de vida y un buen diagnóstico, para escoger el mejor tratamiento. La mesoterapia, el dermarroller o la carboxiterapia son buenos aliados de la medicina estética, especialmente si se combinan con tratamientos terapéuticos como la endermología médica (LPG Alliance), la radiofrecuencia corporal (Génesis, además de su efecto tensor, reafirma y tonifica la musculatura), el drenaje linfático o tratamientos manuales específicos.

El ABC para lucir piernas perfectas
No son garantía de que no aparezcan varices, flacidez o piel de naranja, pero si somos propensos a sufrir alguno (o todos) de estos problemas nos ayudarán a controlarlos y, sobre todo, a prevenirlos. Si los convertimos en hábitos de vida, mejorará nuestro retorno venosos y, con él, nuestras piernas.

Haz un poquito de ejercicio y no pases muchas horas en la misma posición
  • No permanecer demasiadas horas seguidas de pie, sentado o con las piernas cruzadas. Si tenemos un trabajo que nos obliga a hacerlo, hay que levantarse y caminar unos cuantos pasos, hacer movimientos suaves con las piernas que nos permitan mejorar el retorno venoso. Si pasamos muchas horas sentados, es bueno utilizar un reposapiés. Si pasamos muchas horas de pie, las medias de compresión serán nuestras grandes aliadas durante todo el año.
  • Descansar con las piernas elevadas, especialmente si nuestro trabajo nos obliga a estar muchas horas de pie o sentados.
  • Hacer ejercicio físico, especialmente donde movamos las piernas pero sin hacer una gran fuerza con ellas (natación, bicicleta, bailar, caminar, etc.)
Practicar ejercicio físico y descansar las piernas para mantener unas piernas bonitas
  • Beber agua o infusiones naturales para mantener el cuerpo hidratado. Algunas infusiones, además, mejoran la circulación como el diente de león, la cola de caballo, el ginkgo biloba, el romero… siempre consulta con un médico tu situación personal.
  • Evitar las duchas o baños demasiado calientes (por encima de los 38ºC). Para activar la circulación sanguínea y el retorno venoso lo mejor se alternar agua tibia con agua fría.
  • Evitar la ropa demasiado ceñida (especialmente si no es completamente elástica) y los tacones demasiado altos y delgados. Pero completamente plana (como se acostumbra en verano con las sandalias) tampoco es aconsejable.
Una buena alimentación y evitar el alcohol y el tabaco, ayudan a mejorar el aspecto de tus piernas
  • Evitar el acohol y el tabaco, que influyen negativamente en el retorno venoso.
  • Las medias de compresión (recomendadas por un médico, mucho mejor) y los masajes circulatorios (incluyendo un automasaje al final del día) son buenos aliados. El automasaje debe empezar por los pies e ir subiendo hasta las ingles.
  • Llevar una dieta equilibrada, sin excesos de grasas, evitando los productos azucarados y un buen nivel de fibra, también ayuda a prevenir las varices. Mantener un peso adecuado también es muy importante.
  • Seguir una buena alimentación y los consejos del médico: aumentar el consumo de alimentos ricos en ácidos grasos esenciales omega-3 (como las sardinas, los boquerones, las nueces…) y ricos en bioflavonoides y vitamina C (guayaba, kiwi, cítricos , fresas, brócoli y, en general, las verduras de hoja verde), ya que ayudan a fortalecer las paredes de los vasos sanguíneos.
Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio