¿Miedo al dentista?

La mejor manera de evitar el miedo al dentista es la prevención, efectuando visitas periódicas que eviten tener problemas que requieran tratamientos complejos.

El 60% de los españoles tiene miedo al dentista y más de 27 millones de personas presentan algún tipo de temor a la hora de visitar la consulta del dentista. La sensación de tensión en el cuello, los hombros o el impulso de cerrar las manos en forma de puños pueden ser las primeras manifestaciones del estrés.

Existe un verdadero pánico generalizado en la población española  a acudir al dentista. Es indudable que para muchas personas es una situación estresante. Algunos le tienen tal fobia al dentista que no ha acudido en años. La odontofobia, o lo que es lo mismo, el pánico a enfrentarse cara a cara con el dentista, es una de las fobias reconocidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).  Ese temor puede responder a varias situaciones: el miedo a que el tratamiento duela, el pánico a las agujas o el rechazo a los sonidos o los olores de la clínica  y sobre todo el recuerdo de experiencias  traumáticas.

Fobia dental 1
Aplazar las consultas aumenta el riesgo de que los problemas dentales se agraven.

Es fundamental mantener una periodicidad adecuada en las visitas al dentista, ya que aplazar las consultas aumenta el riesgo de que los problemas se agraven, llegando a situaciones límite. Además, el hecho de que estas personas asistan al dentista sólo cuando la patología es realmente grave repercute también de forma negativa en su percepción de los tratamientos, ya que llegados a ese punto éstos son por lo general más dolorosos.

Fobia dental 3
Es fundamental mantener una periodicidad adecuada en las visitas al dentista.

¿Cómo puedes hacer frente a esta fobia?

  • Lo primero intentar identificar la causa, analizarla y reflexionar sobre ella. Además, es recomendable que solicites información sobre los tratamientos y hables personalmente con el dentista que se encargue de tu caso. De esta forma podrás comentarle tus miedos, ya que este profesional sabrá orientarte y ayudarte a afrontarlos.
  • Acude a la consulta acompañado por un familiar o un amigo de confianza que te ayude a percibir el entorno de la consulta del dentista como amigable y familiar, y además, te ayudará a abstraerse durante el tiempo de espera.
  • Realiza técnicas de relajación mediante la respiración hasta el momento de entrar en consulta. Práctica la respiración completa, concéntrate en el ritmo respiratorio o justo antes de inspirar, piensa en la palabra “feliz”, “paz” o “tranquilidad”.
Fobia dental 4
Los avances tecnológicos ayudan a perder el miedo a ir al dentista.

Hay que procurar pensar en el beneficio que se va a obtener del tratamiento: una buena salud bucodental, menos problemas a medio y largo plazo, incluso menos visitas al dentista, salvo las señaladas para revisiones y limpieza dental. Además, la incorporación de tecnología de última generación como es el caso del diseño de sonrisas donde podrás ver el resultado final de tu sonrisa antes de que empiezas el tratamiento y de clínicas que se alejan completamente del concepto de clínica tradicional harán que vivas una auténtica experiencia perdiendo así el miedo a los tratamientos de odontología y consiguiendo una sonrisa radiante.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio