Ponte pecho con la grasa que te sobra

Aumento mamario mediante transferencia de grasa.

Julio Puig. 16/06/2017

El aumento de pecho mediante la transferencia de grasa del propio cuerpo de la paciente es una alternativa al aumento de senos con implantes mamarios de solución salina o de silicona.La grasa se extrae del cuerpo de la paciente mediante técnicas de liposucción y, tras ser enriquecida y centrifugada, se transfiere para su uso en el aumento y la remodelación de los senos. Es una opción ideal para aquellas mujeres que buscan un aumento relativamente pequeño en el tamaño del seno y que abogan por resultados totalmente naturales.

Candidatas ideales
Las mejores candidatas son aquellas que disponen de depósitos de grasa localizados en otras partes de cuerpo que desean eliminar. Además, deben tener un índice de masa corporal (imc, una medida fiable de la grasa corporal) de menos de 25 kg/m2, tener resultados normales en sus mamografías y no contar con antecedentes personales o familiares de enfermedades de mama.

Con esta técnica el resultado es más natural y menos invasivo

¿Cómo funciona?
El aumento de pecho con transferencia de grasa incorpora dos procedimientos que se realizan simultáneamente:

  • En primer lugar se realiza la liposucciónque permite la «cosecha» de células grasas
  • En segundo lugar se realiza el procedimiento de injerto de grasa, en el que la grasa cosechada se prepara cuidadosamente para ser transferida a los senos. El proceso de transferencia de grasa requiere finura para poder insertar las células de grasa en múltiples planos de la mama para conseguir una mejor transferencia de la grasa
La implantación de grasa propia es ideal si se quiere aumentar una talla de pecho

Ventajas

  • No se realizan incisiones en el seno, por lo que no queda ningún tipo de cicatriz. Las células de grasa extraídas se enriquecen y luego se inyectan en la mama a través de agujas pequeñas.
  • Al no insertarse implantes mamarios no hay riesgo de fugas ni de contractura capsular.
  • No hay necesidad de realizar un mantenimiento y un seguimiento del implante; recordemos que los implantes mamarios deben ser reemplazados en 10-20 años.
  • Consigue un doble objetivo: se aumenta el pecho y se estilizan y mejoran las zonas de extracción de la grasa.
  • Se obtienen resultados naturales, tanto a la vista como al tacto.
  • Al ser grasa autóctona no se produce ningún problema de rechazo ni de incompatibilidad.
  • La intervención es indolora para la mama.
  • En la mayoría de ocasiones solo se necesita una sesión de tratamiento.
Una de las ventajas de esta técnica es que no cuenta con incisiones

Limitaciones de la transferencia de grasa
Se trata de un procedimiento con el que puede aumentarse una talla o una talla y media de copa, como máximo. Si la paciente quiere un aumento de pecho mucho mayor, es mejor emplear implantes mamarios. Existe un creciente interés en el uso de las propias células de grasa de la paciente para el aumento o la reconstrucción mamaria, como una alternativa menos invasiva a las técnicas que utilizan implantes mamarios.

No obstante, los enfoques convencionales son limitados con respecto a la cantidad de grasa que se puede inyectar. Eso es debido al espacio limitado disponible dentro del pecho. Inyectar mayores volúmenes conduciría a una presión excesiva, causando un deterioro del flujo sanguíneo y poniendo en peligro la supervivencia de las células grasas transferidas.

Los implantes mamarios es la alternativa clásica para aumentar la talla de senos

Un nuevo procedimiento permite aumentar la cantidad de grasa transferida
Según un informe publicado en marzo por la revista Plastic and Reconstructive Surgery® se puede aumentar – en gran medida – el volumen de células de grasa transferidas a los senos mediante una nueva técnica de ‘pre-expansión’. Con esta técnica la paciente se somete en primer lugar a varias sesiones de ‘pre-expansión’utilizando un dispositivo similar a un sostén que utiliza una suave presión negativa (un vacío) para expandir gradualmente la mama, proporcionando espacio adicional en el seno, junto con un ‘andamio fibrovascular’que las células de grasa trasplantadas pueden ocupar. Con el uso de la pre-expansión para crear un «lecho de tejido de receptor altamente compatible« se puede llegar a triplicar el volumen de células de grasa que se pueden inyectar.

Con el nuevo procedimiento, de pre – expansión se puede duplicar el tamaño original

Aunque no es doloroso, el sostén empleado es bastante incómodo. Los autores señalan que los procedimientos de transferencia de grasa deben posponerse si no se consigue una pre-expansión suficiente. Si se consigue una correcta expansión, las mujeres pueden duplicar el tamaño original del seno en una única sesión ambulatoria sin necesidad de realizar incisiones.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio