Rejuvenece tu ‘Monte del amor’

El dr. Iván Mañero inauguró la primera Unidad de Cirugía Íntima en 2006

e

No se trata simplemente de crear una “nueva” inseguridad u obsesión a la mujer que nos hayamos inventado ni de un simple capricho que nos impone la moda que, por cierto, cambia y ha cambiado a lo largo de los siglos y de manera vertiginosa sobre todo en las últimas décadas.  Nos vestimos diferente enseñando más piel, los cánones de belleza no son igual que hace cien años, al igual de nuestro estilo de vida, modificado principalmente por el hecho de que vivimos más tiempo. Tenemos una larga madurez. Nos sentimos jóvenes más tiempo, vivimos más años. 

La identidad de la mujer reside en su propia autoestima. Es ella misma frente al espejo. Y es su propia aceptación, según su percepción, sea cual sea, a la que tiene derecho. Nos centramos hoy en la zona del pubis, conocida como Monte de Venus o monte del amor. Y es que Venus es el nombre de la diosa del amor, la belleza y la fertilidad de la antigua Roma. Ha estado presente a lo largo de la historia del arte, llegando hasta nosotros como ideal de belleza definido, principalmente por los artistas de la Grecia y la Roma clásica y del Renacimiento. Es una zona tremendamente erógena, con muchísimas terminaciones nerviosas y que se vuelve más sensible cuando se suprime la cubierta de vello púbico, lo que quizás explique el auge en la actualidad de la depilación en esta zona.

La
El pubis es una zona muy erógena

En ocasiones, sin embargo, en mujeres que han pasado por uno o más embarazos, o por un exceso de peso o a partir de la menopausia, se acumula en la zona un exceso de grasa (que no desaparece con la pérdida de peso) que otorga al pubis un volumen excesivo y no deseado estéticamente. Esto puede producir un desplazamiento anormal de la vagina hacia atrás confiriéndole un aspecto y una posición anómalas. En estos casos, la solución pasa por la reducción del tejido adiposo del Monte de Venus o pubis mediante una liposucción principalmente para mejorar la estética y, en ocasiones, la funcionalidad de los órganos femeninos.

La evolución ha sido que nuestra paciente antes era más joven y reclamaba una cirugía estética íntima, pero hoy, gracias a la liberación sexual y a la esperanza de vida tan avanzada, nuestras pacientes suelen tener entre 40 y 50 años. Buscan mejorar una sexualidad maltrecha por los partos, por lo que buscan cirugía funcional.

El
El embarazo ocasiona, a veces, un exceso de grasa en la zona del pubis

En el caso del Monte de Venus existen dos tipos de intervenciones: la liposucción y el lifting, que permiten rejuvenecer el pubis y reducirlo.

Lipoescultura de pubis: Esta intervención, consiste en realizar una pequeña lipoescultura de la zona para eliminar el exceso de tejido adiposo. Este tipo de intervención es corta, ambulatoria y puede durar de 30 minutos a una hora; suele realizarse bajo anestesia local más sedación (a menos que se combine con otro tipo de cirugía como una lipoescultura más amplia, una dermolipectomía, etc. En ese casos será el cirujano quien decida el tipo de anestesia) Además, la reducción del tejido adiposo del Monte de Venus no sólo consigue mejorar el aspecto estético, sino que también corrige el desplazamiento de la vagina y da un aspecto más juvenil de la región.  Si esta operación se realiza de forma aislada, la recuperación es rápida y poco molesta.

e
Existen dos intervenciones para intervenir el pubis

20Lifting en el Monte de Venus: Cuando existe un descolgamiento del Monte de Venus, puede ser necesaria una cirugía que corrija el exceso de piel y confiera a la zona un aspecto más rejuvenecido. En estos casos es aconsejable un lifting de la zona que consiste en tensar la piel, a través de una incisión y la eliminación de la piel sobrante. Con esta intervención se puede llegar a tensar también los labios mayores, si están descolgados. Esta intervención dura unos 45 minutos, es ambulatoria, es decir, no necesita ingreso y se suele hacer bajo anestesia local y sedación, a menos que se combine con otra cirugía, en cuyo caso será el cirujano quien aconseje el tipo de anestesia.

También es habitual la combinación de ambas intervenciones, especialmente en mujeres maduras o que han variado considerablemente su peso.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio