Termina con tu miedo al dentista

El miedo al dentista causa patologías bucodentales más graves. Suele aparecer generalmente cuando los pacientes se plantean colocarse implantes dentales.

El 75% de las personas adultas tienen miedo al dentista

Aproximadamente el 75 % de la población adulta siente algún grado de miedo o ansiedad durante la visita al dentista, lo que puede provocar tensión en la mandíbula, sequedad bucal, ataques de pánico o rechazo a la anestesia o al tratamiento. Este problema hace que muchas personas retrasen su cita con el dentista o dificulten el procedimiento, perjudicando su propia salud bucodental. Este miedo al dentista suele aparecer generalmente cuando los pacientes se plantean colocarse implantes dentales. No se atreven por miedo al dolor que pueda causarles.

Los implantes dentales en actualidad son tratamientos totalmente seguros gracias al desarrollo de tecnología puntera e innovadora en el campo de la odontología y que funcionan cuando son aplicados por un profesional competente, cualificado y experimentado. De tal manera que las dos fases de este tratamiento, la fase protésica (confección y fijación de la prótesis sobre el implante) y la fase quirúrgica (colocación del implante) nos lleven al éxito del tratamiento.

Implantes
Los implantes se realizan en dos fases

Los implantes dentales son complementos, que actúan como raíces artificiales, creados para sustituir dientes ausentes o perdidos por cualquier causa capaces de integrarse con el resto de los tejidos de la boca.

La existencia de nuevos tipos de técnicas como los nuevos implantes de carga inmediata han mejorado el procedimiento para sustituir piezas dentales. Ahora se colocan mediante cirugías mínimamente invasivas guiadas por ordenador. Incluso gracias a protocolos clínicos como SmyOne, el diente o muela desparecida se repone en un solo acto y el paciente abandona la consulta con una pieza provisional de resina mientras que el laboratorio protésico elabora su nueva pieza a medida en forma y color en tan sólo dos visitas.

dentista
El postoperatorio es indoloro y rápido

El miedo a ir al dentista del que hablamos al principio se reduce por dos motivos. En primer lugar, el paciente puede ver el resultado final de la colación del implante en su boca mediante imágenes 3D antes de iniciar la cirugía tras haberse sometido a una serie de pruebas que permite conocer las características anatómicas de la dentadura. Y el segundo motivo es que, la planificación virtual de los implantes dentales y la cirugía guiada  permite la colocación de la prótesis en el mismo momento del implante con la angulación y la profundidad exacta mediante una guía quirúrgica personalizada específicamente diseñada por ordenador. En el momento del implante las incisiones son precisas controladas al milímetro evitando el sangrado y la necesidad de sutura. De esta forma el post-operatorio es indoloro y rápido.

Con el cambio extraordinario y positivo que ha experimentado toda la tecnología dental. Se ha pasado de tener que realizar los tratamientos casi siempre previa inyección de anestesia a poder realizar tratamientos sin dolor en infinidad de casos en los que se recuperan la estética de la sonrisa.  Lo más importante para evitar el miedo al dentista son las  visitas frecuentes al odontólogo y  tener actitudes preventivas que favorezcan la buena salud bucodental.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio