La belleza se sofistica con la Maison Lancôme

La casa francesa Lancôme celebra este año la IV Edición de la Maison Lancôme. Nace un nuevo Lancôme.

cayetana the most beauty
Tresor, Penelope Cruz

Estamos cansados de escuchar que el Lujo son experiencias. Y las marcas de belleza más exclusivas se suman a estas iniciativas cada vez más originales. La casa francesa Lancôme celebra este año la IV Edición de la Maison Lancôme que ha tenido un hilo conductor muy especial: “Para nosotros la belleza no es algo físico y superficial, es algo que sólo puede existir a través de la felicidad, porque la felicidad es la forma más atractiva de la belleza» según palabras de Patricio Walburg, el que fuera hasta este mes de abril, Director general de la marca en España.

Nace un nuevo Lancôme. Una renovada actitud en la búsqueda de la belleza donde la felicidad lo impregna todo. Y la felicidad no es el destino, es el mismo viaje…… a través de un espacio efímero digno del sueño de cualquiera. El lugar elegido ha sido la Fundación Carlos Amberes, en plena Milla de Oro madrileña. Los amantes de la marca francesa, -clientes, periodistas, VIPS, bloggers, consumidoras privilegiadas – previa invitación exclusiva, han podido visitar el lugar donde vivir esta nueva experiencia de la belleza. Cinco maravillosas estancias, donde la rosa, icono de la marca que este año cumple 40 años, es la protagonista absoluta. Con un hilo conductor: La Vie Est Belle. “Si eres feliz, la vida puede ser plus belle», explicaba Patricio.

Littel Black Bottle, Lancôme

A lo largo del recorrido se podían descubrir muchas sorpresas. Entre ellas, la exposición “The Little Black Bottle, el nombre que las clientas asiáticas le han dado al suero de Advanced Génifique, Le Mood Bar, la sala Visionnaire, y un taller de maquillaje en la sala Colour Lovers con Roberto Siguero, National Make Up Artist de Lancôme.

Por último, el visionado del último spot de Trésor, donde una espectacular Penélope Cruz simboliza una historia de amor moderna encarnada en una narración coreografiada y dirigida por el director Rob Marshall. Destino final: el Restaurante La Vie est Belle, donde se puede contemplar una maravillosa vista nocturna de París…….. Toda una experiencia en la que se une belleza y exclusividad, sólo para invitados privilegiados.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba
Versión Escritorio