Curiosidades de la accidentada boda de Alfonso XIII y Victoria Eugenia

Iván Perlado. 31/05/2022

Un 31 de mayo de 1906 se celebraba en la iglesia del antiguo Monasterio de San Jerónimo el Real de Madrid la boda entre el Alfonso XIII y Victoria Eugenia. Un enlace convulso que hace 116 años supuso todo un acontecimiento. Y es que cuando fue anunciado meses antes ya fue bautizado por la prensa local como «la boda del siglo». La novia, era una de las nietas favoritas de la reina Victoria.

alfonso xiii en su boda
Foto: Gtres

Una boda real única

Ella era hija de la princesa Beatriz del Reino Unido y como miembro de la Iglesia anglicana, tuvo que bautizarse para poder casarse por el rito católico. Lo hizo en una ceremonia privada en San Sebastián, a principios del mes de marzo de ese mismo año.

Aquel día de mayo, todo Madrid se echó a la calle para disfrutar de un evento único. Unas cuarenta carrozas de gala partieron desde el Palacio Real llevando en su interior a representantes de la realeza europea y aristócratas de la época.

Una boda real marcada por un atentado anarquista

El ABC calculó que en las calles de la capital había unas 400.000 personas disfrutando del desfile. Se estimó que unas 50.000 personas habían viajado expresamente a Madrid para ver el enlace; así que la ceremonia comenzó tarde en una iglesia abarrotada.

Los padrinos fueron la reina madre María Cristina y el cuñado del rey, el infante don Carlos de Borbón-Dos Sicilias. Todo se desarrollaba según lo previsto, en un ambiente jovial y festivo. Hasta que en el trayecto de la comitiva de regreso al Palacio Real sucedió un imprevisto que marcó el resto de la jornada.

Al paso del carruaje con los recién casados, sobre el número 88 de la Calle Mayor, un anarquista llamado Mateo Morral lanzó desde un balcón una bomba camuflada en un ramo de flores.

La explosión no causó a los novios ningún daño físico por centímetros. Un trozo de metralla se incrustó junto a ellos en el asiento. El traje de novia de Victoria Eugenia acabó manchado con la sangre de algunas de las víctimas. Murieron 28 personas y hubo un centenar de heridos.

En señal de duelo, se cancelaron los eventos posteriores relacionados con la boda. Pero aún así, el 4 de junio los novios pudieron celebrar su baile nupcial en una ceremonia realizada en la residencia de la duquesa de Fernán Núñez. ​

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio