DAVID SUMMERS: «Soy un tipo feliz, privilegiado y con suerte»

Amalia Enríquez. 23/09/2022
Foto: Mario Larrode

Estoy convencida de que sigue levantándose cada día dando un salto mortal. Después de cuatro décadas, David Summers vive con la misma energía, entusiasmo e ilusión de sus comienzos. Ni en sus mejores sueños imaginó que, años después de fulminar las listas de ventas y de resucitar un fenómeno fans reservado para los elegidos, iba a volver con sus amigos de “Hombre G” a abarrotar escenarios, reventar la venta de entradas a las dos horas de salir al mercado, escribir un libro, recibir reconocimientos merecidos y ser uno de los protagonistas de este verano en los escenarios y en los cines…

The Luxonomist: ¿Qué te da la música que no has encontrado en otra actividad de la vida?
David Summers: La música me lo ha dado y me sigue dando todo. La posibilidad de seguir aprendiendo, de encontrar nuevas sensaciones, conocer países, ciudades, personas maravillosas. Es la magia que envuelve mi vida, que me hace feliz.

TL: ¿En el mejor de tus sueños imaginaste que seguirías “levantando pasiones” después de más de 40 años?
David Summers: Jamás, pero la verdad es que nunca he vivido proyectando el futuro. Realmente lo único que existe es el presente continuo, o por lo menos, así lo veo yo. Hay que disfrutar los días uno a uno, intentar siempre llegar a la noche y haber sido feliz, o por lo menos, no desdichado.

TL: ¿Sigues sintiendo vértigo al ponerte delante de un folio en blanco o el ordenador para componer algo nuevo?
David Summers: Nunca he sentido vértigo, todo lo contrario, es la actividad que más me llena, lo que más me entretiene.

“La música es la magia que envuelve mi vida”

TL: ¿Cuál es la fórmula para no decaer en el desencanto si las musas no te pillan cuando estás trabajando?
DS: Descansar un poco, desconectar viendo una película buena o tomando un café, y luego, o al día siguiente, volver a la carga. Se trata de bucear y de buscar algún tesoro, no siempre lo encuentras, pero hay que volver a meterse en el agua una y otra vez.

TL: ¿Tu pasión por la música sigue siendo el mejor aliciente para seguir disfrutando?
DS: Sí, sin duda. Es lo que más feliz me hace. Cantar, tocar, escribir…

TL: ¿Cuál sigue siendo tu fuente inagotable de inspiración?
DS: El amor, el humor, el mar, las personas, el cielo, las estrellas… Todas las cosas mágicas y bonitas de la vida. Todo lo que está tan lejos y tan cerca…

TL: ¿Cómo le contarás a tus nietos lo que han sido y significado “Hombres G”?
DS: No tendría memoria ni encontraría las palabras. Y aunque las encontrara, seguro que no me creerían. Les diría que leyeran nuestro libro, o vieran nuestras películas, o buscaran en Internet.

TL: ¿Lo mejor que se te da hacer?
DS: Escribir canciones. No sé hacer ninguna otra cosa.

“Nunca he sentido vértigo al componer”

david summers
Foto: Victoria Iglesias

TL: ¿Quién ha marcado realmente tu vida?
DS: Mi padre. Afortunadamente.

TL: ¿Qué te pone de buen humor?
DS: Ver a mi chica despertar por la mañana. Siempre sonríe.

TL: Esa canción con la que, cuando la escuchas, se te mueven los pies sin remisión.
DS: “Is this love”, de Bob Marley. Por decirte una, pero hay muchas.

TL: ¿En qué eras brillante en el colegio?
DS: En dibujo, en redacción, literatura…

TL: Esa obra de arte que te gustaría tener expuesta en casa.
DS: “El jardín de las delicias”, de El Bosco.

TL: ¿Un talento que se te resiste por mucho que lo intentes?
DS: Cocinar.

“La verdad es siempre la mejor excusa”

TL: ¿Eres de una mentira piadosa a tiempo?
DS: No. Creo que la verdad es siempre la mejor excusa. Las mentiras piadosas no dejan de ser mentiras, y mentir no está bien.

TL: ¿Cuál es la compañía perfecta para irte de fiesta?
DS: Mi chica, mis amigos… Aunque ya casi nunca me voy de fiesta, soy más de planes tranquilos.

TL: ¿Esa palabra que nunca regateas y más usas?
DS: Seguro que alguna palabrota, soy muy mal hablado.

TL: ¿Qué ves cuando te miras al espejo?
DS: Un tipo feliz, privilegiado y con suerte. Ahora un poco gordo, desde que dejé de fumar, pero contento de tener lo que tengo y muy agradecido a la vida.

TL: ¿Ese bien que más valoras?
DS: Mis hijos, por encima de todo. Los adoro.

TL: ¿Qué no falta nunca en tus bolsillos?
DS: Una púa para tocar la guitarra, siempre llevo alguna.

“Hay que intentar llegar a la noche habiendo sido feliz”

david summers
Foto: Jeosm

TL: ¿La enseñanza que nos deja vivir en pareja?
DS: Lo importante que es querer y ser querido. Es lo único realmente valioso de la vida.

TL: ¿Tu mayor decepción?
DS: En mi mundo profesional conoces a muchas personas decepcionantes… te llegas a acostumbrar. A mí me suelen dar pena, más que otra cosa.

TL: ¿A quién sigues con interés en las redes sociales?
DS: A muchos amigos periodistas, escritores, músicos, pintores… artistas en general.

TL: ¿Hay alguna situación en la vida en la que, por algo, te pones pesado?
DS: Cuando le hablo a mi chica de política, me cabreo y me indigno con algunas cosas como todo el mundo, y ella siempre quiere que cambie de tema. Es americana y la política de España le aburre un poco. No le gusta verme de mal humor por cosas que realmente no tienen solución o que no están en mi mano.

TL: Una película en la que te gustaría quedarte a vivir.
DS: Para quedarme a vivir, “Horizontes Perdidos”, de Frank Capra. En Sangri-La.

TL: Esa experiencia gastronómica inolvidable.
DS: El pollo en salsa con patatas fritas que hace mi madre con una receta especial heredada de mi abuela. Lo llamamos “Pollo Márquez”. Para chuparse los dedos.

TL: Sé que han sido muchas pero, ¿hay una pregunta que no te he hecho y te habría gustado responder?
DS: Sí, no me has preguntado por nuestra nueva película, “Voy a pasármelo bien”, una maravilla que se estrenó el 12 de agosto y que te recomiendo encarecidamente.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio DONOTCACHEPAGE