MARÍA CASTRO: «Podría perder la cabeza si les pasara algo a mis hijas»

Amalia Enríquez. 29/04/2022
Foto: Sergio Parra

María Castro es dueña de una vitalidad, acompañada de una enorme sonrisa, que contagia. Ex gimnasta rítmica y bailarina, antes de llegar a la interpretación ejerció como profesora de Educación Física. No sé si nos hemos perdido a una gran compañera de profesión, porque estudió periodismo, pero sí hemos ganado una buena actriz, que ya luce en sus vitrinas un premio Ondas. El teatro ocupa ahora la mayor parte de su tiempo. Representa ‘La coartada’, donde se ponen a prueba algunos de los principios vitales. ¿Hasta dónde estarías dispuesto a mentir para no perder a tu hijo?…

The Luxonomist: ¿Qué encuentras en la interpretación que no te da otra actividad de la vida?
María Castro: La posibilidad de vivir varias vidas en una y poder empatizar y comprender a muchos perfiles de personajes/personas, al meterme en sus carnes.

TL: ¿Cómo te preparas para hacer un viaje como el de Ana?
María Castro: Me dejo llevar por el texto, tan claro, verdadero e intenso… También escucho bien atenta a mis compañeros, porque son la mitad de mi trabajo y sobre lo que me dan, les doy. Y nunca olvido las consignas de Bernabé, que junto a mis vivencias de vida me ayudan a entender y perfilar a Ana.

TL: ¿Podrías haberla interpretado, o de otra forma, en el caso de no ser madre?
María Castro: No es condición obligatoria el haber sido mamá para encarnar este papel, pero qué duda cabe que mis referencias personales son una gran pista del amor tan animal, irracional y puro que Ana puede llegar a sentir.

TL: ¿Un hijo lo justifica todo?
María Castro: No sé si todo o casi todo… creo que podría llegar a perder la cabeza si algo les pasase.

“El silencio es bonito pero también puede sonar a tormenta”

maria castro
María Castro en ‘La Coartada’

TL: ¿A qué lugar has tenido que ir para dar vida a esta mujer al límite?
María Castro: A tantos momentos de mi vida: a cuándo me quedé embarazada, a cuando sus manitas agarraron mi pelo, a todos los momentos increíbles que Jose y yo hemos disfrutado desde que han llegado a nuestras vidas, al temor de cuando han estado malitas…

TL: ¿El personaje se queda cada día en el camerino o su intensidad te lo impide y te acompaña a casa?
María Castro: No no… en el camerino. Para mí el trabajo más interesante es abrir la puertecita de tus sentimientos y emociones, darte el permiso para llegar a ellas… y con la misma facilidad que se cierra el telón, cerrar las compuertas de esa parcela del alma, cuando la función acaba.

TL: ¿Todo antes que el silencio?
MC: No… el silencio puede ser bonito también. Pero cuando pasas por todo lo que el personaje desgraciadamente vive, el silencio puede sonar a tormenta.

TL: De gallega a gallega, ¿Galicia Calidade?
MC: Siempre. Mi tierra es lo más: sus gentes, su idiosincrasia, sus paisajes, su retranca y, por supuesto, su comida jajaja.

TL: ¿Se puede ser imparcial cuando los sentimientos entran en juego?
MC: No lo creo… de hecho el ser humano no creo q pueda serlo la mayoría de las veces, a no ser que lo que trate de resolver sea una suma… que ahí sí que no hay duda.

TL: ¿La forma más elegante de decir adiós?
MC: ¿Un abrazo?.

“Lo que mejor se me da hacer es cuidar de los míos”

TL: ¿En qué situación has dicho “chapeau”, me quito el sombrero?
MC: Cada vez que me hija nos muestra, en los momentos perfectos, las enseñanzas que tratamos de inculcarle en el día a día.

TL: ¿Qué te gusta hacer a tu manera?
MC: Las camas… hasta cuando se van a dormir… a Maia le coloco todos los peluches estratégicamente y siempre de la misma forma, para que se encuentre los mismos “amigos” cada noche cuando se dé la vuelta, y no se me caiga de la cama jajaja.

TL: ¿Qué es lo que mejor se te da hacer?
MC: Cuidar a los míos. Me encanta cocinarles, hacerles galletas, dedicarles tiempo, escucharles y que con todo ello vean que son lo primero para mí.

TL: ¿Qué ha sido lo que realmente ha marcado tu vida?
MC: Las pérdidas que ésta nos “regala”… Son duelos duros por los que tenemos que pasar y a los que no termino de acostumbrarme… aunque en ocasiones sea “ley de vida”.

TL: ¿Qué pone en tu estado de WhatsApp?
MC: MAMI 😍… ¿Cómo no? Jajaja.

TL: ¿A quién meterías en una máquina del tiempo?
MC: A mi madre, mi padre, mis hermanos… a mi familia ¡vaya! Pero para que se queden dónde están ahora mismo. Lo que quiero es detener el tiempo, para que no me falten nunca.

“Ser madre me ha enseñado el amor tan animal, irracional y puro, que se puede llegar a sentir”

maria castro
María Castro en ‘La Coartada’

TL: ¿Qué locura has hecho para conocer a uno de tus iconos?
MC: No era yo muy mitómana. No pasaba de llenar la carpeta de fotos y algún que otro póster en la habitación. Mis ídolos eran gimnastas de todo el mundo.

TL: ¿A qué eres inmune?
MC: A las críticas que llegan para destruir y no para construir.

TL: ¿El insulto hace callo?
MC: El insulto hace daño… pero sólo si uno quiere. En mí suelen encontrar una pared impermeable.

TL: ¿Qué no falta nunca en tu maleta?
MC: Mi cargador del teléfono y mi sacaleches. Ambos necesarios casi por igual. El primero para no dejar de ver a mis nenas por videollamada y el segundo para rellenar mi banco de leche al llegar a casa.

TL: ¿La suerte es más definitoria que el talento?
MC: Ambas tienen que darse. Pero está claro que sin la primera, el segundo se mantiene oculto años y años…. O desgraciadamente toda la vida. Creo q la suerte te puede abrir puertas, pero si no hay talento y trabajo, suelen volver a cerrarse.

TL: ¿A qué te suena la vida?
MC: A las risas y carcajadas de nuestras niñas.

«Me resultan igual de necesarios el cargador del teléfono y el sacaleches»

TL: ¿La belleza da poder?
MC: La belleza interior sí… el poder de sentir que cuando te nace lo correcto y la bondad eres más feliz. La otra belleza se va con el tiempo y es más subjetiva que el género humano.

TL: ¿El dolor más intenso?
MC: La pérdida de un hijo.

TL: ¿Ser elegante es…?
MC: Ser auténtico, sin artificios… dedicando parte del tiempo a hablar con educación y honestidad y, la otra parte, a escuchar con paciencia y ternura.

TL: ¿Qué te hace perder la templanza?
MC: Las injusticias, sobre todo cuando tienen como objetivo machacar a los más vulnerables.

TL: ¿Con quién compartirías la cena de tus sueños?
MC: Con mi familia. Pero toda ella ¿eh? primos tíos… es tan grande y estamos tan esparcidos por España… Aún así somos una piña.

TL: ¿Esa crítica que, por ser verdad, más te ha dolido?
MC: Las críticas que más me duelen son las de mi gente… la gente que me quiere… y al mismo tiempo son las más necesarias, porque te ayudan a replantearte cosas y a mejorar como persona. El resto de críticas, que no buscan un bien o mejora, o vienen sin tacto, ni más escucho.

TL: Sé que han sido muchas, pero ¿hay pregunta que no te he hecho y te habría gustado responder?
MC: Creo q no se nos ha quedado nada en el tintero jajaja Y mira que yo hablo eh! Pero creo q ya estaría bien así.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio