Marina Carmona: «El flamenco es como mi apellido, del que me siento orgullosa»

Marina Carmona presenta 'Historia de un amor', una reinterpretación del icónico bolero, con una fusión de flamenco y letra en francés.

Solo oír el nombre de Marina Carmona nos adelanta que vamos a hablar de buena música, arte y flamenco. Lo cierto es que así es, pero a esas palabras hay que añadirles modernidad. Y es que la hija de Antonio Carmona ha llegado al mundo de la música dispuesta a revolucionarla con un sonido moderno en el que el flamenco se fusiona con otros géneros, creando nuevas propuestas muy interesantes.

En The Luxonomist hemos tenido la oportunidad de hablar con ella sobre su último single, Historia de un amor. Se trata de un reinterpretación del icónico bolero de Carlos Eleta, grabado en directo desde la biblioteca del Ateneo, y que supone un adelanto de lo que será su álbum debut.

Marina Carmona reinterpreta el mítico bolero Historia de un amor

Marina Carmona
(Foto: Gtres)

The Luxonomist: Presentas tu última canción Historia de un amor, un bolero muy conocido que ahora reinterpretas con un estilo más flamenco. ¿Por qué has escogido esta canción?

Marina Carmona: Soy una persona muy romántica. Lo que quería hacer con este trabajo era dar visibilidad al Ateneo, crear una historia de amor, porque es un sitio emblemático por el que han pasado varios personajes. Cuando estuve dándole vueltas sobre con qué canción hacerlo, pensé que debía ser con una canción de toda la vida, que hablase de una historia. Y… ¿qué hay más especial que una historia de amor?.

TL: En tu versión haces la mitad de la canción en español y la otra en francés. ¿De dónde te vienen esas raíces francesas?

MC: Estudié en el Liceo francés desde muy pequeña. El francés y la música francesa me han acompañado durante toda mi vida. Mi padre siempre me ha puesto música francesa y me encanta. Al final es un sello de mi música. La primera canción que hice fue una versión de ‘Ne me quittes pas’ y recuerdo que fue un exitazo por lo que significaba fusionar la ‘chanson français’ con la bulería. Y en este caso he querido volver a arriesgar.

Sus raíces familiares y flamencas

TL: En tu reinterpretación quedan muy claras tus raíces flamencas. ¿Cómo ha influido ese legado familiar a la hora de desarrollar tu carrera como solista?

MC: Creo que el flamenco me corre por la garganta y las venas. Haga lo que haga con mi música, siempre lo llevo conmigo. Y eso no es algo que estudie, sino que me sale solo. Para mí es como mi apellido, algo que me acompaña a lo largo de mi música y de lo que me siento muy orgullosa. Creo que dentro del género del flamenco ahora estamos abriendo nuevas fronteras. Yo una de las cosas que más destaco de mi carrera es fusionar el flamenco, algo que mi padre también hizo en su día.

TL: ¿Pesa mucho el apellido Carmona en tu carrera?

MC: Te diría que ahora ya no. He pasado por muchas etapas y ahora estoy en un momento en el que me siento muy orgullosa de formar parte de la dinastía de la que vengo. Creo que me he merecido tener ese hueco, como cada uno lo hizo en su día, y para mí es un orgullo. ‘Los seis Carmona’, como dice Pucho, estamos dando que hablar y me siento muy orgullosa de formar parte de ellos.

Grabó en el Ateneo su primer videoclip

TL: El videoclip de la canción está grabado en la biblioteca del Ateneo y dices que ese sitio fue el punto de partida de la canción.

MC: Elegimos el Ateneo porque celebraba el bicentenario y los socios querían volver a darle vida. Y qué mejor manera que hacerlo a través de la música, y de la música en directo. Fue un gran reto, porque el Ateneo tiene 200 años y no nos dejaron usar, por ejemplo, una máquina de humo. Es un sitio muy cuidado, emblemático, y que mola mucho darlo a conocer a todas la generaciones que vienen ahora.

TL: ¿Cómo fue el proceso de grabación? ¿Fue complicado conseguirlo?

MC: Al ser un plano secuencia es más complicado, porque todos teníamos que ir a una. Las imágenes y el sonido, los movimientos… todo tenía que estar perfecto. Justo la última toma que hicimos fue la que se quedó. Tuve la suerte de contar con un equipo increíble. Gustavo Carballo fue el director y Víctor Martínez se encargó de la edición musical. Fue increíble y un gustazo trabajar así.

Marina Carmona está centrada en su carrera como solista

Marina Carmona
(Foto: Gtres)

TL: Esta canción es la antesala de tu álbum debut. ¿Nos puedes adelantar algo?

MC: Está muy bien que ‘Historia del amor’ haya sido un adelanto porque, aunque en ella están todas mis raíces flamencas, también hay unos sonidos modernos de ahora. Utilizo sintetizadores, pads, hago juego de voces de gospell y flamenco… y todo eso de alguna forma se va a poder encontrar en mi nuevo disco. He trabajado unas letras maravillosas, con productores brutales, y yo creo que para septiembre podré dar otro adelanto. No te puedo decir fecha de salida del disco, porque al ser el primero le estoy dedicando mucho tiempo y quiero que tenga el mejor resultado.

TL: ¿Está siendo complicado o lo estás viviendo con ganas?

MC: Está siendo un poco de ambas, hay días muy buenos y otros muy malos. Un disco es mucha responsabilidad, son muchas emociones, yo no paro de componer. Al final me he juntado casi con 15 canciones, podría hacer dos discos directamente. Me toca ser más selectiva e ir al grano. Venimos ahora de una generación en la que todo va muy rápido. Así que primero, cuesta mucho hacer un disco; y segundo, que se escuche de principio a fin. Estoy intentando mantener ese híbrido entre canciones que tengan una historia y sonidos que te lo hagan fácil. Ese está siendo el reto.

Ha hecho coros en las giras de su padre, Antonio Carmona, y C. Tangana

C Tangana
(Foto: Gtres)

TL: Además de tu carrera como solista, has acompañado a tu padre y a C. Tangana en sus giras haciendo coros. ¿Qué has aprendido de ellos?

MC: He cogido muchas tablas en el escenario, que para mí es lo más importante. Soy una amante del escenario, para mí es un templo, y me gusta mucho cantar en directo. Estar en esas dos giras, que me trasmiten cosas tan diferentes y que tienen mucha fuerza emocional dentro de mí, ha sido un placer. Con mi padre sigo y a ver hasta cuándo, porque no me deja irme tan fácil. A ver cómo consigo cortar el cordón umbilical.

TL: Con C. Tangana actuasteis en los Grammy Latino, uno de los escenarios más importantes. ¿Cómo viviste esa experiencia?

MC: Fue increíble, sobre todo porque con Pucho no se sabe lo que va a pasar. Fue lo mismo que cuando grabamos el ‘Tiny Desk’. Se grabó un poco sin saber qué venía después y jamás pensé que iba a ser ese boom. Con los Grammy me pasó un poco lo mismo. Cuando vi todos los que estábamos sentados en esa mesa: mi padre, la Húngara, El Niño de Elche, Israel Fernández, Diego Del Morao… Creo que lo mejor que hace Pucho es juntar generaciones y hacer música increíble. Le admiro mucho.

Subir arriba
Versión Escritorio