La reina Letizia saca lo mejor del joyero real para el estreno en la Ópera

Completó su atuendo, que le dio algún que otro problema y debió solventar con unos imperdibles, con algunas de las mejores joyas del joyero real.

Aurelio Manzano. 19/09/2019

“Los Royals no son celebrities, ni famosos, ni millonarios… son Royals”. Esta frase, que en su día pronunció la madre de la Reina Isabel II de Inglaterra, debería ser recordada y acatada por las actuales consortes de los Reyes. Este miércoles, la reina Letizia, hacía caso de esta máxima y deslumbraba a todos los presentes en la inauguración de la temporada en el Teatro Real de Madrid, donde se representaba la ópera Don Carlo de Guiseppe Verdi con el tenor argentino Marcelo Pûente, como Don Carlo y el bajista ruso Dmitry Belosselsky en el papel de Felipe II, antepasado del actual rey, Felipe VI.

Detalles de buen gusto en las joyas elegidas por la reina Letizia para una ocasión muy especial (Fotos: Gtres)

Para esta ocasión, la reina Letizia llevaba un traje blanco diseñado por Lola Lai que acompañó con unos salones de tacón negro de Manolo Blahnik y sendas joyas reales, como los brazaletes gemelos de Cartier que forman parte de las joyas de pasar, que usan todas las reinas de España. La reina Sofía solía usar estas pulseras separadas. Cada una en una mano, pero desde el principio, la reina Letizia ha optado por llevarlas juntas.

Además de estas espectaculares joyas, que más que su valor económico tiene un valor histórico, la Reina llevaba unos discretos pero impresionantes pendientes de 432 diamantes negros diseñados por Grisogono. Menos es más. Y la reina Letizia demostró que no necesita muchas joyas ni bisuterías para llamar la atención. En esa ocasión, la consorte de Felipe VI ha estado a la altura de su rol y ha demostrado que es The Queen.

La reina Letizia optó por un traje blanco diseñado por Lola Lai, que le dio algún que otro problema en el escote (Fotos: Gtres)

La anécdota de la jornada fueron los dos imperdibles que tuvo que pedir la Reina, una vez sentada en el Palco Real, para evitar que se pudiera abrir la parte superior del traje al igual que la falda que llevaba. Por su parte Don Felipe, optó por un traje oscuro, camisa blanca y corbata azul que, con su gran porte defendió muy bien. Y es que pocas veces se habla del vestuario del monarca, lo que no quiere decir que no esté siempre a la altura de lo que de él se espera.

*Foto principal: Gtres

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba
Versión Escritorio