Glenfiddich Grande Couronne, el whisky de 600 euros que se toma bajo la cúpula del Palace

Glenfiddich y el Hotel Westin Palace se han unido para crear un afterwork de lujo que gira en torno al exclusivo whisky Grande Couronne.

Saborear un buen whisky es una experiencia que no se puede realizar en cualquier parte. Un placer que bajo la cúpula del hotel Westing Palace de Madrid puede convertirse, como diría Enrique Iglesias, en una experiencia religiosa. Más aún si el whisky que tienes oportunidad de saborear es un Glenfiddich Grande Couronne, una bebida envejecida durante más de 26 años y cuyo precio por botella supera los 600 euros.

Glenfiddich Grande Couronne, un whisky de lujo

Glenfiddich Grande Couronne
El Glenfiddich Grande Couronne es la última incorporación a la exclusiva colección Grand Series de la marca

Este es el plan de afterwork que proponen Glenfiddich y el Hotel Westin Palace para los próximos cuatro jueves del mes de noviembre. Un plan al que han llamado Scottish Nights y que tiene como gran protagonista al malta más premiado del mundo y que se completa con una oferta gastronómica de tres maridajes que rinden homenaje a los orígenes de este whisky escocés.

El tardeo del Palace se centra en tres cócteles elaborados a base del ultra premium Glenfiddich Grande Couronne, la última incorporación a la exclusiva colección Grand Series de la marca. Se trata de un single malt envejecido durante 26 años en barricas de roble americano y europeo en la destilería Glenfiddich, para terminar con un acabado prolongado en barricas de coñac francés meticulosamente seleccionadas.

Tres cócteles con tres tapas de excepción

Glenfiddich Grande Couronne
Cóctel La joya de la Corona y la tapa de foie-grass

El primer cóctel se llama La joya de la Corona y destaca por su sutil pero llamativo sabor a higos. Éste se acompaña de una tapa salada a base de rocas de foie-grass sobre arena de almendras que ha creado especialmente para esta cita José Luque, chef ejecutivo del hotel.

Glenfiddich Grande Couronne
El Manhattan Royale y los lingotes de queso Mahón

El segundo cóctel es el Manhattan Royale, armonizado con unos lingotes de queso de Mahón con compota y semillas. Un dúo que hará que los amantes de la gastronomía y coctelería de autor disfruten con sus notas dulces.

Glenfiddich Grande Couronne
La Parrain acompañado de las piruletas de chocolate

Y como colofón, Le Parrain, un cóctel a base de licor de café, licor amaretto Malavita y nata líquida. En este caso el chef propone acompañarlo de un postre a base de unas piruletas de chocolate blanco con pétalos de violeta y piruleta de chocolate negro con bayas de goji. Todo un lujo que se disfrutarán en el salón principal del hotel, bajo su espectacular cúpula.

Y es que el Grande Couronne no se merece menos. Cada botella de este whisky vale 637 euros. Un single malt de gran valor que, además, está embotellado en un especial packaging adornado con filigranas y un tapón bañados en oro. Una bebida muy especial que podrás disfrutar en el Palace por el precio de 22 euros cada cóctel con su aperitivo.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio