Tips para acertar comprando vino esta Navidad

Aquí os dejamos algunas consideraciones y consejos para comprar vinos para consumir y regalar ahora que la Navidad se acerca a pasos agigantados.

El pistoletazo de salida a las compras de Navidad ya lo han dado el Singles Day y el spot publicitario de la Lotería Nacional (esta vez sin el calvo y con un mensaje de paz y amor que nos llega desde otro planeta). Turrones, polvorones, latas de berberechos, una paletilla de jamón y algunas botellas de vino son el contenido básico de las esperadas cestas de aguinaldo que recibiremos (algunos). Para los que no lo hagamos, tendremos que tirar de supermercado y comprar comida y bebida para celebrar y regalar.

Uno de esos productos de consumo y regalo es el vino (en cualquiera de sus formatos y tipos) debido a su condición de elemento socializador y de celebración. Sin duda, algo que no va mal en la época en la que vivimos, y en realidad en cualquier otra, ya que si echamos mano de la historia, el vino siempre nos ha acompañado en eventos, fiestas, reconciliaciones y todo tipo de reunión. Comprar vino se ha convertido en un “deporte de riesgo” teniendo en cuenta ciertos parámetros que, en un pasado no muy lejano, no se tenían en cuenta. Así que para evitar esos riesgos os dejamos algunos consejos que seguramente os vendrán muy bien en Navidad y en cualquier otra época del año.

Comprar vino en el supermercado puede ser una buena elección

Comprar en el supermercado
Partamos de la base que comprar vinos en supermercados no es malo. Todo lo contrario. Es lo más fácil. Muchas veces compramos compulsivamente al ver un lineal atractivo y podemos tener sorpresas. Cuidado con las ofertas. A veces, se ponen a la venta vinos jóvenes de añadas ya pasadas a precios bajos para “quitárselos de encima” y el vino no está en sus condiciones óptimas. Resultado: lo barato sale caro.

Comprar en las tiendas especializadas es la opción más segura para acertar

Comprar en una tienda especializada
Probablemente una de las opciones más seguras ya que en dichos establecimientos suele haber personas especializadas que aconsejan debidamente a los clientes, especialmente para fidelizarlos y potenciar el consumo de vino no solo en Navidad, sino todo el año.

Te recomendamos comparar entre varias páginas online

Comprar online
Hay muchas tiendas virtuales especializadas en el mundo del vino y en esta época, si buscas algo en concreto, ofrecen muchas alternativas. Ahora bien, hay que comparar entre ellas. El precio del mismo producto puede oscilar notablemente de una a otra con ciertos condicionantes que no siempre están a la vista. El ejemplo más claro es el mínimo de compra, el transporte o los costes de envío. Como además lo solemos dejar para última hora, la reclamación suele dejarse a un lado.

Comprar directamente al productor tiene muchas ventajas

Comprar al productor
Es una de las mejores opciones. Te aseguras las medidas de conservación y por supuesto, el precio suele (y digo suele) ser bastante competitivo respecto a ciertos distribuidores.

Las añadas antiguas deben estar cuidadas 

Cuidado con añadas antiguas
Hay que tener cuidado siempre con las medidas de conservación y en lo que se refiere a añadas antiguas, podemos encontrarnos con botellas que han pasado de un almacén a otro, de una estantería horizontal a una vertical, de un sitio con mucho calor a un sitio con mucha humedad… Todo esto puede perjudicar y dañar al vino y hay que estar seguro de dónde ha estado para comprarlo con ciertas garantías.

España tiene numerosas zonas productoras de vino protegidas

Comprar o no por procedencia
Mi último consejo es no dejarse llevar por una procedencia en concreto como sinónimo de calidad y garantía. Nada más lejos de la realidad. Por poner un ejemplo, no todos los vinos de la Denominación de Origen “X” son buenos ni todos los vinos de la Denominación de Origen “Y” son malos. Hay buenos y menos buenos en todos los sitios.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba
Versión Escritorio