Un patio escondido y con sabor, en L’ Eixample…

La gran complejidad del urbanismo de las ciudades convierte este artículo en una simple nota que únicamente invita a reflexionar sobre esos espacios "que no se ven" tras las líneas de fachada.

Isabel Chuecos-Ruiz. 09/05/2017

El distrito de l’Eixample de Barcelona fue proyectado por el ingeniero Ildefons Cerdà y construido paulatinamente desde la segunda mitad del XIX. El “Plan Cerdà” se trataba de una matriz que constituía la “manzana” cuadrada de 113 metros de lado y achaflanada en sus cuatro esquinas. Cerdà preveía unos interiores de manzana que, finalmente, se acabaron empleando para otros usos. Pero desde hace años, Barcelona ha ido recuperando estos espacios reconvirtiéndolos en lugares de quietud alejados del ruido, a pesar de no cumplirse la idea original de Ildefons Cerdà.

L´Eixample de Barcelona recoge muchos lugares ‘escondidos’

En uno de esos cientos de patios «habitados», espacios que se encuentran en el área central de las manzanas, se encuentra un restaurante que paso a referenciar. Y es que, si estás pensando en convertirte en vegetariano es porque no has descubierto el Restaurante Solomillo en la primera planta del hotel Alexandra (calle Mallorca, 251), a cinco minutos caminando de la Pedrera.

Ubicado en uno de esos patios de manzana del Eixample Barcelonés, que en muchos casos ni siquiera los propios vecinos conocemos, el Restaurante Solomillo Patio ofrece una carta con carne al peso de diferentes razas. Se puede escoger entre Salers, Black Angus Nebraska, Frisian y Rubia Gallega, de más suave a más intensa. Sólo hace falta pedir un solomillo al punto para comprobar que, efectivamente, el punto de cocción es perfecto y la calidad del producto, excelente.

El solomillo, un acierto seguro en este restaurante

Una propuesta gastronómica de calidad que puedes acompañar con varios entrantes y salsas caseras como bearnesa, Café de París, queso azul, pimienta negra, mostaza antigua o mojo de hierbas. Todo esto unido a un buen servicio amable y atento. Se puede elegir entre interior o exterior. Yo prefiero la zona de Patio donde se puede disfrutar de un entorno más tranquilo, sin ruidos, y tras la comida, relajarte tomando una copa de vino a elegir de una carta breve pero con interesantes referencias.

Subir arriba
Versión Escritorio