Bon Jovi vende su piso en Nueva York

Jon Bon Jovi está de gira con una canción muy pegadiza “This house is not for sale", pero en realidad… ¡Si está en venta!

Realmente no sabemos si el popular Jon Bon Jovi lo ha hecho con intenciones propagandísticas, pero el caso es que el año que está de gira con su pegadiza canción ‘This house is not for sale’ ha puesto a la venta su duplex de la Gran Manzana… en el número 150 de la calle Charles, un apartamento que adquirió en 2.015 por 12,95 millones de dólares (11,56 de euros) y que sale a la venta por 17,25 millones de dólares (15,42 de euros), es obvio, al cantante no le falta el olfato inmobiliario…

El edificio está en una posición estratégica, así lo confirma no sólo su ubicación, frente al río Hudson y al Hudson River Park y cerca de una de las zonas más comerciales de Manhattan, también lo certifica el interés que ha despertado en varias personalidades ilustres del mundo del espectáculo, como Ben Stiller que pagó 15 millones de dólares (13,41 de euros) por una de sus viviendas o Irina Shayk que compró un apartamento más ‘modesto’ por 6 millones (5,36).

Vistas privilegiadas desde el apartamento de Bon Jovi

Se puede decir, sin temor a equivocarnos, que una parte de las celebrities están muy interesadas en las rehabilitaciones residenciales, algo que ya vimos el pasado año con el interés de Jennifer Lawrence por un apartamento en una antigua fábrica de encuadernación. Sí, el 150 de Charles Street no deja de ser la fabulosa rehabilitación de un antiguo almacén convertido en un condómino de lujo en el tranquilo barrio de West Village, ofreciendo 91 residencias de diseño individual y más de 3.700 metros cuadrados de zonas verdes… ¡Viva el medio ambiente!

La piscina cubierta está junto al gimnasio y tiene vistas al río

Los diseñadores que estuvieron a cargo del proyecto se llaman Cook + Fox Architects, y presumen de su compromiso medioambiental, los interiores a la carta son de Alan Wanzenberg, entre ambos han creado este complejo que presume de promover un “lujo reflexivo” ante la ingente cantidad de rascacielos que han aparecido en Nueva York. Lujo, claro, porque dispone de aparcamientos privados o una piscina cubierta de 23 metros de longitud, desde la que puedes mirar al río con desparpajo.

Las zonas comunes son de auténtico lujo

Sus afamados residentes tendrán también a mano 1.400 metros cuadrados de zonas comunes, decoradas con elegancia, en las que se incluyen un gimnasio de 280 metros cuadrados, gestionado por The Wright Fit, una bañera de hidromasaje, vestuarios y sauna, a los que les acompaña el salón de entretenimiento, la sala de juegos y los servicios del conserje, todo lujo. Dentro será muy difícil que te acuerdes que este inmueble era un almacén abandonado…

Viéndolo por dentro nadie diría que era un almacén abandonado

Y es que el Grupo Witkoff ha puesto todo su buen hacer en su transformación, reforzando su entramado estructural, aportando a su envolvente carpintería de calidad y reinventando su fachada de ladrillo visto. Además, han tenido a bien crear nuevas entradas individuales para sus residentes, y han reactivado la acera para tráfico peatonal, creando un nuevo paisaje urbano y condiciones de alta calidad para sus residentes… ya se sabe, ¡caminar es sano!

El inmueble cuenta con una terraza ajardinada de 140 metros cuadrados

Pero seguro que el bueno de Jon Bon Jovi no pensaba sólo en caminar por el exterior del edificio cuando compró su vivienda, y, aunque apreciara la ironía de cambiar las cubiertas de alquitrán por techos verdes (contribuyendo al carácter de biofilia que tanto está de moda), indudablemente no era inmune a los fantásticos acabados de los paramentos de sus siete cuartos principales, sus cuatro baños y un aseo o de su propia terraza ajardinada de 140 metros cuadrados.

El dormitorio principal tiene ventanales que aseguran la luz natural

Las tres fachadas del inmueble le aseguran luz natural en todas las estancias, debido a que se han eliminado los cerramientos exteriores sustituyéndolos por paredes de cristal de piso a techo, por supuesto, con ventanas abatibles y dobles cristales, por aquello de aislarnos del frío y del calor… desde el elegante pasillo exterior se llega a una estupenda habitación con chimenea frente al río Hudson, con acceso a la terraza, no veo la hora en la que alguien me invite a un cóctel allí

La cocina, de 16 metros cuadrados

En la planta baja del inmueble también se encuentra la cocina de 16 metros cuadrados, a la que se llega desde el pasillo y que comunica con el comedor de 20 metros cuadrados, en honor a la verdad (que no se moleste Jovi) yo le hubiera colocado una isla a la cocina, espaciándola aún más, aunque, claro, la barra de mármol (como el resto de la encimera), tampoco está nada mal… el recorrido acaba en un biblioteca que puedes transformar en dormitorio o… ¡estudio de música! (Tú sabrás)

El baño con vistas es una de las estancias más bonitas

Pero la joya de la corona está en lo más alto, por supuesto, en la segunda planta del duplex, donde los propietarios del inmueble disfrutarán de tres dormitorios grandes y luminosos. El principal orientado al sur, con vistas sobre el río y la Estatua de la Libertad, allí disfrutarán del baño principal, con dos lavamanos bajo encimera, de esos que tanto se llevan ahora y una enorme bañera, además, el cuarto principal cuenta con vestidor propio, como debe ser.

El salón principal es muy acogedor

Y completando los 375 metros cuadrados del apartamento de lujo, dos dormitorios con baño propio, uno de ellos hasta tiene un pequeño balcón. El pavimento en toda la vivienda es de madera laminada salvo en los cuartos húmedos (que no son pocos), tiene aire acondicionado centralizado y la chimenea funciona con gas. Y, si te aburres en la piscina comunitaria, su jacuzzi, su gimnasio o su sala de juegos, siempre podrás acudir a su sala de fiestas… donde tienen un enorme televisor.

Un apartamento al alcance del bolsillo de muy pocos

En fin, que, si tienes que comprar un apartamento en Nueva York, posees casi dieciocho millones de dólares en tu cuenta bancaria (o los puedes conseguir) y todavía dudas sobre si comprar este duplex, porque no te termina de convencer todo lo aquí escrito… ¡es que tu nivel de exigencia está acorde al del cantante oriundo del Estado de Nueva Jersey! Eso sí, con el pequeño matiz de que él si lo compró…

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio