La torre más cool y ecológica de Manchester

En la ciudad inglesa han finalizado la construcción más ecológica, una central que provee de energías limpias a seis importantes edificios.

Fotos: David Valinsky

Nada puede determinar, a ciencia cierta, el futuro de las ciudades. Y es que son la inventiva y la imaginación humana las que cambiarán nuestro entorno más directo, junto a, obviamente, la maraña burocrática de la que “disfrute” la ciudad en concreto. Así, todo es azar e indeterminación. Y para nuestro confortable y meritorio sentido de la envidia, la ciudad de Manchester ha encontrado un nuevo ícono: la Torre de Luz (ahí queda eso).

Torre de luz manchester
Fotos: David Valinsky

Una torre que da energía limpia a seis edificios de Manchester

El ayuntamiento de Manchester y Vital Energi pusieron en marcha en el año 2009 un ambicioso proyecto para proveer de energías limpias a varios edificios de la ciudad. En concreto al barrio cívico de Manchester. Los edificios que en principio se beneficiarán de las energías limpias serán: el Ayuntamiento, la Biblioteca Central, el Centro de Convenciones Central, el Bridgewater Hall, la Casa Heron y la Galería de Arte.

El edificio finalizó su construcción en febrero de 2022, y ya ha empezado a suministrar calefacción al Centro de Convenciones; inaugurando el hito energético que ha costado unos 24 millones de libras (28,60 de euros, que no es poco). El hito está formado por un centro de creación de energía y la torre que alberga las chimeneas. Se espera que la central, que posee un motor CHP de 3,3MWe y dos calderas de gas de 12MW, ahorre a la ciudad unas 1.600 toneladas de emisiones de carbono cada año.

Torre de luz manchester
Fotos: David Valinsky

Un diseño puntero y funcional

Pero, una de las cuestiones que, sin duda, determinaron la creación del centro fue la dinámica concepción de su diseño. Se hizo a manos de Tonkin Liu, uno de esos estudios de arquitectura que se involucran con la naturaleza más allá de los estándares clásicos.

Para la central energética, vislumbraron una torre biomimética (que se identifica con la naturaleza), que esconde a plena vista las chimeneas; y una vibrante pared de azulejos con formas orgánicas, que enseña el interior de la central.

Chimeneas bonitas de día y de noche

El inmueble es, por méritos propios, un éxito del que todos los intervinientes están muy orgullosos. Por supuesto, la empresa encargada de la ingeniería, la multinacional Arup. Al interior, las modernas máquinas ayudan a crear y distribuir energía limpia; por fuera, una torre de 40 metros de altura protege las chimeneas mediante una singular piel metálica diseñada para resistir el embate meteorológico.

La particularidad más increíble de la torre es que las láminas de acero que la recubren sólo tienen entre 3 y 8 milímetros de grosor; lo que a priori podría parecer un cuerpo muy escaso. No obstante, el patrón y la forma les confieren elevadas resistencias, permitiendo además que sean muy ligeras. Se han cortado mediante láser, soldándose en grandes superficies que fueron colocadas in situ, consiguiendo, al final, un enorme cuerpo cilíndrico de bella fractura.

Torre de luz manchester
Fotos: David Valinsky

La torre de Manchester: diseño, ventilación y luz

La empresa Shawton Engineering puso a dos de sus más destacados a realizar las tareas más complejas, expertos en acero inoxidable (o inolvidable como dicen algunos). El acero perforado permite la entrada de ventilación y luz, pero además, su bella composición, que cambia según va subiendo la altura, permite que en la noche miles de luces led´s (siempre led´s) bañen de luz los cielos de la ciudad.

El importante trabajo de diseño paramétrico ha llevado a Tonkin Liu, junto a Arup, a crear el sistema Shell Lace Structure, con el que se calculó y ejecutó la torre. Evidentemente, la planta ovalada de la torre, y los pliegues de la chapa, dan una rigidez extra, además del refuerzo interior. Esto hace que el gasto en material sea mucho menor, y más estético, todo hay que decirlo, más cool, para entendernos.

Torre de luz manchester
Fotos: David Valinsky

La luz, un punto fundamental

Dentro de la torre, unos reflectores captan luz solar durante el día, trasladándola al interior y suministrando también la energía necesaria para el juego de luces nocturno. Pero la torre no es el único elemento espectacular del inmueble. Su cuerpo inferior, de 63 metros de longitud, se viste con 1.373 piezas cerámicas de fantástico diseño, azulejos que parecen escamas, u olas del mar, o cualquier elemento natural que seas capaz de imaginar.

La fábrica cerámica, llamada Darwen Terracotta, preparó hasta 31 moldes distintos para fabricar las piezas. Así, la forma ondulada va cambiando según la altura de la pared. Las piezas se sujetan mecánicamente a la pared trasera, permitiendo una junta libre entre ellas que garantiza su dilatación y la salida de luces, dando vida al conjunto por la noche. Una enorme ventana enseña las entrañas de la industria a todo curioso que pase por allí.

He aquí una bella historia urbana, una singular envolvente que marca un hito en la ciudad, que promueve un paso más hacia la famosa y deseada emisión cero de carbono. Una envolvente que resalta por dos materiales muy dispares pero duraderos, dos materiales atemporales en la construcción: el acero y la cerámica. Bravo por ellos, que han sabido cambiar con el paso de los años para seguir siendo punteros y, of course, ¡¡permitir un diseño tan Cool!!

Fotografías cortesía de David Valinsky.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio DONOTCACHEPAGE