¿Sabes cómo combatir el sueño en el embarazo?

Sobre todo al principio notarás que quieres dormir todo el tiempo y te invade una sensación de cansancio exagerada. ¿Sabes por qué?

Elisa Ventoso. 01/09/2017

Hemos hablado en alguna ocasión de que el aumento de algunas zonas de nuestro cuerpo (como los pechos) es señal inequívoca de que estamos embarazadas. Pues bien, otra de ellas (que habrás notado ya) es la sensación de cansancio exagerado y el aumento de las ganas de dormir -sea la hora que sea-. El motivo es simple. Según la Asociación Española de Matronas, nuestro torrente sanguíneo aumentará su volumen durante la gestación en 1,5 litros, lo que implica que, sobre todo en los primeros meses, haremos más esfuerzo para cualquier cosa porque nuestro cuerpo bombeará más sangre de la que está acostumbrado.

Las necesidades del feto hacen que tengamos un torrente de sangre más elevado
Las necesidades del feto hacen que tengamos un torrente de sangre más elevado

Por ejemplo, sobre la semana 11, nuestro cuerpo quemará calorías a una velocidad mucho más rápida que durante las primeras semanas, de manera que el ritmo el metabolismo basal (la energía necesaria para que nuestras células subsistan) puede aumentar hasta un 25% y la cantidad de sangre bombeada, por consiguiente, también es mayor. Afortunadamente esa sensación de agotamiento desaparecerá durante el segundo trimestre en el que habrá un flujo uniforme de hormonas del embarazo, el feto estará más asentado y nuestro cuerpo más acostumbrado a su nueva condición.

El café no es del todo recomendable
El café no es del todo recomendable durante el embarazo

Para combatir este cansancio es mejor que no hagas uso de la cafeína. No es muy recomendable si se ingiere en dosis superiores a los 200 mg al día porque puede causarte molestias digestivas, podría llegar al feto (incapaz de eliminarla por tener un metabolismo inmaduro) o alterar el desarrollo del bebé contrayendo sus vasos sanguíneos y provocándole dificultades para recibir oxígeno y nutrientes. No obstante, no pasa nada por tomar una taza de café al día aunque puedes sustituirla por otros productos como los tés.

d
Un paseo diario cuando tu ritmo de vida no te permite dormir todo lo que quisieras, te ayudará a estar tranquila

Así que… ¿qué hacemos? Si tu trabajo o tu día a día te permiten echarte una pequeña siesta y acostarte pronto, haz caso a tu cuerpo. Si por el contrario te resulta difícil parar (trabajo, hijos, etc.) intenta bajar el ritmo y dedícate un rato de descanso al día. Tumbarte o dar un pequeño paseo te harán bien. Y si ya has pasado la fase de cansancio y comienzas a dormir mal por las molestias con la barriga, los cambios de tu cuerpo etc… ¿por qué no aprovechar el tiempo aprendiendo cosas sobre lo que va a venir?

d
La trilogía de Carlos González recogida en ‘Comer, Amar, Mamar’ y la visión actual de las ‘Malas Madres‘, ideales para los ratos de ocio o insomnio.

Hoy te recomendamos un par de libros muy diferentes pero con muchas críticas positivas. El pediatra Carlos González tiene tres reunidos en la trilogía ‘Comer, Amar, Mamar’, una guía cercana sobre la crianza natural que hace hincapié en aspectos como la nutrición, el comportamiento de los padres al nacer el niño, la aceptación, la lactancia… Y el Club de las Malas Madres nos enseña a ser una ‘Buena Mala Madre’, una madre contemporánea, que asume que no es perfecta ni pretende serlo pero que quiere lo mejor para su hijo por encima de todo.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión móvil