El auténtico viaje al Centro de la Tierra

Los indios americanos que habitan el desierto de Arizona guían a turistas por las increíbles grietas del Cañón del Antílope.

Almudena Calvo Domper. 19/05/2016

En pleno desierto de Arizona, donde el sol abrasa y la arena es naranja, la tierra está surcada por enormes grietas que fascinan a turistas de todo el mundo. Todos quieren ver en persona aquella imagen increíble de los fondos de pantalla predeterminados de Windows: el Cañón del Antílope. Cámaras profesionales o iPhones en mano, son muchos los que cada año se adentran en las profundidades de la tierra rojiza para disfrutar de su belleza escondida. Eso sí, siempre acompañados de indios americanos que conocen a la perfección el lugar, tan mágico y peligroso al mismo tiempo.

El increíble cañón ofrece imágenes prácticamente irreales
El increíble cañón ofrece imágenes prácticamente irreales

“Los ancianos de mi tribu siempre les decían a los niños, que eran los encargados de pastorear las ovejas, que se alejaran de los cañones”, declara muy serio Christopher Chief. Él es el manager de la empresa turística que permite visitar el Cañón del Antílope, una de las maravillas de la zona del Gran Cañón. Quién les hubiera dicho hace años a este grupo de la tribu Navajo que acabarían viviendo gracias a los temidos cañones.

Los indios navajos viven de los cañones a los que tanto temieron
Los indios navajos viven de los cañones a los que tanto temieron

Sus rasgos siguen siendo los mismos que hace siglos -tez morena, pelo largo, liso y oscuro, ojos achinados-, pero los actuales indios americanos ya no visten aquellos trajes de plumas que tenemos todos en la memoria. Gwendolyne Totsie, una de las guías turísticas de esta empresa, se enfunda cada día unas Converse All Star y enseña a cientos de turistas los entresijos del cañón.

Las guías cuentan cada día los entresijos de esta maravilla de la naturaleza
Las guías cuentan cada día los entresijos de esta maravilla de la naturaleza

Unas escaleras de hierro conducen hasta la base de la grieta. Abajo, entre las rocas rojas, la temperatura baja un poco y se pisa arena fina. Como intrusos en el interior de la tierra, los turistas pueden recorrer los estrechos pasillos del cañón y admirar sus formas. Paredes redondeadas y suaves, colores rojizos en todas sus gamas, rayos de sol que se cuelan y una sensación de paz invaden las profundidades del cañón.

Las grietas del Cañón de Arizona son tan seductoras como peligrosas
Las grietas del Cañón de Arizona son tan seductoras como peligrosas

Pero la experiencia completa necesita de la guía de los indios navajos. Totsie no solo informa a su grupo de los mejores trucos para tomar fotografías dentro del cañón (cambiar el balance de blancos, la exposición de luz…). También va señalando piedras de formas sorprendentes que pasarían desapercibidas para los despistados, explica la formación natural del lugar e introduce a la cultura de la tribu Navajo, a la que pertenece.

La piedra 'Del Indio', una de las más fotografiadas
La piedra ‘Del Indio’, una de las más fotografiadas

Y es que los navajos, son la segunda tribu india más grande en los Estados Unidos, con más 300.460 miembros inscritos en 2015. Siguen manteniendo su lengua, el Athabaskan, que es tan difícil de aprender que se utilizó en la Segunda Guerra Mundial como código secreto. Además, tienen su propia región, de unos 70.000 kilómetros cuadrados, y su propio cuerpo de gobierno independiente. De ahí que la Nación Navajo sea mucho más que una reserva natural india: se trata de una nación soberana, con sus propias leyes y líderes.

Hacia los cañones que hoy son su sustento económico, los indios tienen un gran respeto y agradecimiento. Gracias a su dominio de la zona, en el siglo XIX, los navajos evitaban ser capturados por la caballería americana escondiéndose en las grietas de la tierra. Sin embargo, aquellos navajos que vivían en Nuevo México -que tiene una superficie más plana- no corrieron tanta suerte como los de Arizona, explica Chief. Al final, la Nación Navajo devolvió a los estadounidenses el territorio a cambio de agua filtrada.

Las grietas sirvieron de escondite a los indios en al
Las grietas sirvieron de escondite a los indios en el siglo XIX

Aun siendo un territorio tan familiar para ellos, los navajos que trabajan en esta empresa turística tienen un respeto extremo por el paisaje desértico. Chief cuenta que existen mucho más cañones que no están abiertos al público y que, en el pasado, mucha gente se adentraba en ellos sin supervisión. Después de varias tragedias -grupos de gente que nunca volvía de aquellas excursiones- y distintos actos vandálicos -pintadas, grafittis, destrozos del paisaje-, los indios locales se pusieron en marcha para preservar el Cañón del Antílope y prepararlo para el disfrute de todos.

A pesar de su acondicionamiento, Chief insiste que es fundamental conocer los peligros del lugar: “Es la propia Madre Naturaleza la que posee el mayor riesgo para nosotros. La época del monzón es la más peligrosa. Tiene lugar de junio a septiembre, cuando las lluvias torrenciales inundan zonas del desierto”. Así, los cañones estrechos se convierten en ríos que arrastran consigo pesadas rocas y la empresa suspende sus actividades.

El Cañón del Antílope está perfectamente conservado
El Cañón del Antílope está perfectamente conservado

El Cañón del Antílope suele llenarse hasta arriba por agua que corre a unos 50 kilómetros por hora. Honestamente, asusta”, explica Totsie. De esa manera, se erosionan las paredes arenosas y se redondean las piedras formando una de las maravillas naturales de Arizona. Una vez que cesa la época húmeda, empleados de las dos empresas turísticas que operan en el lugar bajan al cañón a limpiar los destrozos y reparar las escaleras.

Pero no es el agua el único peligro. El manager navajo cuenta que en julio, el mes más caluroso del año, la temperatura sube a 40 grados centígrados y la humedad es tan solo de un diez por ciento. Por eso, algunos turistas provenientes de Japón –donde la humedad es muy alta- acaban sangrando por la nariz y se les cortan los labios. De ahí que el tour incluya botellas de agua ilimitadas. Asimismo, no permiten a los turistas acercarse a lo s bordes de los cañones. “Hay que estar lejos del precipicio, porque están formados por capas que no siempre resisten el peso de una persona y pueden desprenderse”.

Sus increíbles formas pueden ser una trampa mortal en época de monzón
Sus increíbles formas pueden ser una trampa mortal en época de monzón

A las amenazas naturales hay que añadirle las creencias de esta tribu. Por ejemplo, Chief explica que conviene estar siempre lejos de los pequeños tornados que se forman en el desierto -a parte de por su peligrosidad- porque “pueden hacer que pienses mal y confundir tu mente”. Por otro lado, a los niños no se les corta el pelo hasta que empiezan a hablar, porque si no, tendrían dificultades para expresarse”; o no se les hace cosquillas en los pies hasta que no andan correctamente por miedo a que puedan tener algún problema después.

“Aunque hay navajos que son muy tradicionales, la mayoría viven la vida en cristiano. Algunos seguimos practicando costumbres de nuestros antepasados, pero es muy difícil mantener las tradiciones y ser muy moderno al mismo tiempo. Además, antes se estaba contento sobreviviendo y ahora hay que ganarse bien la vida”, confiesa Christopher Chief con respecto a su cultura.

El tour incluye botellas de agua ilimitadas por las altas temperaturas en verano
El tour incluye botellas de agua ilimitadas por las altas temperaturas en verano

A pesar de la poca importancia de la mujer en otras culturas, para los indios americanos tienen un papel muy importante. “Nuestra tribu funciona por un sistema de clanes”, dice Totsie mientras se peina dejando ver su larguísima y oscura cabellera. “Cada navajo tiene cuatro clanes. Tu primer clan es el de tu madre, porque viniste al mundo en su vientre y simboliza quién eres. Tu segundo clan es el de tu padre, porque expresa para quién naciste. Tu tercer clan es el de la madre de tu padre; y tu cuarto clan el del padre de tu padre”.

Ahora bien, no se pueden casar con alguien directamente relacionado con alguno de sus cuatro clanes, “lo que hace que ligar sea mucho más difícil”, comenta Totsie riendo. Además, cuando una mujer joven se convierte en adulta al empezar su ciclo, tiene poderes sanadores, explica esta india americana. “Se realizan ceremonias en torno a este acontecimiento donde la gente le trae cosas para que las bendiga, por su poder curativo en ese momento de la vida”.

'Los Dos Picos', una de las zonas más fotografiadas
‘Los Dos Picos’, una de las zonas más fotografiadas

Llega el final del tour. El Cañón del Antílope, a través de una estrecha sima, devuelve a los turistas a la llanura del desierto. En el pasado, cuando la zona no estaba transitada por personas, corrientes migratorias de antílopes acudían a beber a los ríos que atravesaban las grietas. Ahora, en temporada alta, hacen falta 40 empleados para satisfacer la demanda turística de este increíble lugar.

Los americanos son solo una pequeña porción de los que vienen a visitarnos. Tenemos clientes de todos los continentes y también hemos guiado a bastantes famosos”. Estrellas de Hollywood como Zac Efron o el deseado Jaden Smith tampoco han querido perderse la magia de adentrarse en este extraordinario río seco. Un rincón escondido en el vasto desierto que merece la pena visitar de la mano de sus habitantes más auténticos: la tribu Navajo.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión móvil