Las puertas del paraíso

Recorremos una de las zonas más especiales de Bali y te contamos dónde alojarte para sentirte como en el cielo.

Alejandra Adriano. 29/09/2016

Bali. Exótico. Destino atractivo por sus templos, costumbres y sus playas. Resorts de lujo, villas privadas, templos maravillosos, gente adorable. En definitiva, todo lo que sea estilo balinés nos gusta, nos parece exótico, de hecho lo es y le da un toque cool al lugar. Para algunos Indonesia es el paraíso del planeta Tierra. Pues bien, hoy os llevaré a las puertas del paraíso.

The Haere
Reserva aquí en The Haere

Como la isla es pequeña y se recorre fácilmente en coche, os recomiendo reservar una exclusiva villa en Seminyak. Los precios oscilan entre 100-300 euros la noche y además puedes coger unos paquetes que incluyen masajes y otras terapias de belleza exclusivas para ti. The Haere está estratégicamente situado en este barrio de Denpansar, el destino favorito para disfrutar de la noche balinesa y de su gran variedad de tiendas con encanto. Una bella mezcla de lujo, confort y privacidad adornado con un toque serenidad y calma.

 villas en bali de lujo
Las villas mezclan privacidad y lujo

Estas villas de más de 300 metros cuadros de terreno quedan a poca distancia de Seminyak eat street donde puedes cenar cerca de la playa. Las villas pueden tener 1 ó 2 dormitorios con todo lujo y exclusividad. Sin duda, una villa perfecta para una escapada perfecta. Romántica o familiar. Donde el objetivo sea relax, calma, bienestar, confort y exclusividad para desconectar de la rutina diaria en la que estamos inmersos.

Pura Lempuyang
Detalles con alma en Pura Lempuyang

Cada villa dispone de dormitorio de más de 25 metros cuadrados con cama King size, piscina privada y comedor con cocina americana, cuarto de baño con bañera, conexión inalámbrica a internet y sistema multimedia y audiovisual de entretenimiento. Todas las villas están dentro de un resort y tienen zona exterior privada, con la piscina, cuidadosamente rodeada de un frondoso jardín tropical típico balinés.

Templo Pura Lempuyang Luhur
Templo Pura Lempuyang Luhur

Pero toda escapada a tierras asiáticas debe ir acompañado de la visita de algún templo local. En este caso, mi recomendación es visitar Lempuyang Temple o localmente conocido como Pura Lempuyang Luhur, uno de los templos hindúes más antiguos y más reconocidos de toda Indonesia, además del más difícil acceso y más sagrado para los indonesios.

templos hindúes en bali
Lo que verás de camino al templo más grande

Los indonesios lo adoran con devoción porque se cree que es anterior a la mayoría de los templos hindúes de Bali. Es definitivamente, un punto que no puedes dejar de visitar a pesar de que no es muy concurrido. Es el punto culminante en cualquier itinerario de viaje a la isla de Bali. Está situado a 1.175 metros sobre el nivel del mar, es accesible a través de una escalera bastante empinada, de más de 1.700 escalones. Hasta llegar al templo más alto pasarás por 6 templos más pequeños, como Pura Penataran Agung, a los pies de la montaña. Preciosos por igual.

Detalle de un templo durante el camino al Pura Lempuyang Luhur
Detalle de un templo durante el camino al Pura Lempuyang Luhur

Hay unas vistas panorámicas impresionantes del Monte Agung y no te pierdas las impresionantes escaleras del dragón que conducen a las capillas. En cualquier caso, yo soy de las que disfrutan de los viajes y lo exprimen hasta el final, y te animo a que hagas el esfuerzo de subir hasta Pura Lempuyang Luhur.

Escalera de los dragones
Escalera de los dragones

Los locales te cuentan que si consigues llegar arriba, disfrutando del camino, paso a paso, el Dios Supremo Sang Hyang Widi Wasa te compensará por el esfuerzo. Solo una cosa tienes que tener en cuenta: No te quejes en tu camino al templo. Los indonesios, y en particular los balineses, se toman muy en serio este ‘paseo’  hasta llegar allí.

Paradise door
Las puertas del paraíso para los balineses

Con orgullo, fe y dedicación caminan paso a paso. Para ellos es un viaje espiritual donde uno no debe quejarse. Y además no es de su agrado escuchar otros quejarse. Después de todo, nadie es forzado a hacer el camino a las puertas del paraíso.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio