Rituales paganos de invierno

Estos rituales de Zamora comenzaron siendo religiosos pero han terminado como fiestas navideñas y de Fin de Año.

César Justel. 23/12/2015

Ha llegado Navidad. Pero antes de que las calles de nuestras ciudades encendieran miles de bombillas de colores, antes de que los grandes almacenes llenaran de luces y llamativos regalos sus escaparates, antes de los grandes cotillones de Fin de Año, ya se celebraban por toda España tradiciones entrañables, bastante de las cuales aún resisten. Nuestro país igue siendo el de mayor número de tradiciones y rituales navideños de Europa. Estas son algunas de ellas… aunque sea difícil encontrarlas en el mapa.

Imagen de las fiestas de Ferreras de Arriba
Imagen de las fiestas de Ferreras de Arriba

Decía Caro Baroja que España es uno de los países que ofrece más mascaradas de invierno… y eso que no las conocía todas. La provincia que mayor número de ellas conserva es Zamora. La protagonista suele ser la máscara hecha con formas demoniacas para asustar a los malos espíritus. De todas las fiestas del año, son estas de invierno zamoranas de las menos multitudinarias y a la vez las más entrañables y antiguas. No hay que olvidar que en estas fechas -y antes de que lo hiciera Jesús- nacieron muchos otros dioses como Mitra o Krisna, todos ellos dioses solares. Son pues, en su mayor parte, restos de antiguos rituales con los que se quiere representar la muerte del año ido y el nacimiento del nuevo. Esto es solo un ejemplo de la riqueza de sus mascaradas invernales.

FERRERAS DE ARRIBA, LA FILANDORRA (26 de diciembre)
Diablo, filandorra, galán y madama recorren el pueblo persiguiendo a los críos y tiznando la cara a algunos. Los dos primeros son los malos siendo el Diablo el más temido; lleva careta de piel de cabra con cuernos, chaqueta roja, pantalón con cintas y cencerros a la espalda, también tenazas con las que agarra a la gente. La Filandorra es hombre disfrazado de mujer con vestido de colores. Están escondidos y aparecen de repente sorprendiendo a la gente.

Zangarrón y niños en Sanzoles
Zangarrón y niños en Sanzoles

SANZOLES, EL ZANGARRÓN (26 de diciembre)
El ruido de los cencerros avisa de la llegada del estrafalario personaje que cubierto con máscara de cuero negra, vestimenta de colores y un palo al que van sujetas varias vejigas corre tras chicos y mayores. Las vejigas representan la fertilidad y el ruido de los cencerros, que lleva sujetos a la espalda, es para espantar a los espíritus. Hace años que la iglesia se desmarcó de la fiesta y excepto una pequeña procesión con el santo lo demás es cosa pagana.

POZUELO DE TABARA, EL TAFARRÓN (26 de diciembre)
En la mañana, salen dos jóvenes. El Tafarrón va cubierto enteramente de paja con máscara negra y cencerras sujetos al cinturón. En una mano porta un palo con una bola hecha de sal, y en la otra un cazo con dos naranjas para recibir aguinaldos. A su lado va la Madama vestido de mujer con casaca muy floreada con una M en la espalda sujeta con alfileres para que los chiquillos se pinchen si quieren arrancársela. Se pasarán todo el día corriendo por las calles tras los vecinos y cuando los cogen les obligan a dar algo.

Fiesta de Tafarrón en Pozuelode Tabara
Fiesta de Tafarrón en Pozuelode Tabara

ABEJERA (Zamora). LOS CAROCHOS (1 de enero)
Mascarada en la que intervienen diversos personajes como el carocho (o cencerrón), filandorra, gitano y ciegos que recitan coplas burlescas de lo sucedido durante el año en el pueblo. El carocho lleva máscara demoniaca y grandes tenazas terminadas en dos cuernos con las que persigue a las gentes, principalmente a mujeres. La filandorra, hombre vestido con ropajes femeninos, va arrojando ceniza.

MONTAMARTA, EL ZANGARRÓN (1 de enero)
A primeras horas de la madrugada del primer día del año sale un personaje con máscara de corcho, traje de colores, flores de tela sujetas a las piernas, tridente en la mano y cencerros a la cintura, recorriendo el pueblo llamando a todas las puertas. El zangarrón entrará luego en la iglesia para clavar con el tridente la ofrenda de dos hogazas de pan que las quintas han dejado ante el altar.

Montamarta por los campos
Montamarta por los campos con máscara

RIOFRÍO, LOS CAROCHOS (1 de enero)
Su nombre proviene de la careta (carocha) con la que se cubren algunos de sus participantes. Son dos diablos con enormes tenazas para sujetar a la gente: los Guapos (Galán, Madama, el del Tambor, el del Cerrón y el del Lino) y los Filandorros (Molacillo, Ciego, Gitana y Gitano). Es una mascarada que se representa por las calles. Destaca la Filandorra, con un vestido de tiras que la cubren por completo y que echa ceniza a la gente. Todo son situaciones cómicas y se cantan coplas antiguas subidas de tono.

El ciego muestra fotos en Sarracín
El ciego muestra fotos en Sarracín

SARRACÍN DE ALISTE, La OBISPARRA (1 de enero)
Calle abajo y haciendo sonar enormes cencerros surgen los diablos con máscaras negras y esgrimiendo enormes tenazas con las que enganchan a la gente. Mientras, un ciego acompañado de un molacillo recorre el lugar, casa por casa. Todo el pueblo de Sarracín es un teatro en el que intervienen doce personajes, además de dos músicos con gaita y tambor, dos pobres que piden dinero, y el galán y la madama. La fiesta es conocida como la Obisparra porque uno de los personajes va disfrazado de obispo.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba
Versión Escritorio