Una Capadocia de cine

Nos trasladamos al increíble interior de Turquía, escenario de la nueva película 'El teniente otomano' que sale directa a DVD y Blu-Ray.

Amalia Enríquez. 04/08/2017

Viajar es uno de los placeres más gratificantes que te puede ofrecer la vida. No solo por el hecho en sí de disfrutar de otros países, sino por conocer otras culturas y tipos de vida. En algunos casos, hay viajes que pueden llegar a convertirte en la protagonista de una película. Existen lugares que te transportan a otra época y hacen que esa aventura deje una huella eterna en la memoria.

No conocía Capadocia. A pesar de haber visitado Turquía en tres ocasiones, esa región histórica de la Anatolia Central era una asignatura pendiente. Nunca, hasta llegar allí, imaginé el abanico de posibilidades de ese lugar. Se caracteriza por tener una formación geológica única en el mundo y por un patrimonio histórico y cultural incuestionable. En el año 1985, la Unesco la incluyó en la lista del Patrimonio de la Humanidad, calificándola como zona protegida. Por todas esas virtudes estéticas, no es de extrañar que sea uno de los paraísos elegidos para rodar películas.

La región ha sido escenario de numerosas películas

El equipo de ‘El Teniente Otomano‘ encontró en ese lugar el escenario perfecto para desarrollar una historia de amor y guerra, protagonizada por el teniente Ismail Vail, la enfermera Lilie y el doctor Jude Gresham, un triángulo amoroso que no siempre tiene el desenlace que uno imagina y desea. Es la historia de una mujer, sus deseos, sus luchas, sus barreras, sus logros. Contada por ella y con la que, más de una, se sentirá plenamente identificada, pero no es una película dirigida solo a las mujeres.

Conocer las localizaciones, donde se desarrolló el rodaje, era el objetivo de nuestro viaje. Tras viajar con la compañía Turkish Airways, haciendo escala en Estambul, llegamos al aeropuerto de Kayseri y tras una hora de viaje por carretera, nos alojamos en el ‘Queen´s Cave Cappadocia’ en Ortahisar, nuestro campamento base. Un enclave histórico con una arquitectura única en una estructura construida por piedra. Nos sorprendió su gran terraza, en la que el sol es el invitado permanente, un enorme y frondoso jardín verde y espacios naturales, con siglos de antigüedad, a los que han dotado de servicios modernos.

El “Queen´s Cave Cappadocia” es un hotel singular

A escasos dos kilómetros se encontraba el ‘Sacred House’, el hotel que sirvió de alojamiento al equipo, actores y staff de la película durante las semanas de rodaje. Un lugar, situado en un enclave privilegiado, con una decoración barroca y recargada, donde conviven las obras de arte con pinceladas de objetos modernos. La joya de la corona del hotel es un baño, al más puro estilo Indiana Jones, que no tiene llave. Metes tus manos en una pequeña gruta, situada en la pared de la cueva, y se abre la puerta que es, ni más ni menos, que una roca circular.

La propiedad del ‘Queen´s Cave Cappadocia’, entre sus sugerencias, ofrece a sus clientes diversas actividades. Una de ellas es una excursión a caballo entre los senderos de las rocas de esa zona de Capadocia, llamadas las chimeneas. Para los amantes de arte, el ‘Museo de Aire libre’ de Goreme se encuentra a tan solo 3 kilómetros de ‘Queen´s Cave Cappadocia’.

Una excursión a caballo entre los senderos de las rocas de esa zona y el “Museo de Aire libre” de Goreme son dos atractivos cercanos al hotel

A los que les guste que la vida les sorprenda, es actividad obligada ver amanecer en globo de aire caliente (Air Hot Ballons). Un espectáculo de 170 globos de colores, en época alta, y cerca de 80 en esta etapa del invierno. Solo por vivir ese momento, que se convertirá en mágico, merecerán la pena las esperas de aeropuerto, horas de vuelo y madrugones a la hora que otros se acuestan.

Uno de los espectáculos de imprescindible disfrute es el de los mevleví, conocidos también como derviches giradores. Tienen una ceremonia de danza-meditación, llamada Sema, que consiste en una danza masculina acompañada por música de flauta y tambores. Los danzantes giran sobre sí mismos con los brazos extendidos, entrando en trance, simbolizando «la ascendencia espiritual hacía la verdad, acompañados por el amor y liberados totalmente del ego». La ceremonia se originó entre los místicos de la India y los sufís turcos. El Sema, como ceremonia mevleví, fue proclamada e incluída en la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

Todo lo expuesto reúne, con creces, motivos suficientes para acercarse a conocer la Capadocia turca. En nuestro viaje conseguimos empaparnos del ambiente de ‘El Teniente Otomano’ y convertirnos, por unos días, en los protagonistas de esa historia, que nos recordó a otra gran, épica y laureada película, ‘El Paciente Inglés’. Todo el mundo puede llegar a experimentar las mismas sensaciones. Solo hay que activar un poco la imaginación y disfrutar de ese amor en tiempos de guerra, que ya está a la venta.

#2 de agosto en DVD/BluRay #UniversalVideo/DVD/BluRay

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión móvil