Velaneando

“Gerundio de Velanear. Dícese del arte de recuperar velas de barco antiguas para darles una nueva vida a través del diseño. Ver también Dvelas”

velas1
Flotamos en la tumbona Vaurien elaborada con armaduras de fibra de vidrio y relleno interior de foam

Bien podría ser este el significado de un gerundio que aún siendo imaginario describe a la perfección el trabajo y la creatividad de la firma de diseño Dvelas.

José de Espronceda, tan romántico como avanzado, hubiera caído rendido ante la comodidad de cualquiera de los muebles creados a partir de viejas velas. Sus diez cañones hubieran sido sustituidos por 10 sillas “Trimmer” por banda para sentir la libertad del mar desde un plano más sereno. El viento en popa a toda vela hubiera sido amortiguado por el “Vaurien” para disfrutar de la sombra en contacto directo con el mar. Y todas las velas de su bergantín hubieran sobrevivido en el tiempo a los exilios, monasterios y destinos del poeta. Los diseños de Dvelas me recuerdan a la ansiada libertad por la que siempre aspiró Espronceda.

velas2
El Génois es un gran puff que se tensa al sentarse adaptando a la perfección la forma del cuerpo.

Enrique y Esperanza Kahle, arquitectos. Arraitz Koch, diseñadora, y Borja Fuentes, arquitecto y fabricante de velas, compartían aficiones y profesiones que se unieron en un sueño: Diseño, creatividad, imaginación y pasión por el mundo de la vela. Nacía así una empresa 100% española que ahora compite en diseño con las mejores firmas mobiliarias internacionales y que se la rifan en los hoteles más vanguardistas del mundo.

Los estudios de arquitectura de Kahle Oiza Arauzo en Pamplona y Kahle Arquitectura & Diseño en Madrid colaboran en la creatividad. Borja Fuentes es el encargado de la producción de los proyectos especiales. Además Dvelas colabora eventualmente con otros diseñadores y artistas para proyectos especiales o para las ediciones únicas.

Dvelas es una empresa inspiradora que emana libertad y mucho podría escribirse de sus geniales muebles, filosofía y diseño. No habiendo espacio para todo, me quedo con ese componente conceptual que tienen todos sus muebles y que no es otro que la búsqueda del origen del propio material para que trabaje de una forma muy similar a como lo hacía en la inmensidad del mar.

Un precioso concepto filosófico, artesanal y creativo. Un auténtico ejercicio de reflexión sobre la original función de la vela, las técnicas de navegación e incluso en la propia construcción del barco. Un trabajo artístico pero tremendamente técnico y vanguardista para conseguir que finalmente la vieja vela se perpetúe en el tiempo y se reinvente ofreciendo calidad, originalidad, elegancia y comodidad.

velas7
Génois Cheslon. Con las partes de las velas que tienen alguna peculiaridad Dvelas produce sus ediciones únicas

La tensión de la vela y el equilibrio perfecto están presentes en todos sus diseños y las técnicas de navegación o las cualidades intrínsecas de los materiales también son fuente inspiración para Dvelas. El mar y su poesía presentes en el hogar. 

Es precioso el trabajo que realizan, desde buscar y recuperar las velas hasta experimentar con ellas en alas a una mayor comodidad. O finalmente, tras la impermeabilización de la vela, llegar al mueble perfecto. De cada vela se realiza una serie con un número limitado de piezas fabricadas con esa vela. Todos los productos disponen de una etiqueta de trazabilidad que nos dará la información sobre los datos disponibles de la vela, como procedencia, tipo de vela, el gramaje, la velería donde fue fabricada, el barco al que perteneció e incluso su puerto base. Una curiosidad que aporta un valor añadido a cada diseño y que lo hace exclusivo, pues no hay dos muebles iguales.

velas4
La silla Trimmer tiene tres apoyos en hierro curvado o acero y rematada con cabos

Además con las partes de las velas que tienen alguna peculiaridad como marcas, colores o costuras, y que por lo tanto las hacen aún más especiales, Dvelas produce sus ediciones llamadas únicas. Es en estas ediciones donde colaboran con otros artistas que firman la obra.

Dvelas tiene ya una gran cantidad de diseños y propuestas decorativas que podéis curiosear en su web, pero en El Rincón de Carla podríamos descansar mientras flotamos en la tumbona Vaurien elaborada con armaduras de fibra de vidrio y relleno interior de foam. El curvado de su vértice lo convierte en un cómodo apoyo para la cabeza y para protegernos del viento y del sol. Inolvidables siestas de verano. Os ofrecería una silla Trimmer, con tres apoyos en hierro curvado o acero y rematada con cabos. Para su fabricación se utilizan los puños y las partes más reforzadas de la vela, por eso cada Trimmer es única. Y la tertulia o el mágico momento de la lectura sería sin duda en una Génois. Mi favorito. Un gran puff que se tensa al sentarse adaptando a la perfección la forma del cuerpo.

velas5
Todos los productos disponen de una etiqueta de trazabilidad que nos dará la información sobre los datos disponibles de la vela

Marca España al 100 % que triunfa en el extranjero y que desde aquí felicitamos no sólo por el ingenio, la creatividad y el saber hacer de Dvelas, sino porque siempre es una alegría que el nombre de nuestro país sea sinónimo de diseño y calidad más allá de nuestras fronteras.

Hoy en El Rincón de Carla nos apuntamos a ¡velanear! (Fotografías: Dvelas)

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio