Viajando con Canela (III): Hoteles Humanos

Queridos amigos canes: si queréis estar en un hotel con vuestros amos, sed educados.

Foto: diariomascota
Canela en el hotel con Itziar
Canela en el hotel con Itziar

Saben que siempre empiezo mis artículos con una foto escogida para centrar el tema. La que ilustra la entrada de hoy fue tomada en Bethesda, recién llegados a los Estados Unidos, en el primer hotel en el que estuvimos estacionados mientras buscábamos casa en la zona. Como pueden ver, me encuentro muy bien ubicada bajo techado, como me gusta, cerca de los pies de mi compi, inmejorable zona de seguridad para perritas aprensivas. Siempre que mis amos me regañan o noto que traman algo contra mí, me refugio entre las piernas de Itziar, asomando la cabeza para poder divisar correctamente la amenaza. Ella me comprende, como sufridora adolescente de autoridades paternas que es. Y si me rasca tras las orejas, ya es el nirvana: los temores se disipan de puro gustito.

Hace ya unas semanas les conté mi excelente desempeño en los hoteles caninos made in USA. Debo decirles que tal desempeño tampoco desmerece cuando me alojo con mis amos en hoteles humanos. No quiero hacerme pesada de tanto presumir, pero estoy muy bien educada: no muerdo las cosas ajenas, no me subo a las camas, no rasco las paredes, no ladro a todo lo que se mueve ni soy hostil con los desconocidos. Me quedo tranquila en mi cama, sea donde sea, cuando la familia se va, y además nunca hago mis cositas “indoor”.

Pet Friendly, Barceló Hotels & Resorts
Pet Friendly, Barceló Hotels & Resorts. Haz clic para saber más.

Mi capacidad de resistencia en este sentido es legendaria, aunque mis amos casi nunca abusan de ella, ni siquiera cuando tienen compromisos importantes. Por tanto, soy una perrita a la que se puede llevar a cualquier parte con total tranquilidad. Algo que no es extensible a bastantes de mis compañeros perrunos. Que son de lo que no hay. Más bien, lo son sus amos.

En todo el mundo, cada vez son más los hoteles que admiten mascotas, especialmente perros y gatos, bajo determinadas condiciones. En el sector de hoteles de lujo, hay verdaderos paraísos donde somos bienvenidos, en los que cánidos y humanos podemos convivir muy plácidamente. En Luxury Link podéis encontrar alguna de esas maravillas escogidas. El grupo Barceló ofrece también numerosos destinos “pet friendly” que merece la pena curiosear. Por otra parte, Rusticae selecciona hoteles con encanto y que admiten mascotas en España, Portugal, Marruecos, Francia, Reino Unido, Italia, Croacia, Grecia, Turquía, Túnez, Chile, Argentina, México, Perú, Colombia y Ecuador. Ahí es nada. Dan ganas de salir ya…

Por mi parte, ya he perdido la cuenta de los hoteles en los que he estado con mi familia humana, establecimientos de toda categoría y condición. En algunos he vivido historias muy divertidas que algún día quizás les cuente. Dada mi experiencia en el tema, voy a atreverme a dar unos sencillos consejos a aquellos lectores que estén pensando llevar consigo a sus perruchos:

Hotel Spa La Romana, Rusticae. Haz clic para reservar
Hotel Spa La Romana, Rusticae. Haz clic para reservar
  • Antes de hacer una reserva, consulten siempre por anticipado al hotel, diga lo que diga su Web o su publicidad. Pregunten por suplementos de precio, restricciones, calidad de las habitaciones y cualquier duda que puedan tener sobre la estancia. Sean honestos con nuestra raza, tamaño, peso y edad, de lo contrario se arriesgan a un desagradable rechazo en el momento del registro.
  • Lleven consigo nuestros papeles, así como todo lo necesario para la estancia: trasportín y cojín-cama, comida (fundamental), comedero-bebedero portátil, bolsas para nuestras necesidades y algún juguete. Busquen un rincón cómodo y tranquilo de la habitación para nuestro descanso.
  • No dejen que campemos a nuestras anchas sobre camas, sofás, cojines y demás mobiliario. La suciedad, el mal olor y los daños al menaje, además de ser una falta de respeto para el personal de limpieza y servicio de habitaciones, pueden suponer cargos adicionales, multas e incluso la vergonzosa expulsión del hotel. El saber estar de un humano se extiende también a sus mascotas. Hay que tener clase, queridos lectores.
Ojai Valley Inn, California. Haz clic par reservar
Ojai Valley Inn, California. Haz clic par reservar
  • No nos dejen solos si están esperando que vengan a arreglar la habitación. Ningún trabajador del hotel tiene por que soportar nuestra presencia animal. Algunos nos tienen miedo, y es justificado, especialmente si somos territoriales o gruñones (no es mi caso, yo me meto bajo la cama). Lo mejor es coordinar con el personal responsable el momento de acceder a la habitación, o dejarnos metidos en el trasportín hasta que termine la limpieza.

Estas recomendaciones se pueden resumir en una: no lleven a sus mascotas a un hotel si no las han educado correctamente. Como clientes, tienen derecho a disfrutar de una estancia agradable y de unos servicios adecuados, en las condiciones y precio pactados. Pero a su vez, y con independencia de la categoría del establecimiento, tienen la obligación de respetar a su personal y a los otros huéspedes. Y ello implica responsabilizarse de nosotros en todo momento, por mucho que nos quieran y nos mimen. No lo olviden. Guau.

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio