Ni Bella Hadid ni Lamar consiguen vender las Cortez

El modelo Cortez, esa histórica zapatilla para corredores, ahora reinventada en zapato para ir a la oficina, no vende.

La guerra por controlar el mercado de las zapatillas deportivas, que se convierten en «casual wear» no ha hecho más que empezar y ya tiene ganador. adidas se ha hecho con gran parte del mercado «revival» con modelos vintage, y Nike no termina de encontrar su lugar. El modelo Cortez, esa histórica zapatilla para corredores, ahora reinventada en zapato para ir a la oficina no vende. Y ese es un problema, porque Nike está perdiendo el liderazgo en el mercado de lanzamiento de sus zapatillas deportivas con tinte retro, algo que adidas ha bordado en su último lanzamiento.

La compañía de Oregón lo está intentando todo y por su orden, pero la realidad es que en la calle manda adidas (el resto de compañías de zapatos de lujo que han apostado por deportivas también de lujo). Nike contrató a la super modelo Bella Hadid para iniciar su particular revival. Campañon en redes sociales – fundamentalmente en Instagram- y en revistas especializadas… para poco. Una fortuna intentando convencer a las millenials de las bondades de sus deportivas – to fit- que no llega, o si llega, no convence. Las Cortez no están de moda, pese a que se han verriondo en colores y hasta en terciopelo.

En febrero de este año, Nike dio la señal de alarma, caía en las ventas y pérdida de mercado a manos de adidas, lo que provocó que Mark Parker, el Consejero Delegado de la multinacional, y tras reconocer una caída en los pedidos futuros del 4 % anunció » la gran recuperación» que se iba a producir gracias al lanzamiento del modelo Cortez, aquella zapatilla que triunfó en el atletismo ahora reinventada.

Ante la «desgracia» de no vender con la modelo de moda, Nike decidió contratar para el modelo Cortez a Kendrick Lamar, el músico vendió en las redes que se «enchufaba a sus nuevas deportivas». Tras una inversión millonaria parece que el enchufe no tenía corriente.  Tres campañas más durante este año en redes sociales poco han conseguido.

Nike sigue buscando su modelo de negocio, o su modelo de éxito. Poco queda de aquella multinacional nacida en 1967 con la intención de conquistar las pistas de tenis, tan de moda en Estados Unidos desde Washington a los Hamptons. Décadas después adidas es la segunda marca más vendida en Estados Unidos, y los analistas de mercado ponen en duda la capacidad del revival del Cortez para incrementar sus ventas (pese a las millonarias campañas de las que no han desvelado el coste para los accionistas).

El mercado parece saturado de «it´s» que cobran para vender productos que no funcionan

En sus resultados presentados en septiembre, Nike presentó una caída del 3 % en las ventas. Las alarmas suenan en Wall Street. Un año después de presentada la campaña, las Cortez ya no son la tabla de salvamento de Nike… y según Parker, ahora hay que pensar en 3D y en personalizar las zapatillas para servir al gran consumo. Veremos en que se traduce la estrategia.

Sobre las Cortez, quizá el mercado se empieza a saturar de «it´s» que cobran lo que no valen para vender productos que no «enganchan» y hace falta dar con talento en el diseño. Aún con todo, Parker prepara una nueva versión de la zapatilla Cortez con Lamar… ¿A la quinta será la vencida?

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio