Aprende a superar una entrevista de trabajo

De nada servirán todas esas noches de insomnio, café y codos si, a la hora de la verdad, no somos capaces de superar una entrevista de trabajo después de aprobar la carrera.

Patricia Peyró. 06/12/2016

Cada año se licencian en nuestro país miles de jóvenes. Lo que debería ser un momento de felicidad se ve empañado por el miedo a la incertidumbre y al qué vendrá después. Hace pocas semanas hablábamos de los factores escondidos tras el fracaso escolar  y del alto nivel de abandono de chicos entre 18 y 24 años, entre los que se encuentra la falta de motivación: La propia sociedad refleja un alto nivel de preparación y de exigencia (carreras, másters, doctorados…) a cambio de trabajos precarios o pobremente remunerados, hecho que desmotivan a no pocos jóvenes a siquiera a intentarlo.

img_0734-1140x760
Muchos continúan estudiando estoicamente, en un acto de resiliencia, y consiguen ir sacando título tras título.

Pero otros muchos continúan estudiando estoicamente, en un acto de resiliencia, y consiguen ir sacando título tras título, convirtiéndose en auténticos profesionales y en lo que algunos psicólogos han dado en llamar “cursillistas”: si son entre cuatro y seis años de tiempo invertido en formación universitaria, una gran parte de los jóvenes seguirá estudiando, más por tradición y miedo a enfrentarse a la posibilidad de ser uno más engrosando la lista de ninis.

organizacion-personas-encuentran-situacion-vulnerable_elfima20140527_0001_1
En algunos países desconocen lo que significa la palabra “desempleo”.

Si bien en algunos países desconocen lo que significa la palabra “desempleo”, no es el caso de España, en el que sólo el hecho de acceder a una entrevista de empleo es, en sí mismo, un logro.  Siendo esta la realidad,  probablemente deberíamos preparar a los jóvenes a superar la que puede ser “la entrevista” de trabajo.

Consultamos con César Toledo, experto comportamiento no verbal y editor de la web Análisis no verbal y estos son sus consejos:

  • “Estamos programados genéticamente para juzgar por la apariencia, aunque no esté bien visto admitirlo, pero forma parte de la naturaleza humana desde nuestros ancestros. Reconocerlo y actuar en consecuencia es imprescindible si queremos causar una buena impresión a los demás. Es muy cierto eso de que no hay una segunda oportunidad para causar una primera impresión, y la primera impresión cuenta mucho más de lo que creemos”.
programa-top-interview-preparar-entrevista-de-trabajo-2
Ir excesivamente arreglado o mostrar mucho estilo puede incomodar al entrevistador.
  • Algunas investigaciones demuestran que nuestro comportamiento no verbal influye no solo en cómo nos ven los demás, sino también  en cómo nos sentimos. Trabajos como los de la psicóloga Amy Cuddy evidencian que las poses de poder, por ejemplo, influyen en la secreción hormonal, y pueden proporcionarnos seguridad y hacernos sentir mejor”.
  • El contacto visual y una sonrisa amable son la mejor forma de causar una buena impresión, porque al mirar a los ojos abrimos el canal de la comunicación, y al sonreír nos mostramos accesibles. Esta sencilla combinación funciona siempre, al margen del atractivo de nuestros rasgos faciales. Debemos evitar a toda costa fruncir el ceño, porque es una expresión vinculada con la ira que genera rechazo; si queremos causar una primera buena impresión, nuestra cara no puede revelar emociones negativas, como la tristeza o el asco”.
las-9-respuestas-que-siempre-debes-dar-en-una-entrevista-de-trabajo
Los dos aspectos que primero se valoran en una entrevista de trabajo son la puntualidad y la apariencia.
  • No se puede generalizar de forma absoluta, pero unos ojos despiertos, una expresión amigable, una actitud reflexiva, cualquier gesto que exprese interés y escucha activa, pueden ser útiles para devolver un feedback positivo, transmitir seguridad y hacer ver a nuestro interlocutor que entendemos su mensaje”.
  • Por lo general, los dos aspectos que primero se valoran en una entrevista de trabajo son la puntualidad y la apariencia. También es imprescindible que se vea la ilusión y el interés-, porque el cerebro emocional tarda menos de un segundo en juzgar una cara. Es un proceso en el que no interviene la racionalidad, y que condiciona cualquier juicio posterior. El contacto visual con el reclutador y la concentración en lo que nos dice también ayudan mucho”.
entrevistajob
Es importante que las respuestas que demos sean sinceras para que resulten creíbles
  • Llegar tarde y con un aspecto descuidado puede arruinar cualquier entrevista sin ni siquiera empezarla. Una vez iniciada, es fundamental evitar gestos que denoten nerviosismo, como rascarse, tocarse o manipular objetos. Es bueno que las manos estén siempre a la vista, abiertas y relajadas, y debemos evitar las posturas de cierre como encorvarnos o encogernos. Tampoco es bueno invadir el espacio personal de nuestro interlocutor, ni tocar sus objetos”.

Hay que evitar las extravagancias.
Antes de que la persona pueda decir “esta boca es mía” o abandonar la salita de espera, ya está diciendo cosas sobre sí misma a través de su look.  Qué ponerse es otra de las grandes cuestiones para acertar en la primera impresión. La asesora de imagen y coach Claudia Servino aconseja vestirse de acuerdo al código de la empresa:  no es lo mismo optar a un puesto creativo en una agencia de publicidad o diseño que acudir a una entrevista para asesor financiero de grandes capitales.

interview-1077974_1280
Algunas entrevistas de trabajo se hacen a través de una comida.

Aunque el traje suele ser lo menos arriesgado y más seguro, existen equivalentes formales.  La norma fundamental será huir de las extravagancias, procurar no llamar excesivamente la atención y manteniendo el decoro en el vestir: nada de minifaldas cortas, transparencias, escotes o perfumes fuertes. Servino aconseja no jugársela con el color e ir a lo seguro de los cromados más conservadores como el azul, perfecto para combinar con el blanco.  Y nos previene del abuso del negro:  “queda demasiado serio”. Aunque no se trata tampoco de demostrar que uno marca tendencia con complementos demasiado llamativos.

Conviene preparar las entrevistas.
Aunque quede muy bien relatar nuestras exitosas improvisaciones, lo mejor es no jugársela y prepararse algunos argumentos entorno a los temas más frecuentemente explorados:

  • Debilidades y fortalezas personales
  • Hobbies
  • Expectativas de futuro
Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio DONOTCACHEPAGE