Cinco ideas que debes cambiar para ser feliz

La felicidad es la ausencia de miedo. Aprende a liberarte de viejas creencias  y esquemas sobre la vida que te llenan de temores y condicionan tu estado.

Ana Villarrubia. 17/12/2015

La felicidad es una opción de vida. Y esto es una realidad, no un titular sensacionalista. Bien es cierto que determinadas circunstancias vitales pueden llegar a obstaculizar nuestro bienestar en un momento. Pero en términos generales, como estado de ánimo predominante, como actitud ante la vida y como termómetro de satisfacción personal, la felicidad se decide, se busca y se construye.

La felicidad nos hace hasta más fuertes físicamente
La felicidad nos hace hasta más fuertes físicamente

Defendíamos en un post reciente que la felicidad no dependía de factores externos a la persona, sino de actitudes internas. Y muchas investigaciones van incluso más lejos con afirmaciones contrastadas que resultan tan categóricas como sorprendentes: el dinero no da la felicidad y tampoco ayuda a obtenerla.

¿De qué depende la felicidad? Y, lo que es más importante, ¿qué podemos hacer para ser más felices? Este que a continuación te propongo es el primero y el más indispensable de todos los pasos que has de dar par sentirte más tranquilo, más satisfecho, más a gusto y más feliz.

Di adiós a tus miedos para ser más feliz
Di adiós a tus miedos para ser más feliz

La felicidad como emoción se define como la ausencia del miedo. Y afrontar tus miedos es un trabajo personal que solo puedes hacer tú y del cual solo tú eres el responsable. Por desgracia, muchos de tus miedos, como muchos de los miedos de todos nosotros, viven en ti desde tiempos inmemoriales. Es posible que te sientas absolutamente incapaz de identificar en qué momento del camino empezaron a acompañarte algunos de los miedos que hoy van contigo a todas partes. Es más, es posible que no seas ni consciente de muchos de tus miedos porque, sencillamente, los has interiorizado. Forman parte de tu sistema de creencias, pasan desapercibidos. Pero, en realidad, ejercen una gran influencia en tu día a día y determinan muchas de tus decisiones.

?
¿Sabes de dónde vienen tus miedos?

Por eso quiero proponerte un pequeño ejercicio para que puedas identificarlos y desterrarlos. Mi objetivo es que te liberes del miedo para sentirte más feliz. Y para eso vamos a bucear en algunas de tus creencias más básicas. Lee estas ideas que solemos tener sobre el mundo que nos rodea y mira si te reconoces en alguna de ellas. Todas simbolizan desconfianzas e inseguridades que, a través del miedo, nos limitan y condicionan nuestro ánimo. Todas ellas dificultan que ocupemos nuestro lugar en el mundo de la manera más cómoda posible. Si te reconoces en alguna de estas cinco ideas que te impiden ser feliz, lee de inmediato cuáles son las claves para rebatirlas:

Pregúntate esto cada mañana y apuesta por la felicidad
Pregúntate esto cada mañana y apuesta por la felicidad

* “El pasado determina el presente por lo que si en el pasado ocurrió algo que me hiciera sufrir, debo arrastrarlo para el resto de mi vida
¿Por qué esta creencia irracional y es mejor que me libre de ella? Por muy dura que haya sido tu infancia o lo que te haya tocado vivir, ahora tú decides qué es lo que quieres hacer con tu vida y cómo quieres vivirla. Si el cambio no fuera posible, las consultas de psicoterapia no estarían llenas. El pasado es importante pero desde la racionalidad puedes trabajar para que tu presente y tu futuro (es decir, el ‘pasado’ del ‘mañana’) sean mejores y más satisfactorios. En lugar de dejarte llevar de manera automática por viejas costumbres, será necesario que te cuestiones todo lo te impide alcanzar tus objetivos. Rebelarte contra esta idea es solo el principio.

El pasado importa, pero afronta el futuro para ser más feliz
El pasado importa, pero afronta el futuro para ser más feliz

En el mundo hay gente vil y malvada y por ello es mejor no confiar en nadie
¿Por qué esta creencia irracional y es mejor que me libre de ella? Tendemos a juzgar a los demás por sus fallos cuando consideraríamos injusto que otros nos juzgaran a nosotros de igual manera. Desde la creencia de que los demás son malvados acabas viviendo en un mundo hostil e inseguro. Sin embargo, es más positivo comprender por qué la gente hace lo que hace. En la inmensa mayoría de los casos te darás cuenta de que los errores que cometemos las personas son fruto de nuestra ignorancia, de la torpeza o de la autodefensa, antes que de la maldad.

Hay cosas que no podemos cambiar. Aprende a verlo así
Hay cosas que no podemos cambiar. Aprende a verlo así

Es necesario tener el control de todo lo que se hace, es tremendo que las cosas no salgan como deberían o como a uno le gustaría”.
¿Por qué esta creencia irracional y es mejor que me libre de ella? La incertidumbre forma parte de la vida. Ansiando el control absoluto de lo que nos rodea nos condenamos a la frustración, además de que tiramos la toalla ante lo que consideramos una catástrofe o un imposible. Es más positivo luchar para cambiar las cosas mientras se pueda y aceptar aquellas situaciones que escapen a nuestro control porque con ellas también tendremos que convivir. Cada situación compleja supone un nuevo reto, un desafío en el que superarnos a nosotros mismos. No confundas una necesidad con un deseo. Queremos que las cosas sean de otro modo pero es no significa que no podamos vivirlas de otra forma ni que las circunstancias deban condicionarte.

El peligro existe, pero no puedes vivir pensando en todo lo malo
El peligro existe, pero no puedes vivir pensando en todo lo malo

Si algo malo o peligroso puede ocurrir, entonces es necesario pensar sobre ello y preparase ante la posibilidad de que ocurra
¿Por qué esta creencia irracional y es mejor que me libre de ella? La mayoría de nuestras preocupaciones no responden a amenazas reales y externas, sino a nuestra forma distorsionada de interpretar la realidad. Preocuparse está bien visto, parece que al preocuparnos mostramos empatía, pero cuando la preocupación se apodera de nosotros esto acaba siendo tan incierto como inútil. Lo verdaderamente útil es hacerse cargo de lo que sí está en nuestra mano, de lo que sí podemos manejar, no de un futuro hipotético ante el cual nos bloqueamos. Todo lo que tememos y por lo que nos preocupamos es más tremendo en la imaginación que en la realidad.

Afronta las dificultades. Te sentirás mejor contigo mismo
Afronta las dificultades. Te sentirás mejor contigo mismo

Es mejor evitar las dificultades que afrontarlas, resulta más seguro para uno mismo
¿Por qué esta creencia irracional y es mejor que me libre de ella? A veces puede resultar más cómodo alejarte de lo que te desagrada, pero esto solo tendrá un ligero efecto de alivio inmediato. A la larga, cada situación que hayas evitado será generadora de temor pues te recordará lo que no pudiste afrontar y te hará sentir incapaz. La satisfacción la encontrarás responsabilizándote de tus metas y comprometiéndote con su consecución, aunque esto conlleve afrontar las dificultades que puedan aparecer por el camino. Una persona racional acepta las dificultades y es consciente de que evitarlas solo sirve para hacerlas más grandes.

Las más recientes investigaciones en neuropsicología nos dicen que las personas más felices y que promueven la experimentación de emociones más positivas, son también físicamente más fuertes y sus sistema inmunológico está mejor preparado para protegerlas de muchas enfermedades. ¿No crees que te merece la pena acabar con todas las creencias que lastran tu felicidad?

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio DONOTCACHEPAGE