Physical, bulimia y atracones a ritmo de aerobic

Ambientada en los años 80, la serie 'Physical' refleja algunos de los aspectos menos conocidos de los trastornos de alimentación.

Patricia Peyró. 16/08/2022

De un tiempo a esta parte se habla mucho del Body Shaming, del Body Positive y del Body Neutral, pero poco de los trastornos de alimentación. Parece que los desórdenes alimenticios han pasado a un segundo plano, pero lo cierto es que siguen ahí. Sin embargo, gracias a la serie Physical es posible retomar el interés por una cuestión tan grave como la anorexia y la bulimia nerviosa. Un punto de partida para desmitificar algunos conceptos sobre estos tipos de enfermedad mental.

La anorexia y la bulimia en los años 90

Hace algunos años, la anorexia y la bulimia formaban parte de las conversaciones habituales de las familias, preocupadas por la influencia que tenía en sus hijas esa fuerte presión social por la estética mostrada en la publicidad de las revistas y la televisión de aquella época. 

La obsesión por tener cuerpos perfectos e inalcanzables comenzaba entonces a manifestarse en forma de enfermedad mental asociada a las conductas alimentarias, pudiendo derivar incluso en la muerte. Pero no fue hasta casi los años 90 cuando se destapó en nuestro país.

Fue entonces cuando se puso sobre la mesa el problema de la anorexia y la bulimia ante toda la sociedad, que a partir de entonces comenzó a buscar soluciones que pasaban por importantes campañas de divulgación y sensibilización.

Physical, San Diego, años 80

En California, como cabe esperar, la enfermedad se descubrió antes, tal y como se refleja en Physical. Ambientada en el San Diego de los años 80, esta serie disponible en Apple TV+, supone todo un homenaje a la estética más ochentera y a la fiebre del aerobic. Pero también refleja otro tipo de conflictos propios de la sociedad de la época. 

Entre tópicos de aquel entonces, la serie desvela algunas de las verdades de los trastornos de alimentación de los que nadie habla. Y lo hace a través de un personaje fascinante que evoluciona y lucha contra sus demonios en una trama que atrapa y engancha desde sus primeros capítulos.

Physical
Physical es una serie ambientada en los 80 ideal para los nostálgicos de la estética de Eva Nasarre (Foto: Apple TV)

Lo que nos muestra Physical sobre los trastornos de alimentación

Cuando se comienza a ver la serie, se advierte desde el principio sobre la presentación de comportamientos que se pueden definir como desórdenes de la conducta alimentaria. Estos suponen un peso específico e importante dentro de la trama y sirven para mostrar algunos aspectos menos conocidos de la enfermedad mental, desmitificando también algunos supuestos falaces:

La bulimia y los trastornos de alimentación, en general, son cosa de niñas y adolescentes.

Esto no es del todo así. Si bien es cierto que debutan en esas edades tempranas, la que ha sido una niña anoréxica lo seguirá siendo toda la vida. Sucede como con el alcohólico que se rehabilita y no vuelve a tomar una gota de alcohol. Aunque ya no beba, sabe que es alcohólico y por tanto, vulnerable a volver a caer en la adicción. 

Del mismo modo, las mujeres adultas, sobre todo aquellas que la han padecido anteriormente, también pueden presentar síntomas propios de los trastornos de alimentación. Habitualmente se presentarán en forma de dietas restrictivas para saltárselas después y entrar en el bucle de dieta-atracón-culpa y castigo. Muchas mujeres y personas adultas en general presentan conductas de desorden alimentario, no sólo las niñas.

Physical
En la serie se muestran algunos comportamientos típicos de las víctimas de los trastornos de alimentación
cono la anorexia y bulimia (Foto: Apple TV)

Por un lado la anorexia, y por otro lado, la bulimia

Entre nuestras etiquetas mentales tenemos la idea de categorizar los trastornos de alimentación y de dar diagnósticos. Esto debe dejarse a los profesionales. La realidad es que dentro de los desórdenes alimenticios, rara vez se producen trastornos puros. Lo que suele haber es una mezcla de síntomas de uno y otro, que se van alternando, a pesar de que el predominio sea de un diagnóstico.

En el caso de Sheila, la protagonista de Physical, hablaríamos concretamente de Trastorno por atracón, un problema mucho más frecuente que la anorexia y la bulimia. Aunque en la serie ella misma lo define como bulimia, presenta también signos claros de anorexia nerviosa. Por ejemplo, cuando se priva de forma sistemática de alimento por miedo a engordar, y se machaca después haciendo aerobic para quemar calorías.

Autoinstrucciones, y monólogo interior autodestructivo

Una de las mayores aportaciones de Physical es dar a conocer uno de los síntomas más habituales de las personas que tienen trastornos de alimentación. Se trata de las autoinstrucciones punitivas y del diálogo interior autodestructivo.

A través de ello la persona que padece esta afección se autocastiga mediante el insulto y la humillación. Todo para tratar de mitigar la culpabilidad que le produce el hecho de saltarse sus propias restricciones. No es inhabitual en las víctimas de este tipo de enfermedad dejarse notas y post-it en los que se insultan a sí mismas por haber comido o verse tentadas a hacerlo.

Physical
La protagonista de Physical refleja muy bien el tipo de pensamientos y autoinstrucciones tóxicas que se produce en las
víctimas de los desórdenes alimentarios (Foto: Apple TV)

Otros aspectos interesantes de la serie Physical

Además de los trastornos de alimentación, la serie de Apple + refleja otros problemas, en parte fruto de la sociedad marcadamente machista de la época. Y eso, a pesar de tener lugar en la siempre avanzada y moderna California:

  • Falta de asertividad o cómo hacer y decir exactamente lo contrario a lo que uno piensa y quiere hacer, dejando que la pasividad tome el control.
  • Al hilo de lo anterior, sumisión de la mujer ante la figura masculina del modelo heteropatriarcal.
  • Posibilidad de escape a los problemas y de crecimiento personal a través de un cauce sano como es el deporte (siempre que no se abuse en cuyo caso podría derivar en Vigorexia Nerviosa), en este caso el aerobic.
  • Importancia del papel de la amistad femenina para llegar a la confianza en uno mismo para la obtención de metas o lo que algunos llaman empoderamiento.
Physical
Las niñas de hoy siguen teniendo trastornos de alimentación, aunque el canon de belleza ha cambiado y
no es tan exigente (Foto: Apple TV)

De la anorexia al Body Shaming, Body Positive y Body Neutral

Desde los tiempos de Jane Fonda hasta hoy las cosas han cambiado. Y aunque el problema sigue ahí, la atención sobre el cuerpo se ha desplazado hacia una belleza más inclusiva. Sucede gracias al marketing de las redes sociales, siempre en busca de nuevas tendencias con las que influir en los grandes colectivos.  Gracias a estas tendencias el canon de belleza por fin ha cambiado, y eso es una buena noticia.

En nuestros días las niñas y niños saben que no está bien burlarse de nadie por tener un tipo de cuerpo.  O lo que es lo mismo, hacer Body Shaming por tener algún supuesto defecto, como pueda ser el ser gordo.

Lejos de ello, en lugar de practicar el Body Shaming, los niños y adolescentes de hoy conocen y se apuntan al Body Positive, una tendencia a mostrar cuerpos normales con todos sus defectos, alejados de la perfección de las antiguas modelos. La idea es amar el cuerpo tal y como es, entendiendo que un cuerpo también es bello a pesar de la celulitis, de los kilos de más o de las estrías y flaccidez en la piel.

Por su parte, el Body Neutral supone ir un paso más allá de lo anterior. Esta filosofía apuesta por obviar el lado más estético del cuerpo para considerarlo, en su lugar, como una parte más de nosotros mismos en la que no hay que fijarse especialmente. Mejor pensar que la verdadera belleza está en el interior.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio DONOTCACHEPAGE