Rato: El ídolo caído

La caída de Rodrigo Rato ejemplifica la fragilidad de las figuras mitificadas y la precariedad de las idolatrías.

Patricia Peyró. 24/04/2015
Rodr
Rodr
Rodrigo Rato en el momento de su detención. Foto: vozpopuli. Haz clic para comprar y saber más del tema

La caída de Rodrigo Rato ejemplifica la fragilidad de las figuras mitificadas y la precariedad de las idolatrías. Un hombre que lo había alcanzado todo, incluso la simpatía y la admiración popular con independencia del corte político, lo pierde de un día para otro, comenzando por su prestigio y hundiéndose en la sospecha del que se considera socialmente un “presunto culpable”.

Su “presunto” delito ha sido múltiple al adoptar diversas artimañas con las que aumentar su solvencia patrimonial y estatus económico: en suma, su poder. Pero, ¿en qué punto hay que separar la ambición de la codicia, o la motivación de la sed de poder? 

Pirám
Pirámide de Maslow. Haz clic para comprar

La psicología como ciencia pronto vio en la motivación un campo de estudio con su propia singularidad. Casi todos conocemos la pirámide motivacional de Maslow, que presenta en su base las necesidades más básicas y, a medida que va ascendiendo y llega a la cumbre, va transformando las necesidades en aspiraciones o en lo que se ha dado en llamar “motivos sociales”, no necesarios para vivir y ni siquiera presentes en todas las personas. Entre estos motivos sociales están la ambición y el poder. 

El primero en definir la necesidad de logro fue el psicólogo en investigador McClelland, allá por los años 50, y lo explicó como el deseo de hacer las cosas mejor, de tener éxito y de sentirse competente. Además, se activa por incentivos como el desafío y la variedad.

ambi
Con el poder se activan conductas como el liderazgo, la agresividad y las carreras influyentes.

Las personas con alta necesidad de logro:

  • Prefieren actividades que les supongan un desafío
  • Disfrutan con tareas que impliquen una responsabilidad personal
  • Buscan la retroalimentación de su propio desempeño

Más allá del motivo de logro está el motivo de poder, descrito por Winter veinte años después como “la necesidad de tener impacto, control o influencia sobre otra persona, grupo o el mundo en general». El impacto permite iniciar y establecer el poder, el control ayuda a mantenerlo el poder y la influencia permite extender o recuperar el poder.

ambicion
Los aspectos básicos del poder giran alrededor de necesidades de dominancia, reputación, status y posición.

Las personas con alta motivación de poder tienden a buscar el reconocimiento y la notoriedad para lograr poder o influencia y, según McClelland, tienden a manifestar más impulsos violentos que las personas sin ansia de poder. Además, se esfuerzan por ser asertivas y ejercer influencia y cuando ésta se ve limitada por factores sociales, estas personas participan en más conductas agresivas.

Quedaría ahora por definir qué es la agresividad exactamente, que daría para un artículo más. Como anticipo, comentar que ésta no se supedita a la violencia física o a “pegarse de tortas”, sino que puede medirse en conductas de ataque no físico, de venganza o ajuste de cuentas, e incluso a través de un comportamiento pasivo-agresivo.  ¿Qué pasará a continuación?

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Versión Escritorio DONOTCACHEPAGE