El secreto para dormir mejor

¿Alguna vez te has despertado a mitad de la noche y cogido entonces el móvil para distraerte un rato y volverte a dormir? Si es así no eres un caso aislado.

Icono de fecha 10 Oct 2017 Icono de autor Patricia Peyró
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • RSS

El impacto de los teléfonos móviles en nuestras vidas no es ningún secreto y por ello continúa siendo motivo de estudio a través de diferentes encuestas como las que realiza el CIS en España. Las consecuencias del abuso de la tecnología y de los smartphones no se han hecho esperar, y una de ellas está muy relacionada con el descanso.

Según los últimos datos aportados, “el Smartphone es el auténtico revolucionario dentro de nuestra vida cotidiana”. Ello se debe a que los usuarios lo tienen por un instrumento imprescindible en sus vidas:  El 39,9 % de los usuarios lo considera “muy necesario”, frente a otro 40,2% que lo describe como “bastante necesario” en la vida cotidiana.

Mirar el móvil y cualquier dispositivo con proyección de luz antes de dormir impide la conciliación del sueño y puede producir insomnio

Así afecta el móvil a tu descanso
El visionado del móvil o de cualquier otro dispositivo genera insomnio nocturno como consecuencia del impacto de la proyección de la luz y de la activación que produce en nuestro sistema nervioso, tal y como explica Dan Siegel,  profesor de psiquiatría de la Universidad de California en los Ángeles (UCLA):

  • La exposición a la pantalla “básicamente le dice a tu cerebro que esté despierto y que no es el momento de ir a dormir”.
  • La luz del dispositivo genera la orden de no producir melatonina, hormona implicada en la conciliación del sueño, que se ve postergado a veces durante varias horas.
  • El resultado es un descanso de unas cinco horas, tiempo insuficiente para poder mantener el cerebro activo, “fresco” y en plena forma para rendir al día siguiente, debido a que se acumulan toxinas en las células neuronales.
Los expertos recomiendan darnos un respiro y desconectar las pantallas como mínimo una hora antes de irnos a dormir, para favorecer el descanso
  • Entre los síntomas del día siguiente estarán el cansancio y la falta de atención, de memoria, además de verse afectada la capacidad de resolución de problemas.
  • A nivel metabólico afecta a la insulina, lo cual puede derivar en una ganancia de peso.
  • Durante el sueño se permite el descanso de las neuronas activas, pero además las células gliales limpian las toxinas que producen estas neuronas.

Para el caso de los niños, nacidos con la tecnología, acceden al móvil de forma generalizada a partir de los 8 años, y las consecuencias negativas que los smartphones o tablets puedan tener sobre los adultos se multiplican, ya que los dispositivos pueden afectar seriamente su descanso nocturno.

Los adultos necesitan siete u ocho horas de sueño, mientras que los adolescentes diez

El círculo vicioso del insomnio 
El insomnio producido por el dispositivo genera un círculo vicioso por el que, al no podernos dormir, continuamos consultando el correo, consultando Apps o leyendo diferentes textos, imposibilitando de este modo la conciliación del sueño. Aunque existe una pequeña una minoría que necesita pocas horas de sueño, la mayoría de nosotros necesitamos entre 7 y 9 horas de sueño para poder funcionar intelectualmente y poder pensar con claridad.

Según los científicos, cuando no se duerme, se acumulan desechos químicos en el cerebro que lo sobrecargan

¿Qué nos sucede cuando no dormimos?
En el año 1965, Ray Gardner, un estudiante de 17 años, lo puso a prueba: estuvo sin dormir un total de 11 días para observar sus efectos en él.  Ya a partir del segundo día disminuyó su concentración a nivel visual; después vio afectado su sentido del tacto, perdiendo la habilidad de identificar objetos tocándolos y, en el tercer día, manifestó desorientación y agresividad.  Sus síntomas fueron en aumento a lo largo de todo el experimento, padeciendo al final de este una afección en la memoria a corto plazo, además de tener alucinaciones y paranoias.

Dormir es imprescindible para la salud y mental

El adolescente logró recuperarse, pero típicamente podría haber desembocado en algo peor, según razona la doctora y neurocientífica Claudia Aguirre de la Universidad de California, divulgadora en TEDx y TEDed.  La experta indica que el insomnio, en algunas personas, “puede generar un desequilibrio hormonal, enfermedades y, en casos extremos, la muerte”.

detección de la psicopatía en jóvenes h
Frustra b
mascota
Rar e
El lado deportivo de Alexander Wang
Vivir en poesía