¿A qué sabe una ginebra japonesa?

Llega a España la primera Ginebra Premium japonesa. Elaborada con ingredientes que homenajean su origen, se trata de una ginebra seca y sedosa, con un ligero toque picante.

12 Oct 2017 Rocío García Francoy

Cuando ya pensaba que respecto a ginebras estaba todo dicho, aparece KI NO BI Kyoto Dry Gin y me rompe todos los esquemas. Aunque se creó hace un par de años, esta ginebra japonesa acaba de aterrizar en España con ganas de conquistar a los consumidores más sibaritas. Y hasta la fecha, quien la prueba cae rendido a sus encantos.

KI NO BI es la primera ginebra Premium elaborada en Kioto, y forma parte de la nueva colección de destilados japoneses que Global Premium Brands ha incorporado a su porfolio bajo el nombre de Japanese Craft Spirits Collection. Se elabora en The Kyoto Distillery, que es la primera destilería de Japón dedica exclusivamente a la elaboración de ginebras artesanales.

KI NO BI, es una ginebra artesanal

En cada uno de los ingredientes empleados para hacer KI NO BI hay un pedacito de Kioto, puesto que esta ginebra rinde homenaje a sus raíces, a la cultura artesana que tan famosa ha hecho a esta ciudad. Además, se eligió Kioto (y en particular la zona de Fushimi) por su gran tradición y experiencia en la elaboración de sake, ya que KI NO BI tiene como base alcohólica un licor de arroz. El arroz otorga a la ginebra de una sedosidad en boca asombrosa, que hará que cada trago tenga un toque dulzón muy agradable.

Los secretos empleados por los botánicos

Pero en su receta secreta existen otros ingredientes esenciales para lograr crear una ginebra como KI NO BI. Aparte de destilar el arroz fermentado, once botánicos serán los encargados de dar carácter a esta ginebra. Once botánicos agrupados en seis grupos, que macerarán y se destilarán por separado: base (bayas de enebro), cítricos (cáscara de yuzu y de limón), herbáceos (brotes de kinome, y virutas de madera hinoki, que es el ciprés japonés), especias (bayas de pimienta sansho y raíz de jengibre), flores y frutas (bambú y hoja roja del shiso), y té (té verde gyokuro de la región de Uji).

Las destilaciones se llevan a cabo en pequeños alambiques de cobre estilo cuello de cisne, y el agua empleado para rebajar la graduación alcohólica (que se quedará en 45,7 % vol.) es de una grandísima pureza, de manantiales también de la zona de Fushimi.

The Kyoto Destillery

Su producción es muy limitada, elaborándose tan solo 5.000 botellas por estación (20.000 botellas al año). Sí, he dicho por estación, ya que se trata de una ginebra que ama la naturaleza y alaba los cambios estacionales, lo que se representa a la perfección en su nombre, ya que KI NO BI significa la belleza de las estaciones. Esta exclusividad la completa la elegancia y artesanía del diseño de su envase.

Y para poneros los dientes largos, haré una breve nota de cata de KI NO BI Kyoto Dry Gin:

  • Es una ginebra cristalina, muy limpia, pura, brillante.
  • En sus aromas predominan los cítricos, en particular el yuzu. Aunque el enebro aparece tímido, pese a ser el encargado de aunar y equilibrar a todos los botánicos.
  • En boca tiene volumen, es sedoso, ligeramente goloso, aunque tiene un final algo picante debido a la raíz de jengibre.
Plato elaborado en el restaurante SOY KITCHEN de Madrid

KI NO BI es una gozada de ginebra, una auténtica explosión de sabores que apetece tomar hasta sola. ¡Aunque como base de un buen gin tonic seguro que apetece a más de uno! Pero para los valientes o atrevidos, recomiendo tomarlo en un buen cóctel. Por ejemplo, hace poco pude probar esta ginebra en el restaurante SOY KITCHEN de Madrid, como base del cóctel “Sabores de Oriente” (KI NO BI Gin, zumo de remolacha casero con cardamomo negro, canela india, chutney casero de fruta de la pasión con chiles, zumo de limón, hoja de sisho verde y mix de aromas de bitters herbales), y maridada con su arroz con navajas o el txangurro con tempura de gambas, ¡ni os imagináis cómo estaba! KI NO BI Kyoto Dry Gin va a triunfar.

Dorotea… ¿qué se lleva?
Madrid atrae al lujo