DeportesTheLux

La mujer del jaque a Arabia Saudí #eligecómoseviste

Anna Muzychuk es doble campeona del mundo de ajedrez pero, por escoger cómo se viste, va a perder sus títulos...

Sandra Barneda. 15/01/2018

En estos días de resaca de los discursos de los Globos de Oro como el de Oprah Winfrey y la campaña Time’s Up contra el abuso sexual, quiero hablaros de Anna MuzyChuk. Apenas se ha hablado de su gesta pero me parece que seríamos pocos los que hubiéramos hecho lo que ella. Renunciar a un título y perdió dinero porque, como ella afirmó:  “Solo yo elijo cómo me visto”. Es ucraniana, tiene 27 años, es doble campeona del mundo de ajedrez y se negó a participar en el campeonato en Arabia Saudí.

La Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), organizadora del campeonato, pensó que al conseguir que la mujeres “no tuvieran la necesidad de llevar una hijab o abaya” habían logrado un avance. En su lugar se indicó el modo en el que tenían que vestir: blusas blancas de cuello alto con pantalones negros o azules. Anna decidió no cruzar esa línea y aceptar un sesgo en su libertad, aunque algunos medios hayan calificado de ‘boicot’ su decisión.

En unos días voy a perder dos títulos de campeón del mundo -escribió en su Facebook- solo porque decidí no jugar según las reglas de alguien, no usar abaya, no ser acompañado al salir y no sentirme una criatura secundaria. Hace exactamente un año gané estos dos títulos y era la persona más feliz del mundo del ajedrez, pero esta vez me siento realmente mal. Estoy lista para defender mis principios y omitir el evento, donde en cinco días se esperaba que ganara”. Ella misma cuestionaba la decisión que por defender sus principios tuviera que perder sus títulos. Aceptar acudir en un lugar donde se la trata como una ‘criatura de segunda’ o ser penalizada por ello. La misma Anna se lamentaba en sus redes de que apenas a nadie le haya importado o molestado esta desigualdad de trato entre los hombres y los mujeres.

Ante el hecho de que una campeona del mundo, ejemplo a seguir y referente para muchas mujeres por existir tan pocas campeonas en ajedrez, ponga sobre el tablero una evidencia, me sorprende que la solución sea penalizarla. En mi opinión, deberían haberla apoyado por lo que significa su gesto, pero prevalecen los intereses económicos. Arabia Saudí es un país marcado por el grave desequilibrio entre géneros, pero si nos centramos en el deporte, es humillante. Allí a las mujeres se les permite participar en competiciones deportivas de alto nivel como campeonatos del mundo y juegos olímpicos, pero se les prohibe la práctica en su país.

Ella elige cómo se viste pero pierde a cambio sus títulos de campeona mundial. ¿Justo?

Las mujeres no pueden participar en ligas deportivas organizadas por el estado, ni siquiera asistir como espectadoras a los partidos de su equipo nacional. De los 150 clubes deportivos oficiales, ninguno está abierto a las mujeres. Hacer ejercicio en el gimnasio es imposible junto  a hombres y, a las instalaciones que son solo para mujeres, se les niega la licencia a menudo o terminan por cerrarlas. Además de esta situación, hace dos años, el principal clérigo denunció el deporte y lo calificó de “juego de mesa prohibido en el Islam porque pierde el tiempo y causa rivalidad entre los jugadores”. ¿Todo esto no es suficiente motivo para no sancionar y apoyar?

¡Gracias Anna! Yo también #Yoelijocomomevisto 

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies