Decoración

La Navidad llega a la Casa Blanca

Este año, la familia Obama celebra las navidades por todo lo alto con más adornos, más árboles y más dulces que nunca.

Dori Toribio. 14/12/2015
U.S. President Barack Obama, first lady Michelle Obama (R), their daughters Malia (C) and Sasha, and President Obama's mother-in-law Marian Robinson sing Christmas carols during the National Christmas Tree Lighting and Pageant of Peace ceremony on the Ellipse near the White House in Washington December 3, 2015. Also pictured are singer Aloe Blacc (L) and actress Reese Witherspoon (2nd L). REUTERS/Yuri Gripas - RTX1X3HG

Este año, la Casa Blanca celebra la Navidad a lo grande y lo hace bajo el lema ‘Una tradición eterna’. Las cifras son de récord: 70.000 adornos, 4.000 campanas, 62 árboles, 25.000 galletas, una casa de pan de jengibre de 230 kilos y 20 fiestas y recepciones a las que acudirán 68.000 invitados de todo el mundo. Los chefs de la Casa Blanca tienen mucho trabajo en estas fechas, las más concurridas en la mansión presidencial de Washington. Y para ello hay que desplegar la magia navideña hasta en el último rincón de la residencia de los Obama.

MIchelle Obama y sus hijas recibieron el enorme árbol de Navidad
Michelle Obama y sus hijas recibieron el enorme árbol de Navidad en un coche especial

En los jardines exteriores se ilumina el gran árbol navideño, cuyo encendido da inicio oficial a la temporada festiva en Estados Unidos. Cada año, se celebra una ceremonia musical con los niños como protagonistas, en la que los Obama, sus hijas Sasha y Malia y la madre de Michelle, Marian Robinson, activan juntos el interruptor que enciende el Árbol Nacional de Navidad desde hace 93 años. Este año la actriz Resse Witherspoon fue la maestra de ceremonias del acto que en esta ocasión se vio marcado por el duelo, ya que tuvo lugar horas después del tiroteo masivo de California. El árbol resplandece frente al Mall de la capital estadounidense.

Dentro de la Casa Blanca la clave de este despliegue festivo está en la decoración. Hay poco nuevo, pero con mucho arte. La mayoría de las piezas pertenecen al histórico inventario de la Casa Blanca y apenas un 10% de los materiales utilizados son nuevos. La mayoría de la decoración navideña de esta temporada ha sido diseñada por Rafanelli Events y puesta minuciosamente por 89 voluntarios de todo EEUU.

Jardines y diferntes salas han sido decoradas para deleite de los visitantes
Jardines y diferntes salas han sido decoradas para deleite de los visitantes

Además, tres de las salas de la mansión presidencial han sido decoradas para la ocasión por grandes diseñadores, como la venezolana Carolina Herrera y el modisto de origen peruano Humberto León, uno de los fundadores de Kenzo. «Quiero dar las gracias a los grandes diseñadores que dedicaron su genio a elaborar esta decoración mágica«, dijo Michelle Obama en la presentación oficial de la temporada navideña.

Los más pequeños pueden pedir sus deseos en la casa del Presidente
Los más pequeños pueden pedir sus deseos en la casa del presidente

Carolina Herrera se ha hecho cargo de la Sala de China, donde están expuestas las colecciones de la vajilla presidencial en tono azul kailua, la comunidad de Hawai, estado natal del Presidente, donde los Obama suelen descansar en vacaciones. Basándose en estos tonos para los adornos navideños, la diseñadora desplegó su magistral y cálida elegancia para este rincón de la mansión residencial. Por su parte, Humberto León junto a Carol Lim, se encargó de la biblioteca presidencial, para dar un toque navideño a la sala donde se encuentran los grandes autores y pensadores de la historia del país.

Uno de los muchos árboles que adornan la Casa Blanca en Navidad
Uno de los muchos árboles que adornan la Casa Blanca en Navidad

El plato fuerte es el gran árbol, que se exhibe desde 1966 en el Salón Azul. Este año ha llegado de Pennsylvania a principios de diciembre y su entrada en la casa también una mayúscula tradición presidencial. La primera dama Michelle Obama recibió el abeto de casi 6 metros a la puerta de la mansión, junto a los perros de la familia, Bo y Sunny. Está adornado con los colores de la bandera estadounidense: rojo, blanco, azul y estrellas doradas, además de con sentidos mensajes a los militares veteranos del país, en cuyo honor luce estas navidades.

obama5
La maravillosa réplica de pan de jengibre de la Casa Blanca

Otra de las grandes tradiciones es la inmensa casa de pan de jengibre que se prepara para estas fiestas, una réplica comestible de la Casa Blanca que se expone en el Comedor de Estado anualmente. Pesa 230 kilos y es algo más oscura que la original, debido a los 68 kilos de chocolate y los 11 kilos de azúcares esculpidos con los que está hecha. No sabemos si alguien tiene el honor de degustarla en algún momento o sólo luce apetecible y espectacular en el núcleo del ala este, por la que miles de personas pasarán estas fiestas para disfrutar de la magia navideña, fruto del esfuerzo de tantos, que se respira ya por todos los rincones de la Casa Blanca.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies