Bebidas

Elige el mejor espumoso para Fin de Año

"Un pueblo que no bebe su vino, tiene un grave problema de identidad", Manuel Vázquez Montalbán.

Isabel Chuecos-Ruiz. 29/12/2015

Acabamos el año con burbujas al igual que lo empezaremos. Y aunque mi especialidad no es la economía, sí apunto aquí algunos datos que considero interesantes. En un período de dificultades económicas el futuro del mercado del vino, como muchos otros, es incierto, sin embargo el volumen de negocio de los vinos espumosos aumenta.

La WSTA (Wine & Spirits Trade Association) confirma que crece la industria del vino en Reino Unido, lo que indica también que la industria del vino inglés debería alcanzar un máximo histórico de 100 millones de libras este año. El sector está en auge, en 2014 se produjeron 6,3 millones de botellas y la WSTA estima que se duplicará, alcanzando los 12 millones de botellas en 2020. Dato importante: el 70% del vino producido en el Reino Unido es espumoso.

d
El Prosecco italiano triunfa en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido. Clic para comprar

La moda por los espumosos, crece en Estados Unidos al igual que en Reino Unido y, en cuanto a burbujas se refiere, el Prosecco italiano ha aumentado un + 36% en volumen y + 16% en valor. También Canadá parece haber sido arrastrada por una pasión de las burbujas. El efecto Prosecco, cada vez más popular entre los monopolios estatales, arrastra también las ventas de cava (+ 25%) y champagne (+ 22%).

Pero incluso fuera de estos dos mercados: Reino Unido y EE.UU, también en Francia gana popularidad y, por ejemplo, las ventas del Prosecco están creciendo a zancadas conquistando el gourmand francés. Y aunque las ventas de champagne concentran dos terceras partes de la cifra de negocios de venta al por menor, también en casa del champagne hay sitio para el consumo de otros espumosos.

d
El mercado de los espumosos mueve millones de euros al año. Clic para saber más

Según un análisis desarrollado por la Agencia de Investigación Agrícola de France (AgriMer) en 2014 la venta de vinos espumosos extranjeros en Francia fue de 800.000 botellas, un incremento del 185,1% respecto al año anterior. Una cantidad enorme si tenemos en cuenta que sólo en 2011 se vendieron apenas 100.000 botellas. Según datos del CRC (Consejo Regulador del Cava) en 2014 se bebió más cava en Francia que champagne en España. El mercado de los espumosos mueve millones de euros al año y se disputa un consumidor medio que no distingue entre marcas o calidades específicas.

d
El vino espumoso Asti ha mantenido sus ventas estáticas en los últimos años. Clic para comprar

Los espumosos italianos continúan teniendo éxito, no sólo en el territorio nacional, sino también en el extranjero. Avanzan las ventas sobre todo de productores de ‘burbujas tradicionales’ de regiones como Veneto, Lombardia, Trentino Alto Adige, Friuli y Piemonte. Pero la primacía es del Prosecco, el único entre los italianos que ha aumentado sus ventas en los últimos años, quedando estables las ventas de Lambrusco, Asti y Moscato.

Asti y Prosecco italianos triunfan en el mercado ruso, siendo las tipologías elegidas por los rusos que enamorados de sus burbujas los llaman los verdaderos ‘spumante italiano’. El Asti está más arraigado en este consumidor, ya que cumple con el paladar ruso más afín a los sabores dulces. También en Letonia ha aumentado el consumo de Asti spumante. En Brasil, en el primer semestre de 2015, el consumo de los vinos espumosos creció un 22.7% (para un total de 49 mil hectolitros en seis meses) según datos del Instituto Brasileiro do Vinho (Ibravin).

Mo
Moscato D´Asti. Clic para comprar

Drinks Business Review apunta que el fenómeno del vino espumoso en el comercio mundial comienza a hacer fuerza incluso en el mercado nacional de África. Los productores sudafricanos están apostando también por el vino espumoso para aumentar sus exportaciones en los mercados de Angola y Nigeria.

En Nigeria hoy se consume vino principalmente tinto pero el consumo de vino espumoso ha aumentado enormemente desde 2010 hasta hoy. También Angola ha comprado el año pasado 600 mil hectolitros de vino, de los cuales alrededor de 500 mil hectolitros son de espumoso. Cada país lucha, tanto por desestacionalizar el consumo, como por mantener la identidad y la calidad con el objetivo de expandir por el mundo sus burbujas.

d
Hay gran diversidad de espumosos

Queda eso sí, educar al consumidor en la gran diversidad de espumosos, para que pueda elegir entre las diferentes burbujas que tienen una historia, una tradición, una cultura propias, espumosos de alta calidad alternativos al champagne, que habría que descubrir.

En este final de año todos buscan su espumoso ideal pero nadie renuncia a un brindis, mientras varios millones de botellas explotaran para cumplir todos los deseos para un nuevo año.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies