Economía

El langostino más sostenible crece en Medina del Campo

La imaginación se pone al frente de nuevos negocios de lujo como 'Gamba Natural', que cría langostinos 'de secano' con agua del río Pisuerga y sal del Mar Muerto.

Carla Royo-Villanova. 15/03/2016

Si os pregunto qué tienen en común Noruega, el Océano Pacífico, el Mar Rojo y Medina del Campo, seguro que por mucha imaginación que tengáis, nadie dirá que langostinos. Pues sí, langostinos frescos y sostenibles. Y es que si la imaginación hace milagros, la creatividad los materializa y el trabajo los consuma. Eso es lo que hicieron los empresarios noruegos Bjorn Aspheim Jan Skybak hace ocho años. Imaginar, crear y trabajar. Se les ocurrió que quizá esas larvas del extraordinario langostino blanco del Pacífico (Litopenaeus occidentalis) podrían crecer en Castilla-León con agua del grifo y sal que traerían del Mar Muerto. Hay que reconocer que una buena dosis de imaginación le echaron.

Gamba Natural, del Pisuerga a la mesa
Gamba Natural, del Pisuerga a la mesa

¿Increíble? Sí, pero cierto. Siete años después, su empresa Gamba Natural produce 50 toneladas de langostino al año en plena Castilla con una inversión de casi 8 millones de euros. La Villa predilecta de Isabel La Católica y donde escribió su testamento, es ahora la única granja de langostinos ‘de secano’ de Europa.

Trajeron las primeras larvas desde el Pacífico y acaban de procrear la 5ª generación en plena meseta castellana. El langostino blanco del Pacífico se ha adaptado tan bien a su nuevo hábitat que Jan Skybak bromea diciendo que «ya son de Medina del Mar”. Y es cierto, ya se autoabastecen con sus propias larvas nacidas en cautividad, pero con todos los avances de la tecnología más puntera.

La firma cuenta con 24 piscinas donde se crían
La firma cuenta con 24 piscinas donde se crían 100.000 langostinos al año

Su empresa cuenta ya con 24 piscinas cubiertas con un sistema propio de circulación del agua, un circuito cerrado que permite la garantía total y estabilidad en todo el proceso de crecimiento del crustáceo. En cada piscina crecen 100.000 langostinos al año, de los que se comercializan media tonelada por piscina. Ocho años innovando y desarrolando una idea que, aún siendo buena, ha necesitado de mucha investigación. Una investigación que aunque hoy en día ya es pionera, continúa, porque la ciencia avanza más deprisa que un langostino…

Hablamos de 7.000 m2 de piscinas cubiertas, circuitos cerrados, temperatura ideal, PH perfecto, oxígeno adecuado, alimentos naturales y sin aditivos, pero hasta donde todos sabemos, los langostinos son de agua salada y el Pisuerga pasa por Valladolid. Gamba Natural no vio inconveniente y, el agua del Pisuerga al ser salada con la extraordinaria sal del Mar Muerto en una dosis perfecta, resulta ser el hábitat adecuado para el nuevo crustáceo castellano.

Los langostinos se venden frescos en bandejas
Los langostinos se venden frescos en bandejas

El resultado es un langostino fresco con una gran ventaja para el consumidor. En esta granja de secano se evitan todas las infecciones de la costa y del mar, por lo que sus larvas y langostinos no necesitan ningún tipo de medicamento añadido en su alimentación. Mejor aún, al venderse fresco y no congelado, se evitan también conservantes como los sulfitos y otros aditivos que permiten que el congelado dure más en el tiempo. Jan Skybak insiste en este sentido que «muchas personas no es que tengan alergia a los mariscos ni crustáceos, sino a los sulfitos que llevan los ultra-congelados y a los conservantes y antibióticos que les añaden». Aquí un dato interesante, el 95% del mercado de langostinos es congelado o ultra-congelado.

Más de 20 restaurantes sirven a sus clientes Gamba Natural
Más de 20 restaurantes con estrella Michelin sirven a sus clientes Gamba Natural

Gamba Natural cuenta con todos los certificados en este sentido. Sin conservantes, colorantes ni ningún tipo de aditivo. Un producto completamente fresco y natural ya que se pesca diariamente y según demanda. Para colmo y para felicitación de quienes buscan alimentos naturales, orgánicos o ‘bio’, todos los residuos que produce la granja incluida la propia agua se reutilizan y reciclan.

Más de 20 restaurantes con estrella Michelin ya ofrecen los langostinos de Medina del Campo y, según nos cuenta Jan en primicia para ‘El Rincón de Carla’, acaban de establecerse en 30 centros Makro por toda España.

Jan Skybak con el chef nipón Tatsuo Nishizawa
Jan Skybak con el chef nipón Tatsuo Nishizawa

Conocí a Jan Skybak en la pasada edición de Madrid Fusión. Sus peceras oxigenadas y los langostinos que por ellas nadaban llamaron poderosamente a mi curiosidad. Me acerqué a preguntar y conocí a Jan. Me explicó toda su idea, el proceso, las tecnologías que utilizan. Me fascinó y por eso hoy os traigo su gran historia al Rincón de Carla. Al día siguiente volví a verle para presentar la idea a unos amigos restauradores, nos dejó ‘pescar’ sus langostinos y con ellos fuimos al stand de Japón para que el gran profesor y chef Tatsuo Nishizawa se atreviera a preparar un aperitivo en crudo y al más puro estilo nipón.

El sabor de la gamba cruda sorprendió a Carla en Madrid Fusión
El sabor de los langostinos crudos sorprendió a Carla en Madrid Fusión

Risas no faltaron pero el sabor y la textura de los langostinos crudos fue un gran descubrimiento gastronómico para todos nosotros. No sé si en mi casa me atrevería a intentar imitar a Tatsuo, pero es posible adquirir este manjar a través de la tienda online de ‘Gamba Natural’. Venden por Internet bandejas preparadas e incluso es posible comprarlos vivos. Toda una experiencia para sorprender hasta al más gourmet de nuestros amigos. Langostinos castellanos, una idea noruega con sabor Pacífico, salado por el Mar Muerto y hecho en España. ¿Alguien da más?

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies