Be Beautiful

Pásate al lifting… de pestañas

Sí, sí. Me refiero a lifting. De pestañas, sí. No hablo de permanente ni de extensiones de pestañas que ya conocíamos, sino de lifting.

Elsa Anka. 14/04/2016
La mirada de Elsa antes y después del lifting

Confesad que más de una vez (por no decir siempre) habéis deseado amanecer con unos ojos enmarcados por unas pestañas estupendas. Hombre, se gana mucho. ¿O no? Pero para conseguirlo, que no se os ocurra dormir con la máscara toda la noche, porque no es una buena alternativa. La higiene facial no debería saltarse nunca antes de irnos a dormir. Además de que, al día siguiente, tienes más probabilidades de levantarte con unos impresionantes ‘churretones’ negros alrededor de los ojos, que con una mirada atractiva y sensual.

Ni se te ocurra dormir maquillada
Ni se te ocurra dormir maquillada

¿Qué podemos hacer? Pues eso, un lifting. Como el que me hecho yo esta mañana. Yo había oído hablar de las extensiones de pestañas y estuve tremendamente tentada de probarlas. Pero no sólo no es una opción muy económica sino que algunas de mis amigas que sí han hecho uso de ellas, me han dicho que los tres/cuatro primeros días estás divina. Perfecta.

Pero como la vida de la pestaña es corta, al caer, se cae con la extensión (obviamente) y como no entienden (las pestañas, digo) de armonía, equilibrio ni estética, se caen como les conviene o dicta la naturaleza de cada una de nosotras, provocando un extraño hueco que hay que ir corriendo a rellenar. Además, el adhesivo es bastante fuerte y puede dañar la pestaña. Pero bueno, es una opción que ha creado adicción y muchas mujeres están encantadas. Yo me vine abajo y descarté esa opción.

Pestañas de un aspecto natural
Las extensiones de pestañas no fueron la opción de Elsa

Hace unos días, Mati me habló del lifting. Mati es una maravillosa esteticien, una maquilladora de lujo y una mujer que siente pasión por su trabajo desde hace más de 30 años. Por sus manos han pasado desde la mítica y camaleónica Linda Evagelista (grande entre las top de los 90) hasta las nuevas generaciones de jóvenes que pisan fuerte las pasarelas nacionales e internacionales y la gran mayoría de artistas y celebrities de este país. Me enseñó resultados que ella había hecho ya y me encantó.

Mati en pleno tratamiento con Elsa
Mati en pleno tratamiento con Elsa

«Pero a ver, este lifying ¿tiene algo que ver con la permanente que ya conocemos y se ha hecho desde hace décadas?» Es lo primero que preguntamos todas a Mati. Pues sí, pero poco. El lifting de pestañas es un recuerdo de aquella permanente, pero sólo eso. Ha mejorado de forma y de fondo (los productos son mejores y el resultado, también). Es una nueva técnica. Con la permanente, las pestañas se rizaban con un tubito o rulo que hacía la curvatura demasiado pronunciada y se doblaba tanto que podían parecer más cortas. Con el lifting, la idea es darles forma  alisando y levantando cada una de ellas suavemente desde la base. Y eso es lo que las hace parecer más largas.

Las pestañas se protegen
Las pestañas se protegen y se les colocan dos geles para curvarlas y fijarlas

Mati está en el salón de Alberto Cerdán en Barcelona y allá que me he dio hace unas horas. El proceso no es nada molesto. Dura una hora más o menos y confieso que casi me he quedado dormida en dos ocasiones. Os explico cóma va:

  • Se fija la pestaña a la silicona con un producto especial levantándola desde la raíz y después se aplica un primer gel, de color rosa, que es el que la curva.
  • Primero se protegen las pestañas de abajo y se coloca una almohadilla de silicona en el párpado superior.
Tras aplicar el tinte y el sérum, mirada perfecta
Tras aplicar el tinte y el sérum, mirada perfecta

 

  • Con el siguiente gel, el azul, se consigue fijar el paso anterior.
  • Y después, y para acabar, se pone el tinte que es lo que acabará de darnos una profunda y estupenda mirada.
  • Se recomienda utilizar un sérum para cuidarlas en las próximas semanas. Algo que no deberíamos olvidar, aún sin este tratamiento.
La mirada de Elsa antes y después del lifting
La mirada de Elsa antes y después del lifting

Cada uno de los pasos dura unos 13-15 min. El efecto dura unas 5-8 semanas dependiendo de cada persona y se puede repetir sin problema porque es un tratamiento muy suave que no daña las pestañas naturales. ¡Ah! Y también vale para ellos, ¡por supuesto! (Precio: 50€).

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies