Belleza

Los errores más comunes en el cuidado bucal

Lucir una sonrisa perfecta es más fácil si sigues unas sencillas rutinas a la hora de cepillar tus dientes. Te damos las pautas definitivas.

Marisa Nufrio. 14/09/2016

Muchas personas piensan que cepillarse los dientes dos veces al día es suficiente para mantener una correcta higiene bucal. Sin embargo, existen una serie de rutinas que son necesarias para conseguir que nuestra boca esté en perfecto estado. No hay que olvidar que nuestra sonrisa es una de las principales armas de presentación, por lo que su correcto cuidado es esencial, no solo a nivel estético, sino también de salud.

Espera media hora después de comer para lavarte los dientes
Espera media hora después de comer para lavarte los dientes

Algunas de las principales pautas a seguir están relacionadas con el cepillado de dientes. Este proceso debe realizarse un mínimo de dos veces al día, siempre con cepillos de dureza blanda o media y sin aplicar excesiva fuerza para no dañar la estructura dental. El cepillado tiene que realizarse de forma meticulosa, siguiendo un orden concreto y dedicándose por completo a ello durante más de dos minutos, ya que es necesario comprobar que se está realizando correctamente.

Usa un cepillo de dureza blanda o media y cámbialo cada 3 meses
Usa un cepillo de dureza blanda o media y cámbialo cada 3 meses

Se recomienda no cepillarse los dientes justo después de comer, debido a que los ácidos de la boca son alterados durante las comidas, por lo que utilizar el cepillo en ese momento solo tendría efectos negativos para el esmalte. Para evitar el desgaste de esta estructura, es recomendable esperar media hora aproximadamente. Así, la saliva propia de nuestra boca neutralizará el ácido y no habrá problema alguno.

Enseña a los peques a tener una buena higiene dental desde niños
Enseña a los peques a tener una buena higiene dental desde niños

En cuanto a los productos que utilizamos, hay que tener en cuenta que los cepillos de dientes no duran eternamente, por lo que deben ser cambiados cada tres meses, o cuando veamos que las cerdas están dobladas o ligeramente desgastadas. El uso de hilo dental es positivo siempre que se haga con cuidado, ya que en caso contrario puede llegar a dañar las encías. Para evitar la abrasión, es muy útil la alternancia de pastas dentífricas, particularmente entre las normales (con flúor) y las específicas (sensación o efecto blanqueante…).

Lávate los dientes con asiduidad
Hay que cepillar todos los dientes, incluso los que no vemos

Además, tendemos a olvidar que en nuestra boca hay algo más que las piezas dentales y es necesario tener en cuenta cada uno de esos elementos. Existe una tendencia a cepillar solo aquello que se ve, olvidándose de partes como la lengua o la cara interior de las mejillas, e incluso a veces los dientes posteriores, donde también se acumulan gran parte de las bacterias.

Dientes 0
Para tener una bonita sonrisa hace falta cuidar nuestra higiene bucal

La piel de los labios es una de las más sensibles del cuerpo y también una de las más olvidadas. Aunque en verano y en invierno se hace aún más evidente que necesita de una rutina de cuidados para evitar el resecamiento, lo cierto es que se recomienda tratarlos con un bálsamo labial de protección durante todo el año para lucir una sonrisa bonita e inolvidable.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies