Cómo transformar la basura en un manjar

Una nueva aplicación para smartphones facilita a los restaurantes la venta de las sobras del día con el objetivo de reducir la cantidad de desechos con los que diariamente contaminamos el planeta.

Luis Jiménez. 10/10/2016

Todos los años se tiran a la basura millones de toneladas de comida y para procesarla se emiten 3,3 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera y se malgastan 250km3 de agua potable y 1/3 de la producción agrícola. Too Good To Go es una nueva aplicación móvil que nace con el objetivo de poner freno a la cultura del desperdicio.

TGTG app y comida
TGTG es una app que transforma la basura en comida para llevar

Es habitual que los restaurantes terminen por tirar a la basura los restos diarios de comida y aunque es una verdadera lástima, hasta ahora nadie había sido capaz de conectar la línea de puntos que separaba a potenciales vendedores y consumidores. Gracias a esta nueva aplicación, los restaurantes, cafeterías y pastelerías pueden colocar en el mercado las sobras diarias a mitad de precio y ponerlas así al alcance de un nutrido grupo de hambrientos jóvenes que no dudan en pasar a buscar su menú a la hora que se les diga.

Los fundadores de TGTG Jamie y Chris
Los fundadores Jamie y Chris durante la presentación de la app

Lo de que sean jóvenes no es casual. El público mayoritario de esta aplicación son universitarios que no renuncian a un plato de calidad listo para comer si su precio se sitúa en su rango de gasto. De hecho, el lanzamiento de la app y su progresiva expansión ha acontecido en torno a áreas urbanas en donde la concentración de personas de menos de 40 años es mayor. Sólo recientemente, ha entrado en capitales cosmopolitas como Londres y Ginebra.

 jóvenes ususarios de TGTG
Los jóvenes, el principal público de TGTG

Para su fundador, Jamie Crummie, se trata de darle una nueva vida a la comida, de no quitarle la dignidad que tiene por el simple hecho de que no ha sido consumida en el momento en el que fue preparada. Para los restaurantes se trata de hacer un poco más de caja y además darse a conocer a una clientela que, a priori, no es parte de su nicho. Y para todos nosotros, significa una reducción sustancial de la cantidad de energía que se emplea para procesar toda esa deliciosa basura y, por lo tanto, de los niveles de contaminación.

App TGTG
Gracias a esta app podrás comer de restaurante a precios muy bajos

La app, que ya funciona en Reino Unido, Francia, Alemania, Dinamarca y Suiza, tiene ahora en su punto de mira Nueva York, la gran capital del take-away. En una ciudad en donde la norma es no cocinar, los clientes potenciales se multiplican exponencialmente, por eso el equipo de marketing no se quiere precipitar en su lanzamiento y prefiere que ruede un poco más antes de dar el salto. El funcionamiento es sencillo, los restaurantes anuncian a través de la aplicación lo que estiman que les va a sobrar a final del día.

Por supuesto, la oferta es limitada, no siempre sobra lo mismo o en la misma cantidad, y es precisamente por eso que los restauradores no tienen obligación de subir a la plataforma un plato cada día. Si sobra bien, sino también. Por su parte el cliente, reserva un plato del menú por menos de la mitad de precio que marca la carta. A la hora pactada, normalmente 30 minutos antes del cierre, el cliente pasa a recoger su paquete y listo. La compra se efectúa a través de una pasarela de pago dentro de la aplicación, a través de la cual también se pueden realizar pequeñas donaciones para atajar el cambio climático o hacer llegar comida a los más necesitados.

TGTG tienda
Ahora quieren llegar también a Nueva York

En un período de seis meses, TGTG, el acrónimo formado con las iniciales de cada palabra que conforma el nombre de la aplicación, ha conseguido depositar en un estómago, y no en la basura, 110.000 raciones de comida. Tratándose de una empresa con el respeto al medio ambiente por bandera los recipientes en los que se recoge la comida están hechos a base de caña de azúcar y son, por tanto, 100 % biodegradables. Es por esa razón, por su corazón ecológico, que tampoco proporcionan cubiertos de plástico desechables, así que los clientes están obligados a llevarse el suyo propio.

Quizá por haber nacido en Europa, TGTG se ha desmarcado de manera natural de la corriente que, desde hace unos años y, según los humanistas tecnológicos, afecta a las start-up concebidas en Palo Alto, que suelen ser empresas jóvenes que nacen con el único propósito de generar beneficios y no de convertir el mundo en un lugar mejor.

Comida y gente en TGTG
Los envases en los que te llevas la comida además son ecológicos

Nacida un poco por casualidad en una reunión de amigos en Dinamarca en 2015 y con presencia en seis países distintos, no tardará en llegar a España. ¿Te imaginas lo que podría significar comer a precio de ganga uno de los platos de los mejores restaurantes de nuestro país con el propósito de ayudar al medio ambiente?

Relacionados

Últimas noticias

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies