Destinos

El Baguazo, viaje sin retorno

Una historia que demuestra que la avaricia y el descontrol conducen a la tragedia de un pueblo y su entorno.

Carla Royo-Villanova. 08/11/2016

El pueblo peruano no debe olvidar “El Baguazo” y el resto del mundo debe conocer lo que allí aconteció. El Amazonas, pulmón del planeta, esconde riquezas anheladas por la que llamamos civilización. Sin embargo la avaricia y el descontrol suelen llevar a la tragedia. Las comunidades indígenas aguarunas y huambisas son testigos directos y víctimas de la aniquilación de su territorio, de su modus vivendi, de su cultura y de lo único que tienen, la selva.

foto1
El Amazonas es el pulmón del planeta

El Baguazo. Aquel día quedó con este nombre marcado para siempre. Bagua, cálida y solidaria, amaneció cubierta de sangre. Siete años después yo misma caminaba entre las cruces que recuerdan la tragedia. Nadie debe olvidar El Baguazo. 33 peruanos muertos a balas y machetes cambió el nombre de la curva donde se mascó la tragedia pero también y más importante, la conciencia de miles de peruanos. La curva del Diablo, es ahora la curva de la esperanza.

Curva del Diablo
Las cruces en la Curva del Diablo

Todo empezó cuando en 1995, un Convenio (el 169), se convierte por decisión del gobierno del entonces presidente Fujimori, en constitucional. Aquel convenio obligaba a las instituciones y empresas peruanas a consultar a todos los indígenas sobre asuntos que les afectaran directamente a sus territorios. Pero en los años previos a 2009 este mandato constitucional no se cumplía.

Minas de oro
Las minas de oro en pleno río

Las empresas llegaban a la selva, extraían su oro, su petróleo, sus maderas. Todo era riqueza en aquel lugar que ni los mochicas, ni los incas, ni los conquistadores españoles consiguieron nunca dominar. Desde el primer momento conocí la terrible historia de lo acontecido aquel fatídico 5 de junio de 2009. Y el pasado 5 de junio, 7 años después, yo caminaba y rezaba entre cruces. Casualidades, premoniciones, quizá. La esperanza no tiene límites. El entonces presidente de Perú, Alan García, justificó la matanza diciendo que los 400.000 indígenas no eran ciudadanos de “primera clase”. Y que sus exigencias no se podían anteponer a las de los 28 millones de peruanos (de primera clase).

Minas de oro
Las minas de oro son el atractivo económico de esta región

Todo empezó en agosto de 2008 con el llamado “Paro Amazónico indefinido” para pedir la derogación de los decretos presidenciales que incumplían el Convenio Constitucional. Trece días después el  Congreso derogaba algunos de los decretos y prometía más derogaciones, que nunca llegaron. Por eso en abril de 2009 se activa de nuevo el Paro Amazónico. Los indígenas solo piden que se les consulte y que parte de las riquezas extraídas de la selva sirvan para mejorar también sus precarias condiciones de vida. El 5 de junio de 2009, quedó grabado a sangre en las comunidades indígenas de la amazonia peruana. La policía, armada con AKMs y apoyada con tanquetas y helicópteros, desalojaba con violencia la pacífica manifestación indígena que tenía lugar en la Curva del Diablo. 

Con Santiago, en su casa y con el retrato que mi padre le llevo de regalo. Perdió una pierna como consecuencia de la diabetes producida por los disparos del Baguazo

El Guerrero de la Paz, Santiago Manuin es baleado cuando, brazos en alza, mostrando sus manos  en son de paz, intenta calmar los ánimos de los dos bandos y solicitando un alto al fuego. Más de un año se debatió este hombre entre la vida y la muerte. Mientras tanto, 18 indígenas eran apresados. El Guerrero de la Paz y otros líderes de las comunidades aguajún y huambisa fueron imputados con la certeza de una cadena perpetua.

amazonas-el-rio-maranon-4-copia
Hogar del pueblo aguaruna-huambisa

La historia del Baguazo no era nueva para mí en aquel aniversario. No era casualidad que quisiera conocer lo sucedido de primera mano. Para mí, para mi familia y para mis amigos, peruanos incluidos, el pueblo aguaruna-huambisa son ciudadanos de primera y nuestra vinculación con ellos se remonta a 1978 cuando mi padre comienza lo que desde entonces fueron muchos viajes al corazón del Condorcanqui.

Jaime Royo-Villanova lleva años luchando por los indígenas
Jaime Royo-Villanova lleva años luchando por los indígenas. Aquí con Santiago

Jaime Royo-Villanova, mi querido y admirado padre, lleva 30 años luchando con ellos, casi siempre desde Madrid, a menudo en la propia selva. Habla aguajún, es conocido como Muun, título de respeto a los más sabios, aporta sus opiniones pero también ayudas económicas para mitigar las carencias indígenas. Los aguajún y los wampis son el eje de su vida. Sintió El Baguazo como un ataque a su propia esencia, y desde entonces tuvo la herida abierta, igual que sus queridos indígenas.

Desplazrse es lento y costoso
Desplazarse es lento y costoso

La tragedia continuaba siete años después. Tres aguarunas estuvieron cinco años presos, el juicio parecía no tener fin, obligando a los imputados a desplazarse hasta Bagua una vez al mes. Tengamos en cuenta que se trata de un viaje largo y costoso, del que no podían hacer frente económicamente. Los jesuitas corrían con los gastos y ayudaban a concienciar al pueblo peruano y a sus dirigentes para poner fin a un juicio incierto. A Santiago Manuin le amputaban una pierna como consecuencia de la diabetes crónica que los balazos le produjeron. Todo se torcía más y más.

Santiago Mamuin
Santiago Manuin preside la comisión permanente aguaruna-huambisa, por los derechos de los indígenas y sus comunidades.

En esta situación llego a casa de Santiago Manuin, jefe del Consejo Permanente Aguaruna Huambisa. El Guerrero de la Paz nos recibe en  silla de ruedas, apenas han pasado tres meses de su amputación. En su “chacra” en plena selva, sus palabras son tan emocionantes como sinceras y hermosas. “La selva es de todos, no queremos dejar de compartirla, tan solo pedimos que también se tengan en cuenta nuestras necesidades”

Niños huambisa
Niños huambisa en la comunidad de Villa Gonzalo

Los Aguarunas y Huambisas formaban parte de las comunidades Xivar junto con los Achuar y los Shuar que tras la guerra de Perú quedaron al otro lado de la frontera amazónica, en Ecuador. Fueron un pueblo guerrero que defendió su hábitat incluso con la vida. Nunca nadie a lo largo de la historia amazónica consiguió conquistarles. La selva es su propia vida y de ella dependen, a ella respetan. Las madereras están acabando con su flora pero también con su fauna. Está acabando con su alimento.

jj
Las madereras, petroleras y la explotación de los ríos por las minas de oro están acabando con su alimento

Las minas de oro que se cuentan por centenas a los largo de sus ríos, es la zona de el Dorado, ya no extraen el valioso mineral como antaño, con cribas y manualmente. Ahora se utiliza mercurio, más eficaz, rápido y ventajoso. Pero el mercurio es vertido sin escrúpulos ni control alguno sobre los ríos. Las petroleras tampoco son ejemplo de economía sostenible en una zona sin ningún control medioambiental. El Amazonas, el pulmón del planeta Tierra ya no tiene los recursos naturales que alimentan a los indígenas. Miles de niños y adultos mueren de tifus por beber aguas contaminadas.

mas-fotos-del-rio-y-las-comunidades-aguajun-y-huambisa-copia
Miles de niños y adultos mueren de tifus por beber aguas contaminadas

Una lucha pacífica reclamaba todo esto, que quizá nos resulte obvio. Pero terminó con la vida de 33 personas, varios encarcelados, amputados y con un futuro incierto para miles de indígenas“Nosotros somos un pueblo guerrero, lo llevamos en la sangre. Luchamos para defendernos de todo aquel que nos agrede, pero nunca atacamos primero” explicaba Santiago Manuin. “Los gobernantes debían de haber sabido esto antes de dar aquella fatídica orden, nos defendimos como siempre hemos hecho”

Lanzas aguarunas
Lanzas aguarunas

Más casualidades en aquel aniversario que viví entre ellos. El 5 de junio de 2016 había elecciones presidenciales en Perú. Todos están obligados a votar bajo pena de 30 dólares de multa. La venta de alcohol está prohibida desde dos días antes. Las ciudades son un caos, un ir y venir de personas que se ven obligadas a desplazarse a sus lugares de nacimiento. Y la incertidumbre se respira en cada callejón. ¿Resolverá El Baguazo el nuevo presidente? Ya no creen en la justicia. Ha pasado demasiado tiempo.

amazonas-el-rio-maranon-1-copia
Río Marañón, hogar de estas tribus indígenas

Dos días después sabemos que PPK será el nuevo presidente. Aunque lleva en sus filas a miembros que también lo fueron de Alan García, aunque alguna de esas personas tuvo responsabilidad en lo acontecido en El Baguazo, los aguarunas y los huambisas no quieren perder la esperanza.

Siete días estuve con ellos en Santa María de Nieva, capital del Condorcanqui, en Borja, en Villa Gonzalo. Crucé dos veces el Pongo de Manseriche, el pongo más peligroso del mundo. Me empapé de la vida indígena, pero sobre todo consiguieron que su lucha fuera ahora más que antes, también la mía. Oírles razonar, explicar, hablar de su pasado guerrero, de su forma de vida, ha sido una de las mayores enseñanzas que la vida me ha dado.

baguazo
Siete días estuve con ellos, una experiencia inolvidable

El 22 de septiembre de 2016 La Sala Penal de Apelaciones y Liquidadora Transitoria de Bagua absolvió a las 53 personas procesadas durante más de 7 años por la muerte de 12 policías. La última de las casualidades, ese día era el cumpleaños de mi padre.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies