EducaciónTheLux

¿Es sano tener un amor platónico?

El romanticismo duele, atormenta y limita cuando no puede materializarse. Además, el amor platónico puede estar ocultando tras dificultades personales…

Ana Villarrubia. 24/11/2016

Si Platón levantara la cabeza muy probablemente no aplaudiría el curso que ha tomado la adjetivación de su nombre. Porque el amor platónico no es tan sencillo como ese que se inicia contemplando y admirando la belleza o la espiritualidad del ser amado, sino aquél que en esa fase de contemplación tiene su inicio y también su más crudo final. El amor platónico no trasciende más allá de esa tierna e infantil fase de enamoramiento. En este amor fatuo lo ideal ensalza y limita a la vez. Y, al final, todo amor platónico nos tortura por su falta de correspondencia.

dan-serena-dan-and-serena-521224_600_387
El amor platónico entre los personajes de Gossip Girl es una de las tramas más importantes de la serie.

¿Por qué, entonces, hay personas que pueden vivir platónicamente enamoradas durante años? Nadie escoge sufrir –al menos no conscientemente– pero de lo que ninguno nos libramos es de hacer, con la mejor de nuestras intenciones, malas elecciones que dan lugar a peores resultados. Sufrimos a causa de nuestras erráticas acciones y reacciones, aunque no seamos plenamente conscientes de esa relación causa-efecto.

Y es que, lejos de lo que a primera vista pueda parecer, las personas elegimos, actuamos y sentimos con mucha menos libertad de la que creemos. Nuestras elecciones vienen directamente condicionadas por limitaciones y dificultades psicológicas de las que muy a menudo no somos directamente conscientes. De ahí que un trabajo terapéutico pueda ser útil para muchos.

las-20-mejores-peliculas-de-amor-de-todos-los-tiempos-12
Los libros como PD: Te quiero hacen parecer que cualquiera es susceptible de caer en un sentimiento así.

La literatura hace parecer que cualquiera es susceptible de caer en un sentimiento de amor platónico, que el amor es un profundo sentimiento que brota ajeno a nuestro control, que es la mala pata la que determina que aquél de quien nos enamoramos sea precisamente quien menos nos corresponde… Y ya el sumun del desastre es, en este contexto, quedarse anclado a esa amalgama de emociones sin poder renunciar a la posibilidad de que nuestro ser amado, algún día, cambie de opinión. Un beso, un encuentro fortuito, una noche de tórrida pasión… Cualquier situación es válida para escenificar en la intimidad de nuestra imaginación algunos de nuestros mas inconfesables anhelos. Soñar es gratis, que dirían los más ingenuos. Nada más lejos de la realidad… ¡Y a qué precio!

peliculas-de-amor-6
No todos somos susceptibles de protagonizar este tipo de películas platónico-románticas.

Lejos de lo que creemos más obvio, en el platonismo amoroso también escogemos caer. Insisto, con elecciones más o menos libres o conscientes, pero elecciones al fin y al cabo. Y más cuando un terapeuta, o la propia realidad incluso, sacan a relucir esa posibilidad de elección. Sabemos, además, que no todos somos susceptibles de protagonizar este tipo de películas platónico-románticas. Quienes tienden a alimentar amores idealizados suelen ser personas románticas, nostálgicas y con algunas dotes para la imaginación, pero no solo eso. Parece, por lo que podemos observar en la clínica cada día y por lo que la psicología de la personalidad nos deja saber, que las personas mas inseguras, introvertidas, temerosas del rechazo y evitadoras de la confrontación directa son también mas susceptibles de caer platónicamente enamoradas.

peliculas-amor-san-valentin-4
La utopía representa, al mismo tiempo, el principio y el fin del amor platónico.

El amor platónico solo puede experimentarse desde el imaginario, la conceptualización, la idealización y la irrealidad. El platónicamente enamorado proyecta sus necesidades, sus deseos y sus anhelos sobre una figura aparentemente perfecta, ¡mientras no se esté dispuesto a demostrar lo contrario! La persona apela a su concepto arquetípico de amor, y lo mantiene intacto porque ni llega nunca a construir uno propio en base a experiencias personales o pruebas de realidad tangibles. Con todo ello evita ser rechazada, cierto, pero también evita ser aceptada. Evita sufrir en el corto plazo pero se condena a otro tipo de sufrimiento más tormentoso y duradero. Tan paradójica es esta aspiración ficcionada que la utopía representa, al mismo tiempo, el principio y el fin del amor platónico.

película de amor
¿Cómo salir, entonces, de esa falsa condena?

¿Cómo salir, entonces, de esa falsa condena? Observando y tomando conciencia de la realidad, obligándose a obrar en base a ella, arriesgándose  a ser rechazados, confrontando las aspiraciones de vida con las metas verdaderamente alcanzadas y desarrollando nuevas habilidades para afrontar lo que tenemos delante. He aquí algunas pautas básicas:

habitaciones_de_pelicula_de_amor_y_desamor_para_un_san_valentin_de_cine_924262483_1200x855
¿Son coherentes tus acciones con la consecución de tus metas?
  • Tira por tierra el ideal – Lo que observas de tu perfecto ser amado idealizado es una pequeña parte de sus rasgos, aislados y no interconectados entre sí. Toma distancia y observa el cuadro entero, no te fijes tan solo en algunas de las pequeñas piezas que lo componen.
  • Compara tus aspiraciones de vida con el camino que llevas tiempo siguiendo – ¿Son coherentes tus acciones con la consecución de tus metas? ¿te acercan tus pequeños pasos a alguno de tus objetivos de vida? Desde el amor platónico la espera no tiene límites, pero nunca llega a dar frutos.
tumblr_mdsy6yurk61rr1moyo1_1280
Exponte al rechazo
  • Recolecta pruebas de realidad – Ya no vale seguir soñando. ¿Qué te devuelve el espejo de la realidad? Si él o ella no te deja ningún margen de maniobra, si no hay puertas abiertas, ¿qué sentido tiene seguirte recreando en una fantasía?
  • Exponte al rechazo – Y descubre que, aunque no es plato de buen gusto, al menos es algo tangible a lo que puedes agarrarte, algo que puede superarse, algo en lo que hay más control por tu parte que en la simple admiración inconsciente.
peliculas-de-amor-para-llorar
Recupera el control que te corresponde y transforma tu forma distorsionada de interpretar el mundo.
  • No sucumbas ante la obsesión – Por muy incontrolables que parezcan tus pensamientos, eres tú quien los genera. Aduéñate de ellos, recupera el control que te corresponde y transforma tu forma distorsionada de interpretar el mundo por otra más adaptativa que no te conduzca a un callejón sin salida. Por ejemplo, cambia el típico “no hay persona mejor en él mundo que él/ella” por una idea del tipo “si esta relación no es posible algo habré de hacer para seguir adelante con mi vida y no sacrificarla por quien ni siquiera me demanda ese sacrificio”.
cafesociety_loveratory_filmes
Rompe todas esas conductas creadas alrededor del ser idealizado y haz que tu mundo deje de girar en torno a la figura equivocada.
  • Ponte las pilas – Si resulta que eres dueño de tus ideas, pensamientos e interpretaciones, más fácil aun es comprender que también eres dueño y señor de tus actos. Rompe todas esas conductas creadas alrededor del ser idealizado y haz que tu mundo deje de girar en torno a la figura equivocada. Sal con amigos, haz cosas nuevas, conoce gente nueva y modifica tus rutinas; aunque al principio sientas que tengas que que obligarte a ello. La actividad llama a más actividad y exponerte a situaciones novedosas ampliará tus fronteras.
still-of-lily-collins-in-stuck-in-love-2012
Estar triste, por ejemplo, no te impide salir de casa llevando tu tristeza a cuestas.
  • Date tiempo, no dejes que tus emociones te incapaciten – Todas ellas tiene algo que indicarte, escúchalas sin que lleguen a limitarte. Estar triste, por ejemplo, no te impide salir de casa llevando tu tristeza a cuestas. Sólo así experimentarás ese maravilloso proceso de transformación en el que modificando tu forma de pensar y concebir la realidad que tienes ante ti, también se transforma la naturaleza de tus emociones.
Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies