Bebidas

Hablemos del corcho

Cork es una iniciativa llevada a cabo en España para promocionar el tapón más versátil y medioambientalmente sostenible.

Isabel Chuecos-Ruiz. 20/06/2017

El corcho es la corteza del alcornoque (Quercus suber L), un árbol de características especiales que crece en regiones mediterráneas y que ocupa 2.277.000 hectáreas en todo el mundo. Cork es una iniciativa llevada a cabo por instituciones del sector del corcho para promocionar el tapón de este material y dar a conocer sus principales valores y beneficios tanto a nivel medioambiental, económico como cultural. Las entidades que lideran esta acción en la Península Ibérica son la Asociación Portuguesa de Corcho (APCOR), la Asociación de Empresarios Corcheros de Cataluña (AECORK) y el Institut Català del Suro (ICSURO).

El corcho se obtiene de la corteza del alcornoque

El alcornoque es un árbol sorprendente, es muy longevo y tiene una capacidad espectacular de regeneración. Su vida productiva es de 150 a 200 años y su corteza se extrae varias veces durante su vida, siempre en intervalos de 9 a 14 años.

Europa continuará como líder del mercado en términos de consumo, siendo Portugal y España los mercados que siguen liderando la producción mundial de corcho. En España, las principales áreas donde se ubican los bosques de alcornoques son Extremadura, Andalucía y Cataluña. En Extremadura y Andalucía el bosque alcornocal recibe el nombre de dehesa y está compuesto por una agricultura mixta centrada en gran cantidad de alcornoques, encinas y algunos matorrales, pastizales y campos de cultivo.

El corcho posee cualidades únicas e inigualables que ningún ingenio humano ha logrado imitar o mejorar: ligereza, elasticidad, gran adherencia, impermeabilidad, gran poder calorífico, fácilmente manejable, bajo contenido en agua, aislante térmico. Pero ante todo, es un material 100% natural, reciclable y renovable: atributos hoy en día imprescindibles para una sociedad comprometida por la reducción de la contaminación y sostenible con el medio ambiente.

El bosque de alcornoques se denomina dehesa

El ciclo de la vida productiva del alcornocal comienza con la extracción de su corteza, la llamada “saca del corcho”, que se realiza en la fase más activa del crecimiento del corcho, desde mediados de mayo hasta mediados de agosto. Son necesarios aproximadamente 25 años para realizar la primera saca del corcho del tronco del alcornoque. Pero no será hasta la tercera saca –cuando el árbol tiene entre 40 y 50 años- cuando se obtiene el corcho con las propiedades adecuadas para la producción de tapones de calidad.

La saca del corcho es un proceso ancestral que debe realizarse por profesionales y se ejecuta en seis etapas: abrir, separar, trazar, extraer, quitar, marcar. En el proceso de producción, desde la plancha hasta el producto final, el corcho pasa por un conjunto de etapas que se diferencian en función del tipo de tapón. Los tapones de corcho natural se fabrican a partir de la perforación de una pieza única de corcho, en cambio los tapones técnicos se fabrican a través de un aglomerado de gránulos de corcho, al que se le puede añadir discos de corcho natural.

El corcho tiene unas propiedades inigualables

La industria del corcho tiene una amplia gama de tapones que están disponibles en varios tamaños y formatos, con el fin de adaptarse a la gran variedad de botellas de vino y cava. Los tapones de corcho se pueden agrupar en las siguientes categorías. Sin duda un sector muy interesante, en el que convendría profundizar.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies