ACTUALIDAD

Excursión a La Rioja: el plan secreto de la Princesa Leonor

Poco antes de debutar leyendo la Constitución, la Princesa Leonor disfrutó de una excursión con sus compañeros de colegio.

Sofía Lorenzo. 06/11/2018

Conocida es por todos la protección que ejercen los Reyes sobre la intimidad de sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía. Tanto es así que en el colegio Santa María de los Rosales donde estudian las niñas y donde también lo hicieron su padre y sus tías, están prohibidos los teléfonos móviles y las cámaras de fotos con el objetivo de que ninguna mirada indiscreta capture una imagen de las pequeñas.

Sus padres son conscientes de la situación especial de ambas, sobre todo de la Princesa Leonor como heredera a la Corona, pero aún así intentan que siempre que se puedan, lleven una vida lo más anónima y normal posible, como cualquiera de sus amigos y compañeros de clase.

La Princesa Leonor se encuentra actualmente cursando 2º de la ESO y como en cualquier colegio, en esta etapa comienzan las excursiones de más de un día en alguna localidad cercana que los niños esperan con muchísimas ganas. Así, como cualquier niña de su edad, la Princesa Leonor también ha tenido la oportunidad de disfrutar de una excursión organizada por su centro de estudios a Santo Domingo de la Calzada, en La Rioja. Este viaje tuvo lugar entre los días 16 y 19 de octubre y, si no nos hemos enterado hasta ahora (gracias al periódico La Rioja) ha sido por la extrema discreción con la que se ha tratado el asunto. Tanto, que ni siquiera el alcalde de la localidad tenía constancia de tan ilustre visita.

Como una más del medio centenar de alumnos que acudieron a la cita, la Princesa Leonor paseó por el pueblo y también acudió a una cafetería donde su melena rubia no pasó desapercibida y algunos de los allí presentes hicieron fotos a la heredera. No obstante fue en una pastelería local donde la visita de la hija de los reyes se hizo más que notable.

Y es que Leonor quiso llevar un detalle de su viaje al Palacio de la Zarzuela para compartir con sus padres y hermana y optó por una caja de bombones. Claro está, no sin antes interesarse por los ingredientes de los mismos, característica heredada posiblemente de su madre, quien está desde siempre muy pendiente de que ella y sus hijas coman de manera saludable. Aún así, a parte de la caja de bombones también compró otras unidades sueltas de chocolate.

Seguro que este pequeño viaje ha servido de respiro para la Princesa Leonor después del otoño tan ajetreado que está teniendo por las responsabilidades propias de su cargo. Primero en septiembre con su visita a Covadonga y posteriormente con la lectura de varios artículos de la Constitución coincidiendo, precisamente, con su decimotercer cumpleaños.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies