Motor

Lamborghini Huracán LP610-4, la máquina diabólica

Gracias a la cortesía del DME GT CLUB, hemos tenido la oportunidad de cumplir un sueño, un sueño que desde pequeños anhelábamos. Ponernos al volante de un Lamborghini, en este caso, del Huracán LP610-4.

Luxury News Motor. 28/12/2018

El Huracán, por así decirlo, es el modelo de acceso a la marca de Santa Ágata y el sustituto del tan aclamado Lamborghini Gallardo, que fue presentado en el Salón de Ginebra del año 2014. Su nombre sigue la tradición de la marca, en nombrar a sus coches como a los toros más bravos de la historia. En este caso ‘Huracán’ fue un morlaco que en 1879 en el ruedo de Alicante hizo una actuación en la que dejó a varios heridos por su camino, por lo que ha merecido bien este deportivo recibir su nombre.

Con unas medidas de 4.459 mm de largo, una anchura de 1.924 mm y una escasa altura de 1.165mm, ofrece una distancia entre ejes de 2.630 mm, un peso de 1.422 kg y una distribución de este en proporción 42/57. Lo que se traduce en que este Lamborghini es tan equilibrado para conducción dinámica como para el día a día.

Su diseño, fruto del trabajo del equipo de Filippo Perini, no pasa inadvertido, ya que está basado en un arriesgado conjunto de líneas que le dan a todo el coche un aire muy agresivo a la vez que claramente inspirado en el Aventador. Los afilados faros LED, así como las dos poderosas entradas de aire en la delantera, son declaración de intenciones de un conjunto que rezuma deportividad por los cuatro costados. La vista lateral es la que quizás desdeña más su apariencia de caza de combate. En la zaga, los perfilados LED que comprenden la iluminación, así como las dobles salidas de escape ensalzadas en el difusor trasero son otro de los ejercicios de diseño llevados a cabo en este coche.

Su vista lateral es la que más recuerda a un caza de combate

Un cockpit similar al de un caza de combate

El habitáculo tiene una clara inspiración aeronáutica, donde los mandos parecen sacados de un avión de combate, como el botón del encendido que está protegido por una tapa roja simulando a las que protegen los interruptores para activar los misiles en los cazas. Para el cuadro de mandos, se recurre a un sistema de información digital, donde vemos una pantalla tft de 12,3 pulgadas, que se puede configurar mediante tres diseños diferentes, cambiando así el diseño del velocímetro, el cuenta revoluciones, así como los datos de la navegación o datos de conducción.

Las salidas de aire hexagonales son otro claro ejemplo del trabajo en el diseño en un Cockpit que rezuma exquisitez y deportividad gracias a la perfecta combinación de elementos como la piel de los asientos o la alcántara del volante.

El volante del Huracán agrupa todos los mandos para gobernar el coche, como son los intermitentes o el limpia parabrisas. En la parte más baja del mismo encontramos el botón con el que se intercambian los modos de conducción denominado ANIMA (Adaptative Network Intelligent Management) y que nos permite escoger entre los modos Strada, Sport y Corsa.

El volante agrupa todos los mandos para gobernar el coche

Este último está destinado a su uso en circuito, pues con el desactivamos por completo la electrónica del coche encargada de sujetar el tren trasero al asfalto. Cada uno de estos modos ajusta de forma automática la respuesta de la transmisión, además de ajustar la firmeza del volante o la dureza de la suspensión magnética.

En la consola central encontramos tres indicadores digitales, en los que vemos representada la temperatura del aceite del motor, la presión del turbo y el voltaje de la batería. Bajo estos, una serie de botones entre los que destacamos el que activa la elevación de la suspensión delantera, para poder salvar a los temidos bordillos o las entradas a los parkings, así como los mandos del climatizador y del MMI para el manejo del sistema multimedia que están situados justo encima del protegido botón START.

Su interior es tan sofisticado como su diseño

V10 atmosférico, mecánica infalible y conocida

Tras este, y a modo de palanca de forma hexagonal, encontramos el mando que acciona la marcha atrás y que acoge en su interior un pulsador para el modo P del cambio. Todo en este Lamborghini es puro diseño con una clara identidad inspirada en los cazas de combate.

Bajo el cristal trasero, y situado en posición central trasera longitudinal, encontramos el corazón de este Lamborghini, un V10 de 5,2 litros que rinde la friolera de 610 cv a 8.250 rpm y un par motor de 560 Nm a 6.500 rpm. Este motor utiliza la base mecánica del Gallardo, aunque ahora entrega 40 cv más, además de protagonizar una mejora sustancial en lo que a materia de eficiencia y emisiones se refiere.

Este motor está perfectamente asociado a una nueva caja de cambios de doble embrague y 7 velocidades, la primera que se ha utilizado en un Lamborghini y denominada por ellos como Lamborghini Doppia Frizione (LPF), que ofrece unos cambios rápidos, precisos e imperceptibles con el modo Strada activado, pero cuando accionamos el modo Corsa, encontramos una pequeña sacudida entre cambio y cambio.

La conducción de este bólido es un sueño

Para transmitir los 610CV al suelo, el Huracán recurre a un sistema Haldex de tracción a las cuatro ruedas que cuenta además con un diferencial autoblocante mecánico trasero, encargado de repartir la potencia a ambos ejes en función de la tracción demandada por cada uno de ellos.

Las prestaciones del Huracán son las esperadas en un deportivo de este calibra, ya que acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 3,2 segundos y es capaz de lanzarse hasta los 323 km/h, pero si estas cifras son espeluznantes, más lo es la cifra con la que alcanza los 200 km/h, 9,8 segundos. En lo que a consumos se refiere, la marca ha conseguido homologar unos discretos 12,5 litros, cifra que en conducción deportiva puede convertirse con facilidad en unos 30 litros a los 100.

Una de las grandes bazas de este Lamborghini son sus frenos, así como la capacidad de frenado que ofrecen, ya que es capaz de detenerse en tan solo 32,9 metros partiendo desde 100 km/h. Tras las preciosas llantas de 19” encontramos unos discos ventilados cerámicos con pinzas de 6 pistones para el tren trasero, que acompañan a un pedal de freno que se mantiene firme en las frenadas más bruscas y sobre todo continuadas sin perder mordiente en ningún momento.

Las llantas de 19″ son una maravilla

Comportamiento en carretera 

Tras haber muchos deportivos, como el Huracán, os podemos decir que este coche es tremendamente dinámico, aunque como todos los super deportivos, tiene un límite. Gracias al sistema de tracción integral, a la suspensión magnética y a la puesta a punto de su chasis, el Huracán se muestra como un tren guiado por railes, al que le cuesta mover la zaga, salvo que escojas el modo de conducción Corsa y elimines por completo la electrónica, siendo ahí el momento de inflexión, entre conductor o piloto.

El paso por curva que ofrece es simplemente casi perfecto, y es ahí, donde su altura libre al suelo, le permite ir pegado como una lapa al asfalto, algo a lo que contribuyen sus enormes neumáticos en medidas 305/35/19 del tren trasero. En carreteras de montaña, donde las curvas se suceden una a otra, es donde quizás podemos encontrar alguna pega, pues la aceleración que propicia su motor V10 a veces juega en contra de colocar al coche al pasar de una curva a otra por la rapidez en la que llegas de una a otra.

Su sonido es abrumador, ya que el V10 suena como si no hubiera un mañana e inunda el habitáculo con un rugido que te hace recordar en todo momento que es lo que llevas entre manos. Dicho sonido se puede modificar a través del ANIMA escogiendo cualquiera de los tres modos de conducción disponibles.

En carretera lo pusimos a prueba y respondió de maravilla

Como no podía ser de otra manera quisimos comprobar la aceleración del Huracán, para ello, optamos por una recta cerrada al tráfico que ya se ha convertido en laboratorio de nuestras pruebas, en la que tras realizar la maniobra para activar el Launch control, os podemos asegurar que tanto yo como mi compañero, nos quedamos literalmente pegados al asiento, viendo como la aguja de cuenta vueltas subía al unísono con la del velocímetro, ensalzando una sensación que pocos coches llevando a cabo esta maniobra nos ha sorprendido tanto.

En resumidas cuentas, os podemos decir, que, tras la prueba del Huracán, y como os decíamos al inicio de este artículo hemos cumplido un sueño, el de probar un Lamborghini, un deportivo que nos ha parecido excepcionalmente bonito, ya que su diseño peculiar que proviene del Lamborghini Aventador y con esa clara inspiración aeronáutica es digno de ser admirado.

Pero más allá de las miradas, porque dispone de una mecánica infalible de las pocas que hoy en día quedan atmosféricas y por un comportamiento dinámico merecedor de llevar el nombre de Huracán.

La parte trasera es igual de atractiva que el resto del coche

DME GT CLUB

No es de extrañar que DME GT CLUB, tenga en su inventario un coche tan exclusivo como el Lamborghini Huracán, pues como nos comentaba David Jané, fundador y director del Club, es uno de los más demandados por sus exclusivos clientes, que buscan, ante todo, deportivos como este. Aunque en su abanico de posibilidades encontramos también un Ferrari 458 Spider, Aston Martin DB9, Ferrari California, Nissan GT-R R35, Audi R8 V8 Coupé o un Porsche 911 Carrera Coupé.

David, para la entrega del Huracán y para explicarnos con todo lujo de detalles que es DME GT CLUB, nos recibió en su sede, junto a Carles Bosch fleet manager del club, situada en el lujoso y recién renovado Hotel Princesa Sofia de Barcelona, donde sus socios, disponen de ventajas exclusivas en todos los servicios del Hotel por pertenecer a DME GT CLUB, cuyo lema es; “¿Por qué tener solo uno, si los puede tener todos? Haciendo mención de sus deportivos.

Este club, no es solo un lugar de encuentro para amantes del automóvil, sino que además es un lugar, donde sus socios podrán disfrutar regularmente de exclusivos viajes, tandas en los mejores circuitos o salidas por rutas que acaban convirtiéndose en exquisitas degustaciones gastronómicas.

Un coche para disfrutarlo, sin duda

Si deseas más información acerca de que como ser socio de DME GT CLUB, puedes contactar a través del email Info@dmegtclub.com , o bien visitar su página web www.dmegtclub.com.

* Por Miguel Angel Solá. *Agradecimientos:

  • DME GT CLUB
  • Hotel Princesa Sofia
  • Omya Clariana
  • Vilanova Grand Marina
  • Fotografías: Cristóbal Arjona

Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies