Hoteles

Aquí están pasando la luna de miel #TheFerragnez

La pareja de moda ha disfrutado de su luna de miel estas pasadas navidades en un resort de lujo como no has visto nunca: ecológico y lujoso a partes iguales.

Lo han conseguido una vez más. La pareja europea más popular del momento, con permiso del Príncipe Harry y Meghan Markle, es decir, la formada por la influencer Chiara Ferragni y el rapero Fedez, más conocidos como The Ferragnez, han dado una envidia pavorosa a miles de personas. Fans que con los ojos a cuadros y el corazón encogido han visto, casi en directo, la luna de miel de la famosa pareja. ¿Dije envidia? Pero de la sana, claro.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Chiara Ferragni (@chiaraferragni) el

Si estáis viendo las imágenes que acompañan a este artículo, os imaginaréis el porqué de la sana envidia. Por una vez, nuestros ojos no se posan en los protagonistas (Chiara y Fedez), se posan en la idílica estampa que los rodea. Un hermoso resort de lujo con todo lo que las personas necesitamos para acercarnos un poco a la felicidad completa: paisajes de ensueño, buen tiempo, arena blanca, mar cristalino y un edificio capaz de confortarnos física y mentalmente. Se trata del Kudadoo Maldives Private Island.

El complejo es energéticamente sostenible

Es un complejo exclusivo que presume de ser el mejor hotel de lujo del mundo en 2018 y eso que abrieron sus puertas a finales de año. Dicho honor se lo ha concedido la asociación Luxury Travel Intelligence, que se dedica a clasificar viajes de alta gama sólo para sus miembros, la creme de la creme, que dicen en Francia. Ellos, claro, no obedecen a mayor interés que suministrar a sus clientes la información más fidedigna, así que tendremos que fiarnos, aunque por lo que vamos a leer… ¡Tampoco creo que tarden mucho en convencernos!

Los paneles solares se integran en el techo del recinto con toda naturalidad

El hotel cuenta con tan solo 15 residencias, 13 con un dormitorio, con una superficie de 310 metros cuadrados y dos con dos dormitorios de 390 metros cuadrados. Cada residencia se ubica sobre el océano, con piscina privada de 44 metros cuadrados, con vistas sin obstáculos del inmenso mar, con sistemas electrónicos de vanguardia, sonido envolvente Bang & Olufsen para una televisión de 54 pulgadas, con IPTV (televisión por protocolo de Internet) para ver, por ejemplo, Netflix y Spotify, luces que se adaptan a tus necesidades, iPad, muebles hechos a mano y, por supuesto, mayordomo privado.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

🍯🌙 #TheFerragnez

Una publicación compartida de Chiara Ferragni (@chiaraferragni) el

Pero, lo más impresionante, es la claridad de ideas que tienen los promotores de este lugar, desde el principio, mentalizados por la necesidad de un cambio en cuanto al trato con el Medio Ambiente, apostaron fuerte por la sostenibilidad, consiguiendo que este resort sea independiente, energéticamente hablando, además de haber sido construido teniendo en cuenta los cánones más actuales de integración paisajística. Todo esto corrió a cargo de un hombre visionario, el arquitecto Yuji Tamazaki, con estudio ubicado en la ciudad de Nueva York.

La madera es el material rey de este complejo

El técnico nos explica en su web que Las Maldivas tiene el nivel más bajo de tierra de cualquier nación. Algo que hace que tenga las playas más hermosas del mundo, pero, al mismo tiempo, hace que los nativos sean extremadamente sensibles al cambio del nivel de mar. Conscientes que dependen del resto del Mundo para reducir la carga de CO2 en la atmósfera, confían en que la realización de proyectos de este tipo, que inspiran un desarrollo sostenible a escala mundial, capte suficiente atención para hacer posible un futuro mejor.

Todas las estancias tienen piscina propia

A la isla llegaron los Ferragnez como cualquier otra persona: por barco o hidroavión, dado que no hay otra forma. Desde lo alto se puede ver el edificio principal del complejo, con una cubierta a dos aguas plagada de los paneles fotovoltaicos que suministran la energía. Aunque lo usual es procurar esconder estos paneles (no son estéticos, es evidente) mediante un diseño ocultista, en el resort se han utilizado como elemento icónico, logrando lanzar un claro mensaje: quieren integrar el sistema solar en el diseño general del complejo.

Cada villa está diseñada para tener, al menos, cinco horas de sombra

Cuando te acercas al edificio te sorprende otra gran iniciativa, la cubierta no sólo sostiene los paneles fotovoltaicos, debajo de ellos existen huecos que permiten la entrada de luz al interior, minimizando la luz artificial a utilizar durante el día. La instalación es capaz de producir 320 kWp de electricidad (KWp: kilovatio pico, es decir, potencia máxima de los paneles en horas de máxima insolación), más que suficiente para que la isla opere sin combustible diésel, con esto, la inversión se recuperará en tan sólo 5 años, una ganga.

Las sombrillas y voladizos proporcionan a las villas la temperatura idónea

Las villas aprovechan la ventilación al máximo al colocar ventanas con apertura completa en lados opuestos, de esta forma se pueden abrir a la par, provocando la renovación instantánea de aire. Cada villa está diseñada para tener, al menos, cinco horas de sombra durante el día, así, están provistas de voladizos, sombrillas y toldos en más del 50 por ciento de la planta exterior. La ubicación de las viviendas respeta la isla, frente a ellas, que mantiene sus hermosas playas, sus cocoteros, bosques interiores y plantas nativas (como la lechuga de mar, la madera de hierro o el hibisco).

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Chiara Ferragni (@chiaraferragni) el

Los promotores presumen que el hotel ofrece el “Concepto AAA”, que se resume en la frase: “En Kudadoo todo está disponible, en cualquier momento y en cualquier lugar”, así, los huéspedes pueden beber de la naturaleza de la isla, disfrutar de los encantos de la vida ociosa pero aventurera sin esfuerzo, degustar apetecibles comidas bajo el mar en el restaurante acuático más grande del mundo (maravilloso), nadar con manta rayas, ir de safari en moto acuática o practicar cualquier deporte marino, incluso el de enfrentarte a un tiburón… con scooter submarino, claro.

El hotel tiene quince residencias privadas

La madera es el material rey de este complejo, casi todo está ejecutado con él, además, estando certificada como procedente de bosques productores de forma sostenible, provenientes de Canadá, Nueva Zelanda e Indonesia. El edificio central cuenta con una gran piscina común para los huéspedes, restaurante, bar y una bodega digna de los criterios más exigentes. Desde luego, los Ferragnez han escogido muy bien donde pasar, con su pequeño hijo, la luna de miel, aunque se casaran en septiembre, ha valido la pena la espera… ¿No lo crees así?

Los espacios comunes son únicos, incluido un restaurante bajo el mar

Por cierto, dos apuntes más para terminar: construir con madera fomenta la creación y mantenimiento de bosques para explotación maderera, con lo que contribuimos por partida doble a la reducción del CO2 atmosférico, dado que es el material de construcción que menos lo genera en su manufacturación. Y segundo apunte, aún más importante: el coste por noche en Kudadoo Maldives Private Island es de (agárrate donde puedas) entre 3.500 y 4.000 euros, en fin, nada más que añadir.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies