Belleza

Opérate en invierno y llega perfecta al verano

En los meses de frío se recomiendan cirugías corporales como la liposucción, la abdominoplastia y el aumento de mamas.

Julio Puig. 11/01/2019

La mayoría de cirujanos plásticos solemos decir que el invierno es el momento ideal para someterse a casi cualquier tipo de cirugía estética, los motivos son más que evidentes:

  • En invierno es mucho más sencillo alejarse de los rayos solares que pueden dificultar el proceso de cicatrización y la curación de las heridas. Algunas intervenciones como la rinoplastia dejan cicatrices que pueden pigmentarse bajo la radiación solar.
  • Las temperaturas bajas favorecen la disminución de posibles edemas postoperatorios.
  • La ropa que se emplea facilita el proceso de postoperatorio ya que permite ocultar mejor la hinchazón, los moretones…
  • También hay que tener en cuenta que hay cirugías plásticas corporales que exigen llevar fajas de mantenimiento postoperatorio durante un tiempo prolongado que serían un auténtico sufrimiento con el calor del verano.
  • Además, la lejanía de los meses de verano es muy valorada por los pacientes ya que se cuenta con tiempo más que suficiente para recuperarse correctamente y que los resultados se asienten antes de poder lucirlos en verano.
El invierno es ideal para los retoques faciales

Cirugías recomendadas en invierno para llegar perfecta al verano

Normalmente se recomiendan las cirugías corporales tales como la liposucción, la abdominoplastia y el aumento de mamas; además de las intervenciones en el rostro: estiramiento y rejuvenecimiento facial, rinoplastia, blefaroplastia…

La liposucción es una intervención indicada para eliminar los depósitos de grasa que se acumulan en determinadas zonas del cuerpo como las caderas, los flancos… y que no desaparecen ni con la dieta ni con el ejercicio. Su objetivo es mejorar la apariencia física y moldear la silueta. Para que la recuperación sea correcta es necesario utilizar una faja de contención que se encarga de ejercer una presión constante que ayuda a agilizar el proceso de moldeado de la figura corporal, además de reducir los hematomas y la inflamación. Se recomienda el uso de la faja durante un período de entre uno y tres meses tras la operación. Una prenda que sería muy incómoda con el calor estival.

La abdominoplastia, en cambio, es un procedimiento mediante el que se elimina la grasa y el exceso de piel del abdomen, además de tensar los músculos desde la zona media del abdomen hasta la parte inferior. Las cicatrices de la intervención quedan ocultas en la parte baja del abdomen. Se recomienda esperar un tiempo -a determinar por el médico especialista- antes tomar el sol de forma habitual.

El aumento de pecho puede lucirse en verano si se realiza en invierno

Las cirugías faciales como pueden ser el lifting, la rinoplastia o la cirugía de orejas u otoplastia son aconsejables en invierno, ya que se evita, en gran medida, la exposición solar y el riesgo de que se pigmenten los hematomas y las incisiones fruto de cada cirugía. Este tipo de pigmentación es muy peligroso, ya que suele requerir de tratamientos adicionales para solucionarse.

Aumento de pecho. Diciembre es el mes más popular y el invierno la mejor época del año para realizarse un aumento de pecho, especialmente porque es más sencillo esconder las vendas, las cicatrices y los hematomas con la ropa invernal; además, suele ser necesario el uso de un sostén quirúrgico para dar forma y posición a los pechos recién intervenidos.

También se debe tener en cuenta que el resultado de un aumento de pecho es definitivo al cabo de 4-6 meses, por lo que, si se quieren lucir los nuevos senos en verano, el invierno es la estación ideal para la intervención.

*Para más información consulte al Dr. Puig.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies