Cine

Green Book: un viaje de amistad e igualdad

Basada en una historia real, 'Green Book' es una de las grandes sorpresas del cine de los últimos meses y candidata a hacerse con varios premios Oscar.

Amalia Enríquez. 31/01/2019

Es una de las películas que está dejando su sello. Para unos, la sorpresa del año. Para otros, merecido reconocimiento. Nominaciones y premios avalan los trabajos de sus protagonistas, inmersos ahora en la promoción de cara a los próximos Oscar del 24 de febrero. Cinco nominaciones espera ‘Green Book’ que se materialicen. Basada en un hecho real, la película tardó 50 años en poder rodarse.

Sinopsis 

Frank Anthony Vallelonga, alias Tony Lip (Viggo Mortensen), es un portero de club de Nueva York de un barrio italoamericano del Bronx. Es contratado para hacer de chófer y proteger al Dr. Don Shirley (Mahershala Ali), un pianista negro de talla mundial, en una gira de conciertos que los va a llevar de Manhattan hasta el Sur profundo. Para ello deberán confiar en el ‘Libro Verde’, una guía de viaje con opciones seguras de alojamiento, comidas y negocios para afroamericanos, durante la época de la segregación y de las leyes racistas de Jim Crow. El libro los dirigirá a lugares en los que a Shirley no se negarán a atenderlo, ni lo humillarán o lo amenazarán con violencia.

La película está ambientada en una época bien distinta a la actual

Una amistad para siempre

Sobre el telón de fondo de un país que se encuentra lidiando con el valor y la volatilidad del movimiento por los derechos civiles, dos hombres tendrán que afrontar el racismo, numerosos peligros y reconfortarse con generosidad, amabilidad y humor. Juntos pondrán en entredicho suposiciones mantenidas desde hace tiempo, y superarán sus diferencias aparentemente insalvables, aceptando su común humanidad. Lo que comienza como un viaje de dos meses de pura necesidad acabará forjando una amistad que perdurará el resto de sus vidas.

Nick Vallelonga, el hijo mayor de Tony Lip, se crió oyendo hablar del viaje de su padre con Don Shirley. “Es una historia que he tenido presente básicamente toda mi vida, desde que era pequeño”, comenta Vallelonga, un actor, guionista, productor y director.

El viaje estrecha la relación de dos personas muy diferentes

Una historia inspiradora

Tony, su padre, se había criado en el Bronx y había conseguido un trabajo en el club nocturno Copacabana, donde trabajó durante 12 años codeándose con ‘mandamases’ mafiosos y todo tipo de famosos, entre ellos Frank Sinatra, Tony Bennett y Bobby Darin. Aunque dejó de ir al colegio en el equivalente a primero de la ESO, era parlanchín y carismático, y se ganó su apodo de ‘Lip’ (Labio) por su reputación de ser capaz de persuadir a cualquiera de casi cualquier cosa.

“Desde joven, quería ser cineasta y contar historias. Esta era una gran historia que me contó mi padre”, recuerda Vallelonga. “Formaba parte del acervo familiar, pero también sabía que era una historia importante sobre dos personas muy distintas que se juntan y se cambian mutuamente la vida y cambian cómo ven a los demás. Es una historia inspiradora que sigue siendo tan importante e impactante hoy como lo ha sido siempre”.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies