ACTUALIDAD

¿Dónde está el dinero de toda la vida si siempre pagamos con el móvil?

Pagar por medio de aparatos electrónicos se ha convertido en algo habitual en nuestra rutina diaria.

Era 1997 aproximadamente, cuando conocí a Juan Villalonga, entonces todopoderoso presidente de Telefónica en el parque de Nueva York, concretamente en el NYSE. En la rueda de prensa con varios medios de comunicación nos contó que el futuro era pagar con el teléfono móvil, que el dinero de papel iba camino de desaparecer. Pensamos que le había dado un yuyu… pagar con el móvil… qué locura.

Hace ya años que en los taxis de Nueva York se paga con el reloj inteligente. Empezó el ApplePay y ahora todas las plataformas aceptan pagar de esa manera. En realidad el formato es el mismo que con el móvil, ingresas el número de la tarjeta de crédito y pagas con el teléfono inteligente o con el reloj.

Pagar ahora está al alcance de casi cualquier aparato electrónico

Los pasos que se seguían antes para ahorrar

Hace un año aproximadamente, leía uno de esos artículos de cómo ahorrar para tu jubilación o para pagar una emergencia, o la universidad de tus hijos… te recomendaban dos cosas: la primera es llevar siempre una cantidad fija de dinero en metálico al mes en la cartera, y nunca – nunca es nunca- gastar los billetes de cinco dólares. A cambio, debías ir guardándolos en una hucha casera, aunque no lo creas esta pequeña práctica te podía reportar mucho dinero en 10 años.

Este ejercicio te exigía dos cosas: nunca pagar con tarjeta de crédito y ser consciente de que, si de una cantidad fija ahorras los billetes de cinco dólares, en realidad consigues terminar el mes gastando menos dinero. Las fórmulas de ahorro son muchas y variadas, algunas de las más extendidas las expliqué en «Menudo lío nos han metido» de Editorial Homo Legens. Un librito de autoayuda que, al tiempo que explicaba la crisis financiera global de 2008, también contaba cómo sobrevivir a una parecida en el futuro. Ahorrando.

El móvil se ha convertido en una prolongación de nuestro ser

Lo indispensable que es el móvil en nuestro día a día

Y todo esto me viene a la cabeza porque CaixaBank ha anunciado que ha multiplicado por ocho las operaciones con el móvil durante 2018 hasta los 885 millones de euros. Esto implica que la generalización del uso del móvil como medio de pago es ya una realidad, sobre todo entre los más jóvenes, los millennials. Para ellos, como para la mayoría de los trabajadores, el teléfono es nuestra vida: el trabajo, los correos electrónicos, la localización y el dinero. Si pierdes el teléfono inteligente pierdes más de la mitad de tu vida diaria.

CaixaBank, entidad líder en medios de pago en España, ha registrado 30 millones de compras con el móvil realizadas por sus clientes en comercios durante el año 2018. La cifra supone multiplicar por ocho los datos de pago móvil del ejercicio anterior, cuando se efectuaron 3,7 millones de operaciones con este sistema. Respecto al número de usuarios, cerca de 750.000 clientes tienen vinculadas sus tarjetas a un teléfono móvil para realizar compras.

Usar el reloj electrónico para pagar también está en auge

El parque total de tarjetas de CaixaBank “enroladas” supera ya el millón (un 110% más que en el año anterior). Estos datos confirman el despegue del móvil como medio de pago habitual para los clientes de CaixaBank. De hecho, respecto al total de operaciones realizadas con tarjetas de este banco en comercios físicos, que en todo 2018 ascendió a 1.387 millones (un 14,2% por encima de 2017), el porcentaje de pagos móviles supone ya un 4%.Asimismo, las cifras sitúan a CaixaBank como líder del sector del pago móvil en España, con una estimación de cuota de mercado del 40,8%, de acuerdo con las operaciones realizadas en diciembre de 2018.

La clave: una excelente experiencia de usuario

CaixaBank ha sido una entidad pionera a nivel internacional en el lanzamiento del pago móvil. Además dispone de su propia aplicación CaixaBank Pay, que permite pagar compras y acceder a una amplia gama de servicios de gestión de tarjetas. Esta solución está integrada con Samsung Pay y Apple Pay en los teléfonos y dispositivos wearable compatibles con estos servicios. Igualmente, la entidad ha lanzado el servicio de pago móvil para los modelos de smartwatches que usan Garmin Pay o Fitbit Pay.

Caixabank posee su propia aplicación para realizar pagos de manera más rápida y sencilla

Para Juan Antonio Alcaraz, director general de CaixaBank, el fuerte crecimiento de la entidad en pago móvil se relaciona directamente con la buena experiencia de usuario del servicio, sea cual sea el dispositivo del cliente: “La alianza con grandes empresas tecnológicas, como Samsung y Apple, y el trabajo conjunto con ellas nos permite integrar en el móvil tanto la solución de pagos como una completa oferta de opciones para la gestión de tarjetas.

De ahí que, además de crecer en operaciones de pago móvil, también aumentamos notablemente la interacción de nuestros clientes a través de la aplicación CaixaBank Pay y el acceso a los diferentes servicios, desde la activación o el bloqueo de la tarjeta al aumento del límite, el fraccionamiento de pago o el envío de dinero, entre otros”. Los clientes de pago móvil de la entidad disponen de todos los servicios de tarjetas, incluida la garantía CaixaBankProtect, que protege al usuario frente a posibles usos no autorizados de sus medios de pago.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies