FamiliaTheLux

Practicar yoga junto a tu mascota es posible gracias al doga

Realizar sesiones de yoga junto a tu perro te ayuda a fortalecer el vínculo mascota-dueño, reducir el estrés y mejorar la circulación y flexibilidad del animal.

Siempre se ha dicho que los perros son los mejores amigos del hombre. Estos animales nos hacen compañía cuando estamos solos, nos protegen ante los peligros y poseen uno de los sentimientos más importantes en una relación, la lealtad. Por ello, en los últimos años son muchos los instrumentos y actividades que se han adaptado con el objetivo de que nuestras mascotas puedan tener una vida igual de cómoda que la de las personas, porque, ahora, tener un perro es casi como tener un hijo o un hermano, ya que puede montar en trasporte público, entrar en restaurantes y tiendas e, incluso, practicar yoga.

Hace aproximadamente un año llegó a España el doga, y te preguntarás ¿qué es eso del doga? Pues, básicamente, yoga para perros. Esta nueva práctica ha sido importada de Asia y Estados Unidos, lugares en los que el doga es una práctica muy extendida en la sociedad, que cada vez gana más adeptos. Ahora es en España donde esta actividad ha comenzado a impartirse y con bastante éxito.

Practicar cada día 10 minutos de yoga puede ayudarnos a mejorar nuestro bienestar físico, mental y emocional

El yoga es perfecto para liberar tensión y acabar con el estrés

Todos conocemos los efectos beneficiosos que tiene el yoga para nuestra salud, capaz de mejorar nuestros estado físico, mental y emocional. De hecho, con que dediques 10 minutos del día a practicar yoga, conseguirás reducir todo el estrés y las tensiones que has acumulado a lo largo de la jornada de trabajo.

En el caso del doga, se trata de adaptar las posturas y estiramientos tradicionales del yoga a la fisionomía de los perros, ya que estos tienen una musculatura diferente a la de los humanos. En primer lugar, le hacen a la mascota una serie de masajes y estiramientos que le permitirán después realizar determinadas posturas de yoga con su dueño. Algo fundamental es prestar atención al lenguaje corporal del perro, ya que lo que se busca no es que este sufra, sino que pueda relajarse y disfrutar de la sesión.

El doga adapta los estiramientos y posturas del yoga a la musculatura de los perros, para evitar que estos sufran

Practicar yoga con tu perro ayuda a fortalecer el vínculo entre humano y mascota

La práctica de doga puede ayudar a fortalecer el vínculo de unión entre el perro y su dueño, haciendo que este sea más fuerte y profundo. Permite que nuestra mascota se relaje y libere también sus tensiones acumuladas, además de mejorar su circulación y flexibilidad.

Lo más recomendable es realizar doga después de una sesión de entrenamiento. Primero puedes aprovechar a salir a correr con tu mascota, hacer algún de ejercicio de cárdio, y después dedicar unos minutos a una sesión de doga.

El doga es perfecto para practicar con tu mascota, después de una sesión de entrenamiento con tu perro

Si después de leer el artículo te han entrado ganas de probar el doga con tu mascota, el yoga u otro tipo de actividad física, los días 25 y 26 de mayo, 1 y 2 de junio se van a celebrar en Barcelona los Sporty weekend, unas jornadas deportivas gratuitas que tienen como objetivo promover el ejercicio y la vida sana entre todos los asistentes.

Profesionales del yoga como Xuan Lan, de zumba César Pacheco y de ballet fit, Gloria Morales ofrecerán de forma gratuita diversas masterclass, en el CC Maremágnum, ubicado en el Muelle España del Port Vell. Y por supuesto que contarán con sesiones de doga. Apúntate a este magnífico plan y disfruta con tu mascota de la vida sana y hacer ejercicio.

*Foto principal: @Huayruro Twitter.


Relacionados

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies