Gastro

Maridajes sencillos para todos los bolsillos sin salir de casa

Muchas veces asociamos maridar vinos (u otras bebidas) con restaurantes caros. Hoy os enseño a hacer maridajes en casa, con la cocina del día a día y vinos ricos y económicos.

Antes que nada, debemos tener en cuenta que lo que comemos en casa suele ser diferente de lo que pedimos en un restaurante; en casa comemos cosas más sencillas o con ingredientes más simples, llámalo como quieras, pero es para que nos entendamos. Siguiendo estas pautas conseguirás maridajes sencillos en casa por mucho menos de lo que te imaginas (menos de 5 euros)…

Unos deliciosos macarrones con tomate y atún

Este es uno de los platos más frecuentes en muchas casas de España, especialmente por lo rápido y económico. Una buena pasta hervida y al dente (por favor), una lata de atún, tomate fresco o envasado y, ¡ya lo tenemos! Lo podemos maridar con el vino Alquezar, un rosado fresco de aguja de Somontano.

Para acompañar a unos macarrones con tomate puedes optar por un vino rosado fresco de Somontano

Un vino tinto, el perfecto compañero del lomo rebozado con patatas fritas

Otro de los clásicos de los hogares: una cinta de lomo de cerdo, rebozada en huevo y pan rallado, y a la sartén. Unas patatas peladas, cortadas y fritas y tu salsa preferida. ¿Qué tal un tinto joven con ésta típica “fritanga”? Pues ahí te dejamos un Caperucita Tinta de Rioja.

Para un plato típico como es una carne con patatas, la mejor opción es un Caperucita Tinta de Rioja

Para el pollo en salsa decántate por un vino blanco con buena acidez

Pues como tenemos una carne blanca podemos irnos perfectamente a un vino blanco con buena acidez y frescura. En este caso la propuesta es acercarnos a Terra Alta (Cataluña), para beber un Sisquera bien fresquito, elaborado con uva garnacha blanca y macabeo.

Si optas por la carne blanca, un vino blanco Sisquera bien fresquito va muy bien.

La ensalada combina a la perfección con un cava Cabré & Sabaté

Bueno, bueno, bueno… Las ensaladas tienen muchas variantes y esta es una de ellas. Unas hojas de lechugas frescas y turgentes, unos frutos secos, tomatitos cherry, rodajitas de queso de cabra y una vinagreta de frutos rojos (por ejemplo). Para este clásico del verano, te proponemos un cava como el de Cabré & Sabaté Brut Nature.

Los maridajes con platos frescos como las ensaladas se pueden conseguir con cavas, como el de Cabré & Sabaté Brut Nature

Un arroz con tomate lo podemos maridar con un Argum Sauvignon Blanc

Un simple arroz hervido, salsa de tomate y huevos fritos, te arreglan una comida sin quitarte mucho tiempo. Las variantes free style de cada casa son bienvenidas y aptas en cualquier caso (con plátano, queso rallado, etc.). Para maridar este plato “fondo de nevera” podemos recurrir a un Argum Sauvignon Blanc de Castilla, fresco y fácil de beber.

Para una comida del día a día como es el arroz con huevo y tomate podemos recurrir a un Argum Sauvignon Blanc

Para el picoteo, un vino de Jerez viene a la perfección

Nos gusta mucho este mote que sirve para incluir en él cualquier cosa que tengas en la nevera. Un poco de jamón, unos quesos, embutidos y tostaditas, una lata de mejillones en escabeche y unas aceitunas. Señoras y señores, ¡la cena está servida! Para ello podemos utilizar uno de los vinos más versátiles del mercado, como es el vino de Jerez. Una manzanilla La Guita nos irá de perlas con todo ello.

Si vamos a pasar una tarde con amigos, acompañados por algo de picoteo, el clásico vino de Jerez es la mejor opción

Pues podríamos seguir con armonías entre bebida y comida por poquito dinero (en ambas cosas), ya que el maridaje no solo está reservado para los grandes restaurantes. Porque los mejores maridajes se consiguen cuando se comparte con los tuyos.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies