Celebrities

Anna Wintour adora las chanclas

Anna Wintour ha declarado que le gustan las chanclas, esas zapatillas con una suela y un par de tiras que recogen el dedo gordo del pié y que para ponernos chic denominaremos hawaianas.

Josep Sandoval. 20/06/2019

Anna Wintour es la editora del Vogue americano, la mujer que dictadas normas en cuanto modas y tendencias, algo que nunca he entendido del todo pues hay una cosa que nunca cambia en su aspecto: el peinado, una especie de gorro cartaginés con flequillo y unos ahuecados laterales (que las expertas denomina corte bob), que le enmarcan un rostro la verdad no excesivamente favorecido. Ella cambia a menudo de traje, marcas europeas de preferencia, y de entre todas Chanel, omnipresente en su publicación en cualquier época del año. Pero el pelo siempre está ahí impretérrito, impecable. El peinado, aclaro para los puristas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Vogue (@voguemagazine) el

Pues bien, ahora a la señora del gorro cartaginés se le ha ocurrido soltar una frase mayestática que de tener éxito estamos listos. Ha declarado que le gustan las chanclas, esas zapatillas con una suela y un par de tiras que recogen el dedo gordo del pié y que para ponernos chic denominaremos hawaianas. «Me encantan el flip flop!», ha soltado la gurú antes de quedarse tan fresca y ancha. O sea le gusta un calzado que polariza, ruidoso, objetivamente antiestetico y que conlleva una serie de riesgos para la salud de los pies por el casi constante contacto con el suelo.

Supongo que lo ha echo para ponerse a la moda de otras celebridades como Kim Kardashian y las hermanas Kylie y Kendall Jenner, que lo apoyan y publicidad en las redes donde también exhiben sus serranas anatomías.  La frase exultante es lo más celebrado de una entrevista que le hacen a la gurú de la moda en la serie de vídeos de Vogue titulados «Go Ask Anna».

Claro que jugando en casa y siendo la gran jefa del gusto hubiera podido decir lo que le hubiese venido en gana. Y así lo hizo: «Personalmente, no soy demasiado fanática de lo casual», dijo, «Así que prefiero siempre que alguien se equivoque en el vestido. Un miembro de nuestro equipo se presentó en la gala de moda del Met sin corbata ni sombrero, probablemente jamás lo aprobaré. En cambio, sí sólo hubiera llevado chanclas!!», terció la, en principio, señora de la moda.

Subir arriba

Este sitio utiliza cookies para prestar sus servicios y analizar su tráfico. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.

MÁS INFORMACIÓN.

ACEPTAR
Aviso de cookies